El sol poderoso y la salud natural

I.
El Sol es uno de los recursos extraterrestres abundantes y permanente, que no puede ser contaminado, ni privatizado, ni debilitado y es imprescindible para el bienestar, la salud y la vida de todos los reinos naturales.

Es una fuente de luz, calor, energía (vitalidad y vigor).

No es casual que el Sol siempre haya tenido un lugar especial en la Cosmovisión de las grandes civilizaciones. Un ejemplo válido de estudiar, entre varios de Nuestra América, es el legado que el Tahuantinsuyo (mal llamado Imperio Inca) dejó en los territorios y pueblos de Perú, Argentina, Bolivia, Uruguay y sur de Colombia, donde Inti que era el Dios del Sol, tenia influencia en todo (templos, sabios en los poderes del Sol, celebraciones en su honor y centros de investigación del sistema solar). Es un legado aún vivo en los monumentos arquitectónicos, los chamanes y en “El Sol” que es  la moneda-espíritu de la economía Peruana.

En la era de la Naturalidad (postpandemia) nos toca difundir y aprovechar los beneficios de la energía solar sobre la humanidad, ya que la sociedad capitalista solo ha hablado de efectos perjudiciales para la salud, infundiendo temor y pánico al Sol, a fin de mantener una humanidad débil, enferma y cada día mas vulnerable ante virus y bacterias.

II.

Para efectos de mantener y recuperar nuestra salud con ayuda del Astro Rey, es importante saber algo de la energía que nos envía como luz, calor y vigor.

Los rayos solares están compuestos por varios tipos de rayos que transportan energía electromagnética. Son de diferentes grados luminosos, caloríficos y vigorizantes: a) los infrarrojos, no luminosos y altamente caloríficos y b) los ultravioletas que son luminosos y fríos. Ambos grupos son beneficiosos para la salud, siempre que la exposición al Sol sea consciente.

La energía solar se absorbe por la piel.
La “no exposición” a los rayos solares por largos periodos, enferma y mata a todos los seres vivos. Lo cual está comprobado con los Métodos de tortura que se utilizan en las cárceles de gobiernos capitalistas para rendir, enloquecer y eliminar a sus adversarios políticos. De allí nuestra orientación a exponerse al Sol durante los días de cuarentena.

El primer beneficio de la energía solar es ayudar a mantener la salud en sus tres dimensiones conocidas (física, mental y espiritual) porque:
a) controla el ritmo circadiano para el descanso, la auto-reparación y la desintoxicación de rutina.
b) transforma las provitaminas en vitaminas necesarias para el cuerpo: i) los carotenos vegetales son en Vitamina A, indispensable para mantener al cuerpo libre de infecciones. Su deficiencia se refleja en enfermedades de la piel, trastornos visuales, disminución de la apetencia sexual en los hombres, enfermedades en vías respiratorias y mucosa bucal. De hecho, durante el verano es mas difícil padecer de gripes y resfriados; ii) garantizan la asimilación de la vitamina D, que es necesaria para la asimilación del calcio y el fósforo en el sistema oseo. 15 minutos son suficientes para generar la vitamina D requerida en un día. Entonces, tiene efectos para prevenir la osteoporosis.
c) activan la circulación sanguínea mediante la vasodilatación y por tal, mejora la nutrición celular y la eliminación de toxinas.
d) aumentan la producción de glóbulos rojos.
e) combaten la depresión y el decaimiento psicológico.

El segundo beneficio es terapéutico:
a) Los rayos ultravioletas tienen propiedades germicidas y sirven para combatir: infecciones ante la presencia de virus, bacterias y hongos; enfermedades de la piel; dolencias y elevar las defensas naturales.
b)Se usa como agente de sudoración a fin de activar la función eliminatoria.
c) Estimula el apetito.

III.
Para aprovechar todos los beneficios del Sol en nuestro cuerpo, lo recomendable es:
a) Guiarse por las orientaciones de la Helioterapía.
b) Desarrollar un Plan de Formación en Helioterapia Comunitaria a través de la Universidad Bolivariana de las Comunas.
c) Elaborar un Manual para el consumo de la energía solar para  fines terapéuticos de los Hogares de la Patria.
d) Constituir un Comité de Helioterapia en cada Consejo Comunal.
e) Incluir la Helioterapia en los Planes de Formación Inicial, Primaria, Bachillerato, Pregrado y Postgrado.
f) Publicar folletos y libros sobre los beneficios de los rayos solares.


aadarfio@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1371 veces.



Alexis Adarfio Marín


Visite el perfil de Alexis Adarfio Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alexis Adarfio Marín

Alexis Adarfio Marín

Más artículos de este autor