¿Negocio o Realidad?

Notas estructuradas

El lanzamiento al mercado financiero venezolano de las notas estructuradas ha traído una lucha y duras críticas entre ejecutivos de la banca. Hay quienes manifiestan que hay un nutrido grupo de banqueros que andan realizando una campaña en contra de las notas estructuradas porque han tenido que adquirir divisas en el mercado paralelo y a través de los bonos anteriores; otro grupo apoya las medidas porque están viendo grandes beneficios.

Para entender esta situación veamos lo que es una nota estructurada: es una combinación de bonos de la deuda pública de Argentina, Ecuador y Venezuela, que fueron adquiridos por el Fonden; las cuales fueron colocadas a través de la bolsa de valores, o directamente a algunas entidades financieras. Quienes adquieren estas notas con bolívares al tipo de cambio oficial más una prima. Cabe destacar que dichas notas no están disponibles para el público, solamente son accesibles para las instituciones financieras.

Ahora bien de acuerdo a lo que podemos observar la intención es luchar contra la especulación y disminuir el valor de la divisa en el mercado paralelo. También se ha notado la absorción continua de liquidez desde su implementación, lo que provoca adicionalmente una disminución en la tasa de inflación.

Si existe un buen control, sobre estas operaciones y la aplicación de esos recursos, consideramos muy positiva la medida, pero si esto no sucede estaríamos en presencia de una ola especulativa por cuanto algunos bancos y operadores podrán comprar las notas y luego negociarlas en el mercado internacional, con lo cual se cambian las notas por dólares en efectivo, el cual llevaría al mercado paralelo de divisas, obteniendo jugosas ganancias, vendiéndolos entre 3,6 y 4,0 dólares aproximadamente. Por supuesto desde este punto de vista se verían afectados los que adquirieron divisas a cinco o seis bolívares por dólar los meses anteriores.

Pareciera a simple vista un negocio redondo para los que participen en estas operaciones, pero el gobierno debería estar atento y hacerle un seguimiento a todas las instituciones que adquieran esa notas estructuradas, o será peor el remedio que la enfermedad.

Mantengo mi posición desde hace más de una año, entendiendo que lo más sano sería una devaluación directa de la moneda a partir del 2009, por aquello de que el presente año es electoral y sabemos que ésta es una medida antipopular porque afecta directamente la inflación.

reinaldosilva119@hotmail.com.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 9789 veces.



Reinaldo Silva


Visite el perfil de Reinaldo Silva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Reinaldo Silva

Reinaldo Silva

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a55230.htmlCd0NV CAC = Y co = US