¿Cuál es el cambio actual más justo de nuestro bolívar frente al dólar?

El Domingo 7 de Mayo pasado en el prestigioso programa “Dialogo con” de Televen entrevistaron al Econº Francisco Faraco. En dicha entrevista hicieron comentarios sobre el estado actual de nuestra moneda en su cambio frente al dólar estadounidense. Cual no sería mi sorpresa cuando el Econº Faraco se atrevió a señalar que el cambio mas justo para el bolívar está cerca del Bs 3000 por dólar estadounidense, y mas aún, se atrevió a decir que la devaluación favorece a la inflación para reducirla.

Ante tantas mentiras y desinformación tendientes a confundir a los oyentes me veo en la necesidad de refutar esas temerarias afirmaciones y que definitivamente obedecen a la nefasta política antivenezolana de destruir nuestra economía para seguir propiciando devaluaciones de nuestra moneda sin justificación alguna.

Por esta razón tenemos que decirles al Econº Faraco y a otros economistas neoliberales que han aupado las devaluaciones y las salidas de capitales cuando había libre convertividad, que ya el pueblo venezolano aprendió y no se dejará manipular como intentan seguir haciéndolo a través de los medios de comunicación. La economía es demasiado importante para dejársela a los economistas y menos a esos neoliberales antivenezolanos que atentan contra nuestra moneda y consecuentemente contra la estabilidad del país. Hace pocos días el presidente de Consecomercio ha pedido también devaluar el bolívar.

Nosotros los miembros de la Asociación Civil Defensores del bolívar hemos salido a la palestra pública en repetidas oportunidades para solicitar la revaluación de nuestro signo monetario, demostrando fehacientemente las razones para hacerlo. Hemos propuesto y afortunadamente el gobierno nos oyó para detener las devaluaciones este año 2006, también el gobierno ordenó la migración de las reservas internacionales a la banca europea para evitar las pérdidas por la caída del dólar tal y como lo habíamos propuesto por los medios. También hemos logrado que el gobierno oyera nuestras propuestas de pagar parte del capital de la deuda externa con los excedentes petroleros, y la eliminación del impuesto al débito bancario. Solo nos falta revaluar el bolívar.

¿Por qué debemos revaluar el bolívar? Los Defensores del bolívar desde hace más de dos años hemos solicitado a las autoridades financieras y económicas de nuestro país la revaluación del bolívar motivado a:
La caída del dólar en más del 20% frente al euro en los últimos 24 meses. Todas las monedas latinoamericanas revaluaron en 2003, 2004,2005 y 2006.
Que el bolívar y el peso colombiano son las únicas monedas latinoamericanas subvaluadas mientras las demás monedas de la región tienen sobrevaluaciones. Nuestro bolívar está subvaluado en un 1,2% frente al dólar y el peso colombiano por razones de comercio con Venezuela subvaluó adrede el 25,94% frente al dólar (ver cuadro).
Que la revaluación estratégicamente contribuirá para reducir la inflación y aumentar el poder adquisitivo de los venezolanos, porque bajan los insumos importados en el mismo porcentaje que el gobierno revalúe el bolívar.


Como pueden ver amigos lectores, nuestra postura difiere totalmente de las afirmaciones hechas por el Econº Faraco en la entrevista del pasado Domingo 7 de Mayo de 2006 en el programa “Diálogo con” deTeleven. No hay que olvidar que los países desarrollados preservan sus monedas como algo vital porque así lo es. El Reino Unido no se incorporó al euro porque significaba la devaluación tácita de la libra esterlina y la eliminación de ella. Lo mismo ocurrió con la corona sueca y noruega. Los estadounidenses defienden el valor del dólar contra viento y marea.

En contraste tenemos economistas venezolanos como el ilustre entrevistado en Televen al cual nos referimos, que directamente y subliminalmente actúan y defienden a otras economías foráneas, perjudicando la nuestra aupando devaluaciones del bolívar justificadas con mentiras. Los economistas nuestros se resisten a reconocer que Venezuela ha tenido altas inflaciones ocasionadas por las devaluaciones de 2004 y 2005. Haciendo alarde de pitonisos anunciamos que para este año 2006 la inflación será de una sola cifra porcentual. Creemos se cumplirá porque el primer cuatrimestre el BCV anunció 2% de inflación acumulada (record en baja desde 1988) lo cual si la extrapolamos a todo este año podríamos llegar al 6% anual. Esta es la mejor demostración de la verdad de nuestras sentencias y afirmaciones, a pesar que no somos economistas sino modestos ingenieros.

¿En cuanto debe revaluarse el bolívar? Por lo menos es necesario revaluarlo en un 30% Los Defensores del bolívar hemos propuesto llevar el cambio a 1500 Bs por dólar y simultáneamente quitarle tres ceros a los billetes. Significaría que Bs.1 (nuevo bolívar) equivaldría a 0,67 dólares de EEUU. Si lo expresamos en euros quedaría así: 1,80 Bs (nuevo bolívar) por euro, lo cual significaría que Bs. 1 (nuevo bolívar) equivaldría a 0,55 euros.

Las presentaciones al público en monedas hemos propuesto sean como tradicionalmente existieron en Venezuela a lo largo del siglo XX con los siguientes valores y denominaciones:

Moneda de 5 nuevos bolívares: llamado “fuerte”
Moneda de 2 nuevos bolívares
Moneda de 1 nuevo bolívar
Moneda de 0,50 nuevo bolívar llamado "real"
Moneda de 0,25 nuevo bolívar llamado "medio"
Moneda de 0,05 nuevo bolívar llamado "centavo" de fuerte

Las presentaciones de los billetes serían como tradicionalmente existieron en nuestro país:

Billete de 500 nuevos bolívares (color amarillo)
Billete de 100 nuevos bolívares (color marrón)
Billete de 50 nuevos bolívares (color anaranjado)
Billete de 20 nuevos bolívares (color verde)
Billete de 10 nuevos bolívares (color morado)

¿Hoy en día, a inicios del siglo XXI, que puede amenazar a la economía estadounidense?

Esta pregunta nos hizo retrotraernos al la época de los romanos, cuando ellos eran un Imperio exitoso. Los economistas de hoy en día analizaron el éxito y fracaso del Imperio Romano con fines didácticos. Ellos señalaron que el éxito fue debido a: 1) El haber constituido una vasta unidad de mercado y a 2) La facilidad de comunicaciones marítimas y terrestres. Posteriormente analizaron la ruina o caída del Imperio Romano que esencialmente se debió a: 1) A centrar su economía no en su producción sino en su consumo, y 2) La mala administración de las autoridades del imperio romano.

Si analizamos la economía actual estadounidense, están repitiendo los errores de los romanos, centrando su economía en el consumo y la mala administración motivada al haberse embarcado en dos invasiones de Afganistán e Irak, consumieron los 170 millardos de dólares de superavit que les dejó Clinton y además endeudaron a todos los estadounidenses en 650 millardos de dólares adicionales. Eso ha producido la caída del dólar a nivel mundial. EEUU le ha pedido infructuosamente a China que revalúe el yuan frente al dólar, porque la mayoría de los productos que consumen y comercian los EEUU son hechos en China. Al mantenerse el yuan anclado con el dólar, las industrias estadounidenses no pueden competir con los muy baratos y buenos productos chinos. La mano de obra estadounidense actual es muy cara, y ellos han visto con los ALCAS poder disponer de mano de obra barata latinoamericana, sin aranceles y con salarios devaluados año a año por la caída del dólar a nivel mundial. EEUU prácticamente quiere “maquilar” a toda Latinoamérica con esos tratados ALCAS y de paso quitándonos la soberanía alimentaria al ellos subsidiar mas del 40% los alimentos que nos venden. Amaneció la revolución bolivariana comandada por el Presidente Hugo Chávez en Dic1998 y su liderazgo conlleva la Unión del Sur, la denuncia de los tratados de libre comercio ALCAS y las propuestas del ALBA. Falta la creación de una moneda común a través de un banco central latinoamericanos (en proceso), pero antes de eso cada país y en especial Venezuela debe rescatar el justo valor del bolívar.

Vamos a enfocar esa caída del dólar desde el punto de vista económico, lo cual es bastante lamentable por las consecuencias para el comercio mundial. Consultando al conocido economista Padre Manuel Pernault S.J. (jesuita) establece en sus Obras Completas que toda revolución económica proviene de la tierra y modestamente de la elaboración de los frutos de ella. Pero para esa época y todavía hoy en día la nobleza y el señorío iban asociados a la riqueza inmobiliaria, o sea del castillo, del palacio o de las posesiones. Surgió entonces la lucha entre la riqueza fija (las propiedades) y la riqueza móvil (el dinero). El dinero se convirtió en un elemento de intercambio. Pero simultáneamente el dinero se convirtió en elemento de lucro. Por tanto el hombre comenzó buscar el dinero más que las mercancías, las cuales son elementos de cambio para obtener mas dinero del invertido. Este concepto es la esencia del capitalismo.

Pero ese dinero tenía que tener un respaldo apreciado por todas las partes, las que venden y las que compran en toda operación comercial. Entonces, por razones de comodidad, mayor precio unitario, menor peso, se refirió el dinero al oro, a la plata y a las piedras preciosas. Después de tantos siglos estamos en la misma situación. Hoy en día esos metales preciosos se pueden sustituir con el llamado oro negro o sea el petróleo. Si antes el respaldo de la moneda era el oro y la plata, después de Bretton Woods se convirtió en el PIB o producto interno bruto, que depende de la capacidad de disponer de energía barata. Así el petróleo hizo su aparición como el verdadero “oro negro” en sustitución del oro, plata y piedras preciosas que respaldaban a las monedas del siglo XIX, que circulaban en América y Europa. Venezuela es el país que posee las mayores reservas de hidrocarburos de todo el mundo y no es justo que nuestrqa moneda sea cada vez mas débil por las manipulaciones neoliberales.

¿Qué ha significado la política económica de Venezuela en los inicios del siglo XXI?

Lamentablemente no ha estado acorde con los fuertes y exitosos cambios en otros escenarios que se engloban en lo que hemos conocido de la revolución bolivariana. Pensamos que para poder consolidar esos cambios sociales (educación, salud, seguridad, trabajo) se requiere honrar el ingreso del venezolano para hacerlo digno y justo. En ese sentido hemos propuesto una manera de recuperar el poder adquisitivo del venezolano deteniendo las devaluaciones injustas que han llevado los salarios de todos a niveles verdaderamente lamentable. Pero para recuperar el poder adquisitivo es necesario bajar los costos de la comida, de los carros de los productos importados. Mientras Venezuela se industrializa para el autoabastecimiento, se requiere bajar el costo de los rubros que se importan para lo cual revaluar moderadamente es beneficioso.

La clase media profesional de los 70 y los 80 tenían ingresos mensuales sobre los $ 1000 al mes, que si los actualizamos por la devaluación del dólar a nivel mundial eso equivale conservadoramente a $ 5000 mensuales que a su vez serían mas de 10 millones de bolívares mensuales. Que lejos estamos los profesionales de la clase media en llegar hoy en día en los años 2000 donde si acaso llegamos a la cuarta parte de estos ingresos de otrora. Por eso es necesario revaluar nuestra moneda significaría aumentar en ese mismo porcentaje el poder adquisitivo de nuestros actuales ingresos tan desmejorados.

Nosotros los venezolanos perdimos 100 años en cuanto a políticas económicas se refiere. Con la llegada de la revolución bolivariana los éxitos alcanzados en las misiones han sido financiados se está redistribuyendo el ingreso petrolero después de recuperar a PDVSA que la principal industria venezolana. Pero sería incompleta etos logros sin estimular a la case media profesional que se ha empobrecido por el desempleo ocasionado por el cierre de las empresas que los empleaban. El sector gubernamental se ha ocupado diligentemente de los excluidos, pero hay una nueva franja de excluidos que antes no lo eran: son los profesionales de la clase media que sufren del desempleo estructural. Ojala el socialismo del siglo XXI pueda también atender a estos nuevos excluidos que son la clase media profesional en el sentido de incorporarlos a la producción y mejorar sus ingresos al aumentar su poder adquisitivo.


(*): Ingeniero Civil, M.Sc. CIV No. 8511 – email: jairolarottas@cantv.net - Miembro de la A.C.Defensores del bolívar


Esta nota ha sido leída aproximadamente 47757 veces.



Jairo Larotta Sánchez (*)

Ingeniero Civil UCV 1970, Magister Scientiarum Ingeniería Sismo Resistente IMME-UCV 1976, postgrado en UNAM Mexico, UC Berkeley (1974-77). Amplia experiencia en dirección, gerencia en empresas de ingeniería en el área petrolera e industrial. Consultor y asesor de 11 empresas privadas y asesor de Ministerio de la Vivienda y Ministerio del Ambiente (1988-2014), patólogo de estructuras (2005-actual). Construcción de edificios residenciales, centros comerciales, estaciones de metro, naves industriales (1979-86). Secretario Ejecutivo de FUNVISIS (1975-79). Once publicaciones científicas en congresos nacionales y mundiales sobre ingeniería sísmica (1972-77). Más de 120 artículos en Venezuela y exterior sobre monetarismo y macroeconomía (2003-actual). Orador en conferencias, foros, entrevistas por radio y TV sobre macroeconomía geoestratégica, creador del bolivar oro divisa y criptodivisa oficial asociada para venta de hidrocarburos, productos no petroleros, compra de bienes y servicios foráneos (2005-actual). Libros publicados: coautor de "Cien años de compañía", Editorial Don Bosco, Caracas 2006; autor de "El síndrome de la piñata en la idiosincrasia del venezolano", Editorial Dictus Publishing, Saarbüken, Deutschland (2014) ISBN- 978-3-8473-8853-1

 jairolarottas@gmail.com

Visite el perfil de Jairo Larotta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: