¿Pero?…. ¿Qué quieren ellos?

Primero decían que querían "amnistía", la que siempre confundieron con abolición de los demás poderes, mientras hablaban de "la dictadura". Después que referendo y nunca recogieron las firmas. Luego que elecciones. Ahora dicen que lo que quieren es guerra y golpe de Estado permanente. El Presidente Nicolás Maduro dice diálogo y elecciones sí y ellos dicen, ni diálogo ni elecciones. Pero siempre con una máscara de paz, jugando a la guerra civil y a la intervención militar extranjera. Matan y destruyen y el poder mediático mundial está instantáneamente detrás de ellos para acusar a "los colectivos"…. Es el mismo libreto de siempre. Que viene desde el imperio. Ellos no deciden nada.

En el mismo Estados Unidos ni los presidentes pueden ya cumplir su programa de gobierno. Ni los Presidentes se gobiernan. Los gobierna el aparato militar industrial y a éste, el capitalismo global.

En síntesis, donde hay elecciones y gana el pueblo con la izquierda, entonces se canta fraude, hay que contar los votos con lupas y goteras, como acaba de ocurrir en Ecuador y como ha pasado aquí en casi todos los procesos electorales. Ellos no saben lo que quieren porque los pseudo-líderes son antipatria; muchachos de mandado financiados por el imperio y sus ONG, salvo excepciones, que tampoco terminan de deslindarse de la espiral de violencia y complicidad terrorista. En resumen, la ley es para que la cumplamos los pendejos, mientras las cúpulas políticas, económicas, militares, eclesiásticas y mediáticas, entierran de un plumazo la Constitución y todos los poderes públicos, como lo hicieron con Carmona el 11 de abril y como ha tratado de hacerlo la mayoría dominante de la Asamblea Nacional. Hoy son los mismos actores, de adentro y de afuera. Las mismas caras imperialistas y de la burguesía mantuana, la misma Fedecámaras, las mismas sotanas de la Conferencia Episcopal y la UCAB, la gente del petróleo, el mismo Señor Mendoza Polar y otros monopolios del consumo básico alimentario, el mismo departamento de Estado, con o sin capucha. Las mismas Alcaldías y gobiernos regionales en manos de la oposición. Las mismas oligarquías de países vecinos, tratando de crear odio entre pueblos hermanos para llevarnos a la guerra civil y a la guerra inter-fronteriza.

En Irak el problema era "Hussein" y "las armas químicas", que nunca aparecieron. Pero aparecieron con la invasión norteamericana y europea, como siguen apareciendo hoy con sus terroristas en todo el Medio Oriente. Quitaron a Hussein y allí siguen sobre los cementerios y ruinas que han dejado. En Libia el problema era Gaddafi. En Siria el problema es su actual presidente. Ayer aquí el problema era el Presidente Chávez, ahora es el Presidente Maduro. Se centra en ellos todo el odio como el chivo expiatorio en cada coyuntura.

Todo esto ocurre –casualmente- en aquellos países donde hay petróleo, minerales estratégicos y posiciones geo-estratégicas. Lo cierto de todo es que donde ellos llegan, sólo dejan una estela de ruina y destrucción de esos países, pueblos y culturas, convirtiendo de paso en un gran negocio de las transnacionales el proyecto de la reconstrucción y del endeudamiento con el Fondo Monetario. El hecho real y concreto es que donde ellos llegan sea por el golpe de Estado o por la vía electoral, liquidan de un plumazo todo el orden constitucional y desconocen todos los derechos adquiridos. Así lo hicieron en la Cuarta República, que al pactar con el Fondo Monetario, anularon la misma Constitución del 61, convirtiendo en Constitución Orgánica la Carta de Intención del Fondo Monetario Internacional. Pregunto: Si en la IV República el Pacto de Punto Fijo abolió la propia Constitución del 61 discutida e impuesta por sus cúpulas ¿va a respetar la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela que es la única discutida por el pueblo/pueblo y fruto del poder constituyente? ¿Y no la abolió Carmona con el aval de la OEA y con el apoyo del Departamento de Estado y la complicidad de las oligarquías de España de toda Europa y de países vecinos? ¿De cuál derecho y de cuál Constitución me hablan para aplicar la llamada Carta Democrática de la OEA? ¿De cuál dictadura nos habla el Cardenal fariseo Urosa Sabino que pisoteó la fe del pueblo en El Nazareno? Sus gritos de "libertad" son para ocultar su rechazo a la "igualdad" social, porque sólo defienden los privilegios de la oligarquía y de los imperios occidentales. Cuando el Papa Francisco les habla de igualdad y diálogo, entonces lo llaman "El Papa Rojo"…(¡para tildarlo de comunista!).



Esta nota ha sido leída aproximadamente 748 veces.



Saúl Rivas Rivas


Visite el perfil de Saúl Rivas Rivas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: