A Dios le pido…

La Paz de Juanes

No pretendo ser aguafiestas, ni mucho menos cuestionar las intenciones
de Juanes, pero es que estadísticamente no ha transcurrido el tiempo
suficiente como para que aparezca otro Gandhi. Todavía no sé, a qué
paz se refiere el compatriota cantautor, ni a quiénes se la está
pidiendo… ni para quiénes la quiere. Cuando cantó junto con sus
colegas en la frontera colombo-venezolana no se refirió ni a las
víctimas, ni a los victimarios. En ese momento había un fuerte
conflicto diplomático entre Venezuela, Colombia y Ecuador, porque el
ejército neogranadino violó flagrantemente la soberanía de un país
vecino. Entonces ¿a quién le estaba pidiendo Juanes la Paz?, ¿a
Correa, a Chávez, o a Uribe? Me imagino que él me respondería: a los
tres. ¡Claro! La respuesta más elemental. Pero es que la vaina no es
tan equilibrada hermano… porque, ni Venezuela, ni Ecuador han violado
la soberanía de nadie. Es tú presidente quien insiste en meternos a
los gringos aquí. Por si no lo sabías, los bombarderos que ingresaron
irregularmente a territorio ecuatoriano en aquella ocasión, salieron
de una base militar norteamericana y en estos momentos se están
instalando en nuestra Colombia siete bases gringas más. O es que no te
habéis dado cuenta hombre. Vos creéis que se puede vivir en paz con
esa amenaza latente. Perdoname pero aquel espectáculo de Cúcuta no fue
más que circo sin pan… o paz y circo.

Es muy bonito hacer un concierto con la bandera blanca para ganar la
atención de los medios del mundo, a los que les encanta ese tipo de
paz: la de los sumisos; los humillados; los desplazados; los
torturados de Guantánamo; los masacrados por los paramilitares
uribistas; los que no levantan la voz por falta de aliento. Todos
calladitos… en santa paz. ¿Por qué no redactáis un documento que
defina tu propuesta de paz, para que lo firmen los músicos que
participen en el concierto cubano y lo insertan como presentación del
video y el CD que de seguro va a estar listo en el mercado -blanco o
negro- al día siguiente, a ver si así sabemos cuál es tu concepto de
la paz? Quedaríamos claros los que creemos en la paz de Cuba y los que
creen en la paz de Miami. Te aseguro que se acabaría la paz en esa
tarima. Porque también te puedo asegurar que la paz que vos profesáis,
junto con Miguel Bosé y Olga Tañón, no es la misma que profesa Silvio,
Danny Rivera o Amaury Pérez. El problema de tu paz, en la Habana, va a
ser que el público cubano no le va a permitir a Bosé hablar
pendejadas. Preguntale a Silvio, en cuántos Conciertos de Solidaridad
ha cantado hasta ahora, sin que los medios hayan hecho tanta alharaca.
O a Danny Rivera, cuántas veces lo hizo -frontalmente y sin eufemismo-
para que la Marina Norteamericana saliera de Vieques.

Digo en el principio de este texto que no pretendo cuestionar las
intenciones de Juanes, porque de verdad creo que pudieran ser buenas,
pero me parece que se está quedando en la superficie, intentando
forzar la mezcla del agua y el aceite. Sé de la admiración que siente
por la trova cubana, porque hace años le preguntaron: qué pediría si
se quedara solo en una isla… y él respondió: “una guitarra y el disco
Mujeres de Silvio Rodríguez”. Ahora no sé, si también sentirá
admiración por la Revolución Cubana, porque Silvio no es más que Fidel
y el Ché, hechos canción. Si es así, te digo hermano que es muy
peligroso querer a Cuba y vivir en Miami. A menos que a vos te haya
pasado como a mi amigo Mario Pérez, que estuvo tocando y cantando las
canciones de Silvio por diez años, hasta que se dio cuenta de que éste
era comunista. Agradezco la valentía de enfrentarte a la gusanera de
Miami y no desistir como lo hicieron otros, pero la Paz no es un
sombrero que se quita y se pone fácilmente, sino una corona de
espinas. Si no lo entendéis así, seguí ganándote los premios, grabá un
video como “We are the world” y ponéis a tus amigos a levantar las
manos para que todos te quieran y te forréis de dinero.

¿Cómo es eso de que tu concierto en La Habana “es un gesto humanitario
para fomentar la esperanza y el sueño”? ¿O sea que vos vais a Cuba,
como Angelina Jolie va a África rodeada de cámaras a adoptar
“negritos” y a dárselas de Madre Teresa de Calcuta? Por qué no hace lo
mismo sin el Show mediático. ¡Coño es que el Premio Nobel de la Paz se
ha prostituido tanto, que deberían entregarlo en la Gala de los Oscar
o del Grammy! Mire hermano, gesto humanitario es el que los médicos
cubanos han desplegado por todo el mundo sin el lobby de la prensa
internacional, desde hace medio siglo… y también de gratis por cierto.
Ese “gesto humanitario” deberías tenerlo con Colombia, donde
lamentablemente si vais a encontrar, miseria, crueldad, represión,
desplazados… huérfanos como arroz. Y donde, según un reciente informe
de la ONU, crece la pobreza más rápido que en el África Subsahariana
(zona del mundo con mayor hambruna). Eso sí, “fíjate bien donde pisas,
fíjate cuando caminas, no vaya a ser que una mina, te desbarate los
pies”. En Cuba, no vais a encontrar esos lastimosos cuadros… que
inspirarían un gesto de humanidad a cualquiera, ni la desigualdad de
clases sociales que se exhibe en el resto del mundo como una
competencia del más apto. El único gesto de humanidad que Cuba
necesita es el levantamiento del bloqueo gringo. Hacia allá debería
apuntar tu buena voluntad. La esperanza y el sueño cubano, bajaron de
la Sierra Maestra el Primero de Enero de 1959. Por cierto, una década
después de que a la Esperanza y al Sueño Colombiano los mataran de un
balazo.

Otra cosa risible es que vos digáis en España que vais a cantar en
Cuba porque “El arte debe ser un arma poderosa de paz”. ¡Ay, Juanes…
que inocencia tan bacana hermano! Te aclaro que Cuba está reconocida
como una de las mecas musicales del mundo. O sea, que allá lo que vais
a conseguir es un Arsenal de Paz en cada esquina. Deberías coger tu
arma poderosa y montarla frente al Pentágono… o allá mismo en Miami,
donde vive plácidamente Luis Posada Carriles. Si no sabéis quién es,
preguntale a los cubanos. Decile también a Olga Tañón, quien dijo que
“ese concierto es una muestra de que en Cuba se pueden hacer cosas
maravillosas”, que si… que en Cuba se han hecho cosas maravillosas
como elevar la esperanza de vida al nivel más alto de América Latina
(según la OMS); como ser el primer país del continente declarado libre
de analfabetismo por la Unesco… y además hacer lo mismo con Venezuela,
Bolivia, Ecuador y los que vendrán, entre muchas otras cosas
maravillosas.

¿Por qué no definís tu paz, de una vez por todas y allá en La Habana,
Capital Mundial de la Dignidad, levantáis tu vos contra la injusticia?
Porque aunque te suene trillada la frase “No puede haber paz sin
justicia”. Hacele de verdad un favor al mundo y pedile al gobierno de
Obama que reivindique a Martin Luther King y a Malcolm X, levantando
definitivamente el maldito bloqueo a Cuba. Yo sé que eso no garantiza
que te vayan a hacer caso, pero es que al gobierno yanqui ya lo
conocemos, ahora queremos saber quién es verdaderamente Juanes. ¿Que
tu canto no es político? “Que mi pueblo no derrame tanta sangre y que
se levante mi gente… a Dios le pido”. Eso es lo que está pasando en
América Latina Juanes: el pueblo se está levantando. Sé que, ni vos
vais a pedir eso, ni te pararían bolas si lo hicieras, porque Obama le
teme tanto a la CIA como vos a los Estefan. ¡Pero bueno! El concierto
no me lo pierdo… así sea viéndolo por televisión.

www.lataguara-darvin.blogspot.com


maracaibosolidaria.blogspot.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2754 veces.



Darvin Romero Montiel


Visite el perfil de Darvin Romero Montiel para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: