Entre aguas bicentenarias: La República y la independencia

La "Gran Colombia" nace legítimamente hace 200 años, como proyecto político, es el más importante del Libertador Simón Bolívar. La concepción, naturaleza y materialización de semejante empresa, forma parte de un conjunto de esfuerzos humanos, sociales, militares, políticos y económicos, demuestra con ello la preparación y la capacidad de los actores que participan en dicho proceso histórico. Su consecución no indica que camino a dicha realidad no se hayan producido una serie de errores y tropiezos necesarios, además de una multiplicidad de situaciones que obraron a favor y en contra entre quienes encabezan la lucha independentista desde las ideas hasta el campo de batalla.

No solo sirven estas celebraciones para mostrar al pueblo que la Batalla de Carabobo es un simple acontecimiento brillante de la independencia venezolana. Es también la oportunidad para mostrar en que una vez ya conformada en República, estamos conmemorando su partida de nacimiento, la estructuración de una nación que en ese momento paso a ser parte de una unión territorial; legítima y administrativa eso representa cambios para el sistema que ya estaba funcionando a partir de la creación de la Ley Fundamental de Colombia en 1819.

La Venezuela que conocemos hoy; es una versión totalmente distinta a la que se conformó cuando conseguimos la independencia. Son momentos completamente distintos, objetivos distintos se habían cumplido pero sobre todo se cumplirán a través del tiempo. Son momentos en que se pronuncia la institucionalidad historiográfica. Las políticas de memoria que se presenten al bicentenario deben llegar al ciudadano, debe interesarse por lo que significa llegar doscientos años después de la victoria lograda por El Ejército Libertador y reconocida por el pueblo venezolano. Nuestros ciudadanos tienen derecho a una historia viva y despolitizada, generándole interés en el medio de esta momento complicado que vive la humanidad ¿Cuál? ha sido el recorrido de nuestra nación desde aquel histórico acontecimiento.

De igual manera posterior a la lucha armada se sentaron las bases jurídicas y legítimas del nuevo Estado Colombiano, era una disputa política de igual manera ya que en el año de 1811 se había redactado una constitución de corte Federalista y a la que bolívar se refirió en el manifiesto de Cartagena como una de las causas en el derrumbamiento del primer modelo de gobierno propuesto para el pueblo libre de Venezuela. El plan de la Gran Colombia comprendía en un primer momento sentar el conjunto de leyes que regirán en el nuevo territorio. Son las consecuencias directas de Boyacá y Carabobo. El triunfo Militar estará seguido por actos civiles donde ambos estamentos el de las armas y el de las leyes confluyen.

A nivel estratégico constituye un acto de integración territorial, administrativo, social y cultural único en su momento, y le daba cierta posición en el mapa de las potencias surgidas a raíz de los procesos de independencia. La breve existencia de este modelo estadal en la historia se observa como una precaria modernidad de nuestra parte; a las injerencias de los actores fuera de nuestras fronteras; y evidentemente, a nuestra infortunada rivalidad de los caudillos militares y civiles durante la independencia, la pugna constante entre diferentes posturas tanto centralistas como federalistas y por ende entre bolivarianos y antibolivarianos entre otros intereses que van deteriorando las bases sobre la que se constituyó. Otra cuestión innegable y en el cual muchos estudiosos del período coinciden en que Bolívar es el actor principal de este emprendimiento y que su papel como estadista y comandante del ejército libertador han encontrado un vínculo perfecto para establecerse y perdurar en el tiempo, desde el año de 1813 es quien encabeza las fuerzas patriotas y entre triunfos y reveses logra reunir los elementos suficientes para ser el Jefe Supremo de la independencia y encabezar la independencia, como señala Miguel Acosta Saignes, "corrió abanderado de la clase en lucha por una totalidad nacional"

Bajo esta misiva el 03 de octubre Simón Bolívar y Francisco De Paula Santander fueron investidos por el Congreso Constituyente como Presidente y Vicepresidente de la Republica De Colombia, Bolívar se cumplía así un episodio histórico, la formalización de un Nuevo y gran Estado americano conformado por 8 grandes departamentos y 24 Provincias, incluyendo la de Quito aún no liberada al momento de la proclamación. De acuerdo a sus planes y sometimiento a la carta magna; comunica Bolívar ante el Congreso: "La constitución de Colombia será junto con la independencia la ara santa, en la cual haré los sacrificios. Por ella marcharé a las extremidades de Colombia a romper las cadenas de los hijos del Ecuador."

El libertador, está consciente de que una nueva república necesita la mano de un administrador con la sapiencia necesaria y que entienda el modelo para superar el marcado estilo colonial que aún permanece sobre los territorios liberados, pero como deja entrever, no se siente con la capacidad para llevar las riendas administrativas de la república , que a su vez son las riendas políticas, y es allí donde nos lleva a una interrogante ¿Porque tanto empeño en los designios políticos en esta fase de su epopeya, como y porque provee Bolívar un proyecto constitucional y un modelo de Estado si finalmente no se siente capaz de materializar en la magistratura lo que su acción con la espada ha logrado?

Plenamente consecuente con sus ideas políticas ha logrado unir este vasto territorio en pro del progreso, pero a la vez es una disyuntiva que le acompaña a diario; o gobierna o sigue combatiendo. Bolívar da un giro inesperado para algunos y muy conocido para otros, optando por jurar la constitución y continuar su marcha libertadora al sur de la Gran Colombia. Sin embargo hay que tomar en cuenta que esa investidura presidencial le proporciona una autoridad adicional lo que le permite influir en el poder legislativo, y en el estamento militar para obtener acompañamiento y la aprobación de los recursos necesarios para efectuar una campaña militar que liberase la región del Quito y posteriormente la del Perú.

Dedicada a Miranda Valeria



Esta nota ha sido leída aproximadamente 355 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter