Y el pueblo sigue mandando

Ocho derrotas y aún no se ubican


Definitivamente, este pueblo ha demostrado que no existe una teoría calificada para definir su comportamiento; menos aún, si proviene de algunos connotados estudiosos en la materia. Si algo puede reconocerse en la era post Chávez, es el rompimiento de paradigmas que encasillaban al pueblo para usufructo de una clase política que estuvo enquistada en el poder por más de cuarenta años. Afortunadamente, Hugo Chávez Frías es el culpable de esta actitud combativa que ha venido creciendo en el pueblo, para desgracia de un sector minoritario que posee aún el poder económico.

El digno “perraje” que hoy ocupa la calle tiene confundidos a los hacedores de imágenes políticas. Y no es para menos; ocho procesos políticos de suma importancia han dado al traste con todas esas fórmulas mediáticas, jingles pegajosos que automatizaban al individuo cada cinco años y una brutal manipulación comunicacional, todo esto elaborado en laboratorios dedicados especialmente a estudiar el comportamiento de las clases populares. ¿Qué pasó y cuándo se concretó el divorcio entre la clase política corrupta y el sentimiento popular? Esta es una pregunta que, de no ser por el creciente y aberrante egocentrismo de los dirigentes que hoy son aventureros golpistas, debería frenarlos y ocuparlos en resolver sus actuaciones fascistas.

El pueblo, a punta de coñazos certeros, les ha dado una octava lección determinante y aplastante que no puede pasarse por alto. Sin embargo, embarcados en un plan conspirador y poniendo en marcha otro golpe de estado, arruinan la posibilidad de reconciliarse con la masa popular, obviamente no va a suceder, si asumieran con valentía la derrota que sufrieron en el proceso de recolección de firmas que culminó el día de ayer. Una vez más demuestran el desprecio que siempre le han tenido a las clases populares.

Los escenarios que se vislumbran ahora, no dejan de ser patéticos. Con la ayuda de sus protectores, las jineteras de los medios, van a elaborar una campaña de desinformación grosera en cuanto al número de firmas recolectadas, lanzaron con desparpajo la ridícula suma de cuatro millones como si el pueblo fuera pendejo, y van a deslegitimar al árbitro acusándolo de estar parcializado, cuando se anuncie el número real de firmas recolectadas; amén del sin número de actos fraudulentos que saldrán a la luz luego de su verificación. En fin, otra vez el recalentamiento de las calles y algunos muertos que justifiquen actos de vandalismo para reeditar el golpe de Abril.

El oligarca cree, y la actuación de nuestro pobre Tribunal Supremo de Justicia lo ha justificado con creces, que la impunidad es un método inherente a su comportamiento. Por lo tanto, todo proceso normal, constitucional y normado por las instituciones, no los obliga a acatarlo o creen ellos que están por encima de cualquier institución. Un ejemplo de esto, lo pude observar en una entrevista que le fue realizada a Enrique Salas Romer, por parte de los babosos matutinos de Globovision, Yusti y Masó. En un ínterin de la entrevista, Yusti coloca en frente del entrevistado una pregunta escrita que hizo algún televidente y se nota que este pendejo, fablistán mercenario de la comunicación, trata de ocultarla para que el público no se entere; acaso pidiendo la aprobación del fascista Salas Romer. Se nota la incomodidad de este último y Yusti no tiene más remedio que hacerla en voz alta, pues se hace evidente que la pregunta que contenía ese papelito es comprometedora. “¿Por qué el señor Salas Romer, utiliza el helicóptero de la gobernación del Estado Carabobo si no es gobernador?” – Más o menos rezaba la pregunta. De manera prepotente, el vejete fascista respondió: “¿Y por que no? Yo soy un alto comisionado de salud de la gobernación… Además ¿Por qué no puedo usarlo?” – Algo así como si Carabobo fuera su hacienda y él su propietario.

Recientemente en RCTV, acusaban a empleados de PDVSA estar tomando “colitas” en aeronaves de la empresa, aunque no se mostraron pruebas concretas de supuestos viajes de familiares en esos vuelos. Pero, Salas Romer, no solo se da el tupé de no negar la utilización del helicóptero que es de la Gobernación presidida por su hijo; si no que, encima, da por sentado que tiene el derecho “divino” de hacerlo. Y así pasa. Ellos no entienden de restricciones y les importa un carajo si hay normas que puedan limitar su sacra voluntad. No obstante, retomando ese divorcio que los ha descalificado ante el pueblo, sí existen normas que puedan limitar sus actos fascistas. Sí existen leyes que puedan enjuiciarlos y llevarlos a prisión por desconocer a ese soberano que hoy se convierte en el primer protagonista de esta revolución. Y esto se ha venido demostrando en su primera fase. Ocho derrotas consecutivas, una más que de nuevo van a ignorar y el camino expedito del pueblo para tomar revancha y poner en su lugar a quienes creen poder engañarlo.

Definitivamente, el pueblo venezolano merece un estudio más humano y menos comercial.

marioaporrea.org
msilvagayahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3126 veces.



Mario Silva García

Comunicador social. Ex-miembro y caricaturista de Aporrea.org. Revolucionó el periodismo de opinión y denuncia contra la derecha con la publicación de su columna "La Hojilla" en Aporrea a partir de 2004, para luego llevarla a mayores audiencias y con nuevo empuje, a través de VTV con "La Hojilla en TV".

 mariosilvagarcia1959@gmail.com      @LaHojillaenTV

Visite el perfil de Mario Silva García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Mario Silva García

Mario Silva García

Más artículos de este autor


Notas relacionadas