Diosdado, Maduro y las mafias de SIDOR

Presidente Maduro no le siga los pasos a Diosdado, Ud. es el líder de este proceso por dos razones fundamentales, la primera porque el mismo Chávez lo designó su sucesor y la segunda, quizás la más importante para nosotros, porque ha demostrado al chavismo que efectivamente tiene las cualidades que se requieren para liderizar la Revolución que Chávez nos legó.

Decimos que Ud. no debe seguirle los pasos a Diosdado porque este camarada en distintas circunstancias, después de la ausencia del Comandante, se ha mostrado enceguecido por la soberbia y viendo deslealtad y traición en cualquier crítica y cuestionamiento al gobierno y a los dirigentes. El último desatino del Diputado es el del caso SIDOR.

Denunciar las mafias que actualmente hay en SIDOR, como las responsables de lo que ocurre con esta empresa, es una ligereza, por decir lo menos. Como lo han señalado varios conocedores del asunto, muchas de estas mafias nacieron y se criaron al amparo del propio gobierno y nunca antes se implementaron políticas estatales para evitar las organizaciones sindicales mafiosas que ahora se denuncian como únicas responsables del desastre que hay en SIDOR. No negamos la existencia de estas mafias, ni la cuota de responsabilidad que tienen en la situación, pero señalar exclusivamente a mafias sindicales es soslayar el fondo de la cuestión. Hemos dicho Presidente Maduro que el tema de SIDOR debe ser tratado de manera responsable y haciendo las críticas y autocríticas que correspondan.

El propio Presidente Chávez asumió al tema de los trabajadores en Guayana y si la memoria no nos falla personalmente atendió el asunto, encarando los riesgos que esto supuso en su momento, avanzando en la coyuntura; la realidad quizás le impidió seguir avanzando en el tema, dejando posteriormente la cuestión en manos de la burocracia, con los resultados que todos conocemos ahora.

No podemos olvidar que desde el Gobierno se designaron gerentes y equipos gerenciales responsables de SIDOR, quienes sistemáticamente fracasaron como lo demuestran los hechos, muchos de estos burócratas se hicieron de la vista gorda y en no pocos casos se aliaron a las mafias que ahora Diosdado denuncia.

Presidente Maduro el caso de SIDOR es una demostración palpable del fracaso del modelo productivo socialista que después de 15 años aún parece estamos lejos de construir, culpar a los trabajadores de este fracaso, más allá de la responsabilidad que sí tienen organizaciones sindicales mafiosas en el asunto, es sencillamente lavarse las manos como Poncio Pilatos.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1880 veces.



Carlos Luna Arvelo


Visite el perfil de Carlos Luna Arvelo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: