¡Yo, si soy originario!

Con eso del chavismo originario creo y me considero "Originario" por muchas razones; las enumeraré:

1-Nunca he esperado del chavismo nada material, llegó o no llegó, me ha dado igual, no tengo el chavismo ni por la boca o estómago.

2-Nunca he optado a cargo público, ni desde una gobernación ni a un consejo comunal. No lo necesito; si se da la oportunidad, lo pensaré bastante.

3-Amé a Chávez como líder, maestro y orientador. En 14 años una sola vez estuve tan cerca que le saludé con la mano. No creo sentirme por eso más chavista que cualquiera y menos más que Chávez.

4-Antes del "Por Ahora" de Chávez era un ingenuo de la política, no sabía lo que era la Derecha y la Izquierda, al Comunismo lo miraba con cierta reserva aunque ya sentía rabia contra Acción Democrática.

5-Desde ese "Por Ahora" Chávez se enganchó en mi corazón, no vi en él esperanza de cargo público, dinero, fama, comodidad, privilegios y poder. Lo vi, aunque no lo entendía, como esperanza. Considero que los Chavistas "Originarios" fueron los que nacieron ese día al ser sumidos por ese espíritu Bolivariano, aunque de Bolívar conocíamos lo que nos enseñó la Derecha política en la historia educativa, hasta que Chávez nos lo convirtió en barrio, pueblo y hasta clase media.

6-Como Chavista "Originario" Chávez políticamente me era todo; no me pelaba un Aló Presidente; hasta lo veía dos veces. No había cadena o programa especial que no lo escuchara, con él lloré, reí, tuve indignación cuando nos planteaba la verdad de la explotación adeco copeyana. Con Chávez dejé de abrazar la bandera gringa y a valorizar la mía, a reconocerme venezolano y latinoamericano. Chávez me encendió la pasión revolucionaria, me abrió al socialismo sin miedos. ¡Qué no aprendí de él!

7-Cuando el golpe de Estado viví eso que los evangélicos metaforsean llamando "Día de Parto", caí en cama con un fuerte dolor de cabeza, era como si arrancaron algo dentro de mí cuando lo tumban, pero también volví a la vida cuando regresa.

8-Como Chavista "Originario" bailé, me ilusioné y hasta muchas veces me decepcioné junto al pueblo; les juro jamás vi en mi barrio los Ministros de la época de Chávez, a todos los conocía era a través de la TV y los videos del Golpe de Estado. Ciertamente de tanto que pasaron esos videos que los ex ministros se convirtieron como Iconos de la Revolución, tiene algunas excepciones como Iris Valera, María Cristina Iglesias, Aristóbulo, entre otros tantos fieles hoy, por su constancia, creo que los que pasaron a la calle del medio -tirando a la otra acera- quedarán al olvido aunque lo sigamos viendo en videos del Golpe del 2002.

9-Como Chavista "Originario" agradecí tanto de la revolución, las miles de cosas en todas las áreas que se realizaron en su gestión, los Golpes de Timón, los regaños, las ideas con sus ensayos, qué no he visto en la Revolución y de muchas de esas cosas que llegaron a mi comunidad.

10-También sufrí la enfermedad de Chávez y morí con su muerte, pero también resucité porque nos dio un mandado que es apoyar a Nicolás Maduro, así lo he hecho hasta hoy; sea que Maduro cometa errores o haga sus ensayos, o lo haga de lo mejor, igual puede contar conmigo porque con él he vivido cosas similares a las de Chávez y peores aún.

Con Nicolás nunca había vivido tan de cerca, en los sentimientos, tanta traición, tantos ataques, tantos cuestionamientos; no ha cuajado un proyecto de él muy propio y ya lo están vapuleando. Me dije...si lo están atacando es por algo y no por traidor a la revolución; sino los gringos y la oposición no lo estuvieran atacando tan fieramente, al contrario de aquellos originarios; que hasta se han sentado con esa oposición, ya me había dado cuenta de que fueron envenenados, pero yo, jamás.

Para aquellos que realmente se sientan originarios de Chávez, saben que no miento, que serlo no porque fuiste Ministro, Viceministro, o porque aparecías sentado en reuniones con el Presidente, no debería ser así.

Ser Chavista no es sólo de la cabeza (el cerebro), es del Corazón, es palpitar en él, en sus ideas, su espíritu, sus sueños, eso que nos hace que seamos Chavistas y revolucionarios por siempre, sin traiciones, sin entrega, sin sabotear, sin sembrar la cizaña, sin pescar en río revuelto. ¡Juzgue usted!. Me importa un bledo que me digan ingenuo, o jaleti como a veces me envían por Gmail.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 485 veces.



Julio César Colmenares

Comunicador alternativo.

 juliocesar1221@gmail.com

Visite el perfil de Julio César Colmenares para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Julio César Colmenares

Julio César Colmenares

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a270956.htmlCd0NV CAC = Y co = US