Preguntas de un anónimo frente al televisor

¿Es Aznar un fascista?

Sí. Aznar es un fascista pero no porque lo diga Chávez. Aznar es un fascista por su forma de entender la “democracia”; que no es otra que la de un sistema que a través del voto lo legitima a él para poseer impunidad, mentir, desestabilizar y derrocar Gobiernos democráticos y legítimos extranjeros (como el venezolano) o en complicidad con su amo, los Estados Unidos, (el afgano o el iraquí). Atacar, masacrar, asesinar a pueblos indefensos con justificaciones mentirosas.

Aznar entiende la legitimidad democrática del voto como la de instrumentalizar los medios de comunicación divulgando bulos, mentiras e infamias sobre gobiernos que no son de su agrado y loas y mentiras sobre los que son de su agrado (asegurar la existencia de armas de destrucción masiva en Irak para apoyar a los Estados Unidos y sustentar y justificar guerras, es decir masacres, preventivas).

Aznar es un fascista porque no reconoce el imperio de la Ley que es un reconocimiento imprescindible para llamarse demócrata en cualquier sociedad democrática. Negó la legitimidad del Tribunal que condenó a los autores del atentando de Madrid (el mayor en la historia de Europa) al negar que los condenados fueran los verdaderos autores y dejar entrever que el tribunal sabe que fueron otros los autores.

Aznar es un fascista al engañar al pueblo español durantes todos estos años sobre temas tan importantes como la agresión a Irak o la autoría de los atentados del 11 de marzo.

Aznar es un fascista por apoyar económica, moral y políticamente el golpe de Estado de Venezuela de 2002 y no dar explicaciones de ese apoyo en el Parlamento español que en su momento, a través de Izquierda Unida, le pidió explicaciones del trato que recibió Pedro Carmona Estanga en Madrid antes del golpe, trató que incluyó la confección de la Banda Presidencial en Madrid que se autocolocó aquel infame 11 de abril de 2002 en Caracas.

Aznar es un fascista por desoír la voluntad popular del pueblo español de no querer participar en la agresión al inocente pueblo iraquí que aún hoy sufre las consecuencias de la invasión-agresión estadounidense-británica-española.

Aznar es un fascista por instrumentalizar organismos públicos como “Televisión Española” o la agencia estatal de noticias española “Efe” para justificar guerras personales o para crear estados de opinión basados en el engaño y en la mentira.

¿Puede Chávez llamar públicamente fascista a Aznar?

Sí puede. Desde el momento en que Aznar se entrometió en Venezuela apoyando un Gobierno títere que representaba a una minoría de venezolanos y no a la mayoría que libre y democráticamente habían elegido al Gobierno de Hugo Chávez?

Aznar, conferenciante a sueldo de empresas (grupos de interés) transnacionales, entre ellas “lavanderías” de capital en paraísos fiscales, no se cansa de agredir verbalmente a Chávez cada vez que puede, insultando de esa forma no sólo a Chávez, sino al pueblo venezolano que libremente lo eligió.

¿Puede Chávez financiar y amparar un Golpe de Estado en el Estado español y no ser llamado fascista?

No puede. Las palabras de Chávez contra Aznar son respuesta a varios años de agresiones verbales por parte de Aznar y el Partido Popular y en su momento el Gobierno del Estado español que ambos representaban. Agresiones verbales que pasaron a físicas con el Golpe de Estado de 2002; Golpe respaldado públicamente por los Estados Unidos y por el Estado español, cuando ambos fueron los únicos que presentaron a sus embajadores (el español Viturro de la Torre) al breve dictador Pedro Carmona Estanga en el Palacio de Gobierno de Miraflores.

Esa obediencia del embajador español Viturro de la Torre a las ordenes de Aznar, el Partido Popular y el Gobierno del Estado español que representaban se vio acompañada de la negativa del embajador español en Caracas de dar asilo a funcionarios del Gobierno de Chávez que temían por sus vidas excusándose en que la política de asilo era propio de representaciones diplomáticas latinoamericanas y no europeas. Hacer la salvedad que la representación diplomática francesa en Venezuela sí acepto asilados contradiciendo las excusas del embajador del Estado español.

¿Puede Zapatero pedir respeto para Aznar por parte de Chávez?

Zapatero exigió respeto para Aznar por parte de Chávez argumentando que Aznar era un presidente democrático elegido por el pueblo español legítimamente. Sin embargo ese mismo respeto que exige Zapatero a Chávez no lo tuvo, ni lo tiene, Aznar con Chávez o con el pueblo venezolano que lo eligió. Así no existe una reciprocidad por la cual deba sentirse obligado el presidente venezolano que nunca trató públicamente de incentivar o promover un golpe de Estado contra Aznar (porque no le gustaba o no tenía la mayoría de la sociedad española a su favor) o de dar conferencias a sueldo, por el mundo adelante, denostándolo.

¿Puede el rey español Juan Carlos mandar a callar al presidente venezolano Hugo Chávez?

Ni puede ni debe basándonos en la respuesta de Zapatero sobre la legitimidad de los gobernantes elegidos democráticamente. El rey Juan Carlos Borbón no fue elegido por el pueblo español electoralmente y su legitimidad se basa en una Constitución heredera de instituciones franquistas (fascistas) que fue rechazada bien negativamente o bien por la abstención por la mayor parte de los españoles.

El rey Juan Carlos no tiene ningún derecho porque no posee obligaciones inherentes al cargo que desempeña. Con dinero público (del Estado) y sin ninguna fiscalidad del Parlamento (único órgano en el que reside la soberanía del pueblo español) gasta y despilfarra un dinero que no es suyo y del cual no rinde cuentas a nadie.

Su elección (a dedo por el fallecido Franco y la Ley de Sucesión al Régimen) se ve perpetuada en hijos, nietos, sobrinos y yernos en un conglomerado de lujos que nadie sabe a ciencia cierta cuánto cuestan a las arcas públicas y que ellos se niegan a mostrar o justificar.

¿Existen críticas a la familia real en el Estado español?

Sí, y además de parte de uno de los parlamentarios más competentes del Congreso español y hoy del Senado. El senador nacido en Venezuela (Cumaná), Iñaki Anasagasti, es uno de los más valientes defensores dela democratización de un Estado como el español en el que el rey y su familia están al margen del ley que obliga a todos los ciudadanos.

¿Está el presidente venezolano al margen de la ley?

No. Es elegido democráticamente y sus hijos y nietos, sobrinos no reciben ningún cargo por herencia.

¿Son lícitas las críticas latinoamericanas a las empresas españolas?

Sí. Es un truco recurrente por parte de los españoles (el ex director de Radio Televisión Española, Alfredo Urdaci lo utilizaba como excusa el sábado 10 de noviembre de 2007) decir que las empresas españolas están y estuvieron en Latinoamérica en “los momentos diciles”. Pero los “momentos difíciles” son para Latinoamérica y los latinoamericanos porque las empresas españoles (de segunda y tercera categoría dentro de Europa) van a Latinoamérica a llevarse y no a traer riqueza ni inversiones. La lista y las consecuencias de un capitalismo residual y carroñero como el español está a las vista de todos. Ganancias extraordinarias e inversión nula. La lista sería interminable. Desde las conserveras gallegas en Centromérica, Argentina y Venezuela; los megabancos, “Iberia” liquidando “Aerolíneas Argentinas” y “Viasa”, FENOSA, Telefónica... en Latinoamérica la gente de la calle no los quiere y por algo será.

Para terminar un dato de lo que significa para las empresas españolas, en este caso la Banca, Latinoamérica:

En conjunto, las filiales del BBVA en Latinoamérica le reportaron al banco (propietario del Banco Provincial en Venezuela) un beneficio en 2006 de 1.820 millones de euros, un 52,3 por ciento más que en 2004 La mayor fuente de ingresos del grupo en el continante fue México, con un beneficio de 1.350 millones de euros que representan el 74,17 por ciento del total del área y un 56,7 por ciento más que el año anterior. Sólo con Bancomer, la principal filial mexicana, el BBVA ganó casi un tercio del beneficio total del grupo.

El Banco Santander aumentó el beneficio en Latinoamérica en 2006 un 29% y se situó en 2.287 millones de euros. Así que los momentos difíciles de los que hacen gala los españoles deben ser atribuídos a lo complicado que es contar tanto billete sin hacer nada.


xurxomartinez@cantv.net

(*)Responsable de la Oficina de Migración de la Confederación Intersindical Galega CIG www.galizacig.com en A Coruña (Galiza) y responsable de la edición de Vieiros-Venezuela www.vieiros.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 7067 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a44381.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO