Resucita la Tripartita

Según Jorge Roig, falta incorporar a los trabajadores a las mesas de paz para que el diálogo político siga progresando. Esto lo dice porque la gran patronal privada ya sostiene con el gobierno lo que ellos denominan, un diálogo bipartito. A pesar de ello, del levantamiento parcial del control de precios y del control de cambio, no están satisfechos. Falta la estocada al alma revolucionaria: los obreros. 
 
“Creemos que lo ideal es alcanzar un diálogo tripartito, con el concurso del Ejecutivo nacional… lamentablemente, el Gobierno insiste en reunirse solo con las instancias sindicales que le son afectas. En tanto, nosotros como empresa privada estamos acostumbrados a conversar cada quince días en mesas técnicas con todas las centrales sindicales del país” (1). De esta forma Roig aclara, que doblegar completamente a la fuerza obrera y a su recién creada Ley del Trabajo, no pude dejarse por fuera de la “paz”. También aclara que maniobran con dirigentes obreros de derecha en los sectores industriales donde tienen presencia empresarial.
 
Pero Marx le cuenta a esos obreros algunas cosas de los Roigs: “El puede comer y beber, ir al teatro y al baile; conoce el arte, la sabiduría, las rarezas históricas, conoce el poder político; puede viajar; puede hacerte dueño de todo esto, puede comprar todo esto, él conoce la verdadera opulencia. Pero para quien tiene dinero todos los demás seres son sus sirvientes; pues cuando se tiene al señor, se tiene al siervo. Todas las pasiones se disuelven en la avaricia.  El obrero sólo debe tener lo suficiente para querer vivir y sólo debe querer vivir para tener”.
 
Aquellos obreros ganados para las causas de los Roigs, podrán ser comprados y saborear momentáneamente el lujo. Pero siempre serán los siervos de su señor, el empresario. Sus pasiones más íntimas serán heladas en la angustia perenne del renegado. Vivirán para tener un poco más y parecerse un poco más a “ellos”. Querrán borrar su marca de esclavo que les fue confiada al nacer. Habrán perdido la oportunidad de ser los héroes morales de su clase para ser uno más del montón.
 
En sus manuscritos económicos y filosóficos el joven Marx*, a sus 26 años, nos decía que el sentido que tiene la producción para los ricos, se muestra hacia la opinión pública siempre refinada, encubierta, un poco ambigua, pero en la práctica, hacia abajo, con los obreros, la producción se expresa, directa, franca y groseramente, porque el burgués (o pequeño burgués) sabe que la necesidad del trabajador es su mayor fuente de lucro. De igual forma, la crisis económica que el empresariado ha creado en el país a lo largo de este año, desviando los 56 mil millones de dólares en divisas que les entregó el gobierno para que importaran, ha colocado al gobierno y a los obreros en una situación desesperada y eso los Roig lo saben, así que es hora de recoger su cosecha. 
 
En mes y medio celebrarán su  Asamblea Anual en Paraguaná, dicen que el propósito fundamental será elevar la autoestima del gremio empresarial ya que después de 15 años de Revolución y en pleno proceso de diálogo y paz ¿qué mejor momento para "recuperar el orgullo de ser empresario”?
 
Pero Marx nos dice que estas Asambleas de Orgullo Opulente, solo son posibles cuando los obreros están engañados (él les decía enajenados). Engañados al creer que su medio de vida es de  “otro”, engañados por desear lo inaccesible y por estar convencidos de que el poder está muy lejos, muy lejos, de ellos. Engañados porque sienten que el poder político es un poder “no humano”, un poder hecho para los que tienen dinero. 
 
Los obreros engañados, dice Marx, suelen pensar más o menos así: Se tiene tanta fuerza, cuanto más dinero se tenga. El dinero es el bien supremo, así que todo aquel que lo posea, es bueno, ni siquiera tiene que ser honesto. El dinero es el verdadero espíritu de todas las cosas, ¿cómo podría carecer de inteligencia un empresario? El que tiene dinero puede comprar gente ingeniosa porque al fin y al cabo, el que tiene dinero tiene el poder sobre las personas inteligentes, así que el empresario es el más talentoso de los talentosos. Con dinero, el empresario puede tener todo lo que el corazón humano ansia. El dinero es el vínculo de todos los vínculos, pude atar y desatar todas las ataduras, es la fuerza galvano química de la sociedad.
 
“Es muy importante que trabajemos con mucha rigurosidad para la producción, en conjunto, para el abastecimiento y los precios justos. Tenemos que producir para que haya más riqueza, más riqueza para distribuir con justicia, que es el modelo de la Revolución” (2). Así dice nuestro vicepresidente. Tener riqueza para repartir más; al tiempo que remarcaba la importancia de colaborar en todo lo posible para que se cumplieran los compromisos adquiridos entre el Gobierno y el sector empresarial.
 
Carlitos supo pronto que los empresarios no solo se hacían ricos a expensas de muchos infelices, sino que ocurría un fenómeno aún peor y de magnitudes inmensas: el sentido del placer, del gozo o la sensación de plenitud espiritual era deformado en la población. En sus manuscritos, escritos sin duda para los obreros, nos dice que la propiedad privada nos hace tan estúpidos y unilaterales que los sentidos físicos y espirituales de percepción de la realidad son sustituidos por un nuevo sentido, el sentido del tener. Así por ejemplo un objeto sólo es nuestro, cuando es inmediatamente poseído, comido, bebido, vestido, habitado, en resumen, utilizado a la brevedad posible. La contemplación, la paciencia y la sensibilidad quedan desplazadas por una especie de inmediatez apremiante. El amor, sufre a su vez el efecto de la cosificación. La participación en los intereses generales o en sentimientos colectivos como la compasión y la confianza, se reducen a una mínima expresión para sobrevivir al sistema económico productivo capitalista.
 
Cómo vemos lo que el joven barbudo descubrió no era un problema de formas, una discusión banal administrativa, de si es más rápido y efectivo hacer planes con el empresariado nacional o internacional o un poco más lento y trabajoso hacerlo con las empresas del estado porque hay que convencer a demasiadas personas que han nacido y crecido en este mundo capitalista globalizado. No! Lo que descubrió fue que la aceptación de ese sistema destinado al lucro, forzaba al humano a olvidar sus autenticas necesidades. Por ejemplo, la necesidad del aire libre deja de ser en el obrero una necesidad, o lo obliga por ejemplo a convivir con la basura, o lo hace acostumbrarse a la desidia afectiva, o si tiene alguna capacidad intelectual para actividades que no dan lucro en el corto plazo pues sencillamente debe olvidar esa necesidad de florecimiento humano.
 
"En este país, nosotros como vanguardia estamos hoy conmemorando muchísimas cosas. Estamos acá con una sonrisa porque tenemos garantizada la productividad para el crecimiento de la patria... Tenemos una maravilla de bondades para la clase obrera; inclusión, subsidio a la alimentación a través del Mercal y Pdval Obrero…Tenemos que garantizar la productividad, la economía, tenemos que generar divisas de otros sectores… Necesitamos ser productivos para exigir mayores beneficios socio económicos" (3 y 4). En su alocución recalcaba el jefe obrero, que el objetivo es mantener la Revolución.
 
A nuestro parecer a ese dirigente o a algún otro dirigente obrero, le faltó hablar de un nuevo modo de producción. Producir más, si, pero con nuevas relaciones, con una forma de propiedad socializada y no dolarizada. Faltó hablar de la quimera real “del socialismo” del poder obrero y dejar a un lado en el discurso y en la conciencia, el poder magnánimo del empresario-divisa. Recalcar que los obreros poseen una relación con el mundo, una relación humana, cuya dignidad no está en venta.
 
Faltó hablar de que días previos a la marcha, los obreros se habían reunido para hablar de la propaganda, las pancartas que llevarían a la marcha, la logística, etc. Pero cuando estaban reunidos sintieron una nueva necesidad, la necesidad de  sociedad. Falto declarar ante las cámaras de VTV, los periodistas de Ultimas Noticias, Venevision, y El Mundo, de cómo se habían dado cuenta de lo bueno que era tener la revolución y a la sociedad como un fin y no como medio de beneficios socioeconómicos. De cómo se dieron cuenta de la inmensa fuerza que representan y de que albergan en sus brazos y en sus corazones la esperanza y la certeza de un mundo distinto. Faltó decir que entre ellos (los obreros) la fraternidad no es una frase, sino una verdad. Faltó decir en la marcha, que solo el socialismo hace que "la nobleza del hombre brille en los rostros endurecidos por el trabajo".
 
 
 
(1) El 23 de abril de 2014, Jorge Roig presidente de Fedecámaras, durante la Conferencia Económica de Paz que se efectuó en el Salón Venezuela del Círculo Militar, reclamaba que en las mesas de dialogo lanzadas por el Gobierno para superar la situación de crisis que se desató tras el 12 de febrero, no estaban asistiendo los dirigentes de la clase obrera. Solo para darle el marco de importancia económica del personaje, diremos que Fedecámaras congrega dentro de sus empresas afiliadas al 80% de los obreros en Venezuela. Las declaraciones citadas fueron publicadas por el diario El Universal  
 
 
El domingo 4 de mayo volvió sobre el punto en entrevista realizada para el diario El Impulso
 
 
2 Declaraciones ofrecidas por el vicepresidente de la República, Jorge Arreaza, en trasmisión de VTV (04/05/2014), desde el estado Portuguesa en el marco de las Conferencias de Paz Económicas. Allí se congregaron 600 empresas privadas en la instalación del Foro Productivo Económico de Paz en las entidades llaneras (Apure, Barinas, Portuguesa, Cojedes y Guárico). El vicepresidente estuvo acompañado por parte del gabinete ministerial y los gobernadores de los 5 estados. Fue enfático en la importancia del cumplimento de los compromisos adquiridos entre Gobierno y el sector empresarial
 
 
 
(3) Expresó Wills Rangel desde la Plaza O'Leary, en Caracas, donde confluyó la movilización del 1 ero de mayo de 2014, convocada por el Gobierno.
 
 
(4) Declaraciones de Wills Rangel recopiladas por el diario El Mundo Negocios y Economía en la misma concentración
 
 
* Karl Marx (1844Manuscritos económicos y filosóficos. Tercer manuscrito
 
 
 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1194 veces.



Rosa Natalia

http://trincheraderosas.blogspot.com/

 trincheraderosas@gmail.com      @trincheraDRosa

Visite el perfil de Rosa Natalia para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a187700.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO