Su gestión es rechazada por el 90% de los peruanos

El Papagayo político de Alejandro Toledo sigue enredándosele con protestas callejeras en Perú

Toledo dice no permitirá caos en Perú sacudido de protestas

LIMA (Reuters) - El impopular presidente peruano, Alejandro Toledo, dijo el lunes que no permitirá el desorden en el país, sacudido por protestas casi a diario por demandas de mejoras sociales y el rechazo a algunas autoridades locales.

Las protestas --las más violentas están en Puno, en el sudeste de Perú, y en Tingo María, en el centro del país-- han empujado al gobierno a evaluar decretar zonas de emergencia y darle poder a los militares para resguardar el orden en las calles.

"Van a tener noticias del presidente pronto. pero lo que les puedo decir es que orden y disciplina son elementos claves de una democracia," dijo Toledo a los periodistas.

"No vamos a permitir el desorden o el caos," agregó en tono enérgico, después de asistir a la ceremonia por el aniversario de la Comunidad Andina de Naciones, con sede en Lima.

Perú registra protestas desde hace un mes por demandas sociales y contra el gobierno de Toledo, cuya gestión es desaprobada por el 91 por ciento de los peruanos porque no sienten que cumple con sus promesas de reducir la pobreza y crear más empleos y por las acusaciones de corrupción en su gobierno.

Además, un 56 por ciento de los peruanos exige ahora su renuncia para salir de la crisis política, según una encuesta.

Toledo, quien asumió al gobierno en julio del 2001 para un período de cinco años, dijo que el domingo la policía y las fuerzas armadas actuaron juntos para desbloquear una carretera que une la ciudad selvática de Tingo María con las zonas aledañas.

En Tingo María, miles de campesinos protestan contra un plan del gobierno --apoyado por Estados Unidos-- para erradicar el cultivo de hoja de coca, base para producir cocaína, de la cual Perú es el segundo mayor productor en el mundo.

OPOSICION AL ACECHO

Otros miles de cocaleros se encuentran en Lima y realizan esporádicas marchas en las calles, reclamando que se cumpla la promesa que Toledo les hizo el año pasado de darles mercados y cultivos alternativos a la hoja de coca.

En Puno, en la localidad de Ilave --en la frontera con Bolivia--, miles de campesinos protestan contra las nuevas autoridades que reemplazaron a su anterior alcalde, linchado y asesinado por los pobladores tras ser acusado de corrupción.

El domingo, un violento enfrentamiento con la policía, en su intento por despejar un puente que une a Perú y Bolivia, dejó decenas de heridos y detenidos, según el ministro de Interior.

Mientras tanto, la oposición ha lanzado fuertes críticas contra el gobierno y algunos han comenzado a reclamar la renuncia de Toledo o cambio del actual gabinete.

El ex presidente Alan García, líder del mayor partido opositor en el Congreso y considerado un futuro candidato presidencial, afirmó que Toledo "firmaría su sentencia" si no conforma un nuevo gabinete con ministros independientes.

García, el ex presidente Valentín Paniagua y la líder del segundo partido opositor, Lourdes Flores, se reunieron con Toledo el fin de semana y pidieron cambios en su gabinete.

"Yo escucho a todos, intercambiamos las ideas, (pero) el que gobierna soy yo," afirmó tajantemente Toledo.

Las protestas contrastan con el buen desempeño económico del país, que creció 4,0 por ciento en el 2003 y prevé otra cifra similar en el 2004, una de las tasas más altas de Latinoamérica.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3290 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/n16822.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO