Economía al revés; Sector Servicios crece, Manufactura decrece

A principios de los años 90, en los EEUU, hubo un debate sobre la calidad de los nuevos empleos que se creaban en el sector servicios. ¿Estaban los EEUU creando volteadores de hamburguesas para reemplazar a sus obreros industriales especializados?. Un examen detallado de los datos demostraba que una gran proporción de los empleos del sector servicios eran empleos de calidad, con sueldos elevados, y que muchos de los empleos bien retribuidos del sector servicios pertenecían al sector financiero, que había de ser la nueva base de la economía estadounidense. ¿Estará sucediendo eso en Venezuela?.(Extracto del Libro “Caída Libre” por J.E. Stiglitz)

La diferencia entre el desarrollo del sector servicios (sector terciario de la economía) de los EEUU y el nuestro, es que, el sector secundario (Manufactura) de los USA fue desarrollado hace ya muchas décadas atrás, mientras el nuestro está en pañales todavía. Es decir. En nuestro país ocurre un fenómeno contradictorio, donde el surgimiento o crecimiento del sector servicios ocurre antes del crecimiento del secundario. Es de suponer que un desarrollo de la manufactura conlleva a un desarrollo del sector servicios. Esto sucedió en los países llamados industrializados, pero como puede darse este fenómeno de manera diferente en nuestro país, donde el sector manufacturero está en crisis, mientras el de servicios crece todos los días.

Aquí no nos vamos a referir al sector terciario que tiene que ver con la salud, educación, electricidad, transporte etc. Sino con aquel espacio, donde van a parar profesionales y técnicos que emigran de las fabricas para montar su pequeño negocio o actividad económica terciaria. Aquí también vamos hablar de los estudiantes de últimos años de carrera universitaria que también apuestan al trabajo independiente.

Lo principal es que el desarrollo de un país independiente de la ideología política que gobierne tiene que crecer a través del trabajo. Este trabajo debe ser canalizado a través de la manufactura de bienes derivados de sus recursos propios (materia prima), o través de la compra de comodites. El sector secundario (Manufactura) se encarga de ofrecer ese trabajo. No hay progreso seguro sin la industrialización de un país. Primero hay que crecer en producción para luego desarrollar la economía. Esto se hace a través de los diferentes complejos industriales que ofrecen una variedad de bienes para satisfacer las necesidades de la población. El factor productivo principalísimo es el ser humano. Aun cuando, en los países desarrollados tecnológicamente, la aplicación de la “capitalización extensiva”, es decir, la producción a través de máquinas que sustituyen la mano de obra, sea un hecho real, en nuestros países, todavía no hemos llegado a ese desarrollo tecnológico y por tanto, necesitamos la presencia de trabajadores calificados para la industria nacional. Pero; ¿qué pasa cuando un ingeniero o técnico, emigra al sector servicios?, esa vacante es difícil de reemplazarla y aquí se produce una demora en el proceso productivo per se.

Cada país tiene sus ventajas comparativas, es decir, debe producir aquellos bienes en lo que es relativamente mejor. Es importante recalcar que la industria de hidrocarburos (que a Venezuela le sobra), produce una gran cantidad de bienes derivados. Venezuela en esta línea no está desarrollando por lo menos unos 24 mil productos que muy bien pudiera fabricar en el país. He aquí un ejemplo sencillo, de cómo estamos a nivel de industrialización.

¿Falta en el país, fábricas y trabajadores?. Posiblemente falta inversiones en el sector secundario, pero trabajadores calificados y cualificados existen como arroz. Donde encontraremos a esos trabajadores, fácil en el sector terciario o de servicios.

Quienes vivimos en las ciudades y en urbanismo ya consolidados, veremos con frecuencia, que donde antes solo existían casas vecinales, ahora, sus anexos son transformados en Bodegas, fotocopiados, ventas de helados, Renta de películas, Peluquerías, Bodegones, Auto periquitos, Quincallerías, Venta de empanadas etc. Todos estos negocios son válidos, pero he aquí la contradicción más importante. Casi todos son regentados por profesionales en diferentes áreas productivas. Nos faltaron muchos más, como las Líneas de Taxis, Buhonería, Gestores, etc. Todo este campo de servicios, son cubiertos por profesionales que una vez estuvieron laborando en la industria de manufactura, sin olvidar a estudiantes de cursantes del último año de carrera, que le entra el gusanillo de la independencia económica, y terminan montando un pequeño negocio, y cuelgan su diploma en la pared de la sala principal.

No podemos olvidar y aquí si la situación es delicada. La “Enfermedad del Diploma”. Esta situación se presenta cuando existen una gran cantidad de egresados universitarios, pero que no logran conseguir empleo en la industria, frustrándose, y recurren al sector servicios, descritos anteriormente. Ahora bien, ¿porque este crecimiento del sector servicios en detrimento del sector manufacturero?. ¿Bajos sueldos en la industria?. ¿Falta de vacantes en la misma?. Algo está pasando. ¿Cuánto gana un ingeniero de planta y cuánto gana un taxista?. ¿Cuánto gana un obrero calificado, y cuánto gana un dueño de un bodegón?. Estas son interrogantes que si las buscas en el INE, no la vas a encontrar.

En estos días, converse con una amiga, le pregunte por su única hija que estaba realizando estudios de Técnico Superior, y me dijo que ya se había graduado y trabajaba en una casa de familia con responsabilidad directa en dos pequeños niños. No en faenas del hogar, pero si en la educación de los dos chamos. Ganaba muy bien, comparado con los salarios de sus ex compañeras. Viéndolo bien, estamos en un país, económicamente al revés. Sector manufacturero en caída, mientras el terciario sube como la espuma.

Nuestra Venezuela productiva está llena de contradicciones, por un lado un sector industrial que pide y exige elevadas sumas de dólares para la inversión, pero no incorpora al hombre y a la mujer al frente de la producción. Nuestra industrialización, en base a la doctrina socialista requiere de mucha mano de obra calificada, la transformación de una economía de base primaria en una economía de base industrial implica un desarrollo de las fuerzas productivas, la cual exige la multiplicación de los servicios. Pero estamos viendo que estos servicios se están desarrollando de manera incontrolada, y lo peor, es que los trabajadores que deberían estar a la orden del sector manufacturero van a parar al sector servicios y muchos a la economía subterránea u oculta, que no agrega valor agregado nacional.

Debemos estar claros, lo que está ocurriendo en Venezuela, no es culpa del capitalismo y menos del socialismo. Lo decimos porque, el funcionamiento vital del sistema capitalista, es la existencia de una reserva de trabajadores cesantes, pero dispuestos a trabajar en cualquier momento. Según INE (instituto nacional de estadística), Venezuela tiene pleno empleo (ronda el desempleo alrededor del 7%). Entonces ¿dónde vamos a sacar esa fuerza humana para la industrialización?.

Tenemos que pensar que el INE en sus cálculos, introduce el sector servicios (economía oculta), que aunque algunos no pagan impuestos, están activos, sea en el subempleo o el llamado “autoservicios”. Para nadie es un secreto, que si en el cálculo del PIB, se anotara el empleo doméstico (jardinería, ama de casa, empleada doméstica), el PIB crecería en un 30 % o más.

Aplaudimos la iniciativa de la conformación del organismo superior para la defensa de la economía, ya hubo algunos ajustes, empezaran con MANPA, deberían de tomar en cuenta la capacidad de empleo que debe de tener esta empresa papelera. En el año 2005, escribí un artículo sugiriendo esta acción gubernamental, hoy después de 8 años, la hacen efectiva, pueden leerla aquí: http://www.aporrea.org/actualidad/a16666.html.

Esperemos que todos estos ajustes motiven a que la economía se diversifique, y que aquellos técnicos e ingenieros que egresan de nuestras altas casas de estudios tengan el abanico de oportunidades para impulsar la industrialización en Venezuela, en Próximo Articulo profundizaremos mas esta idea.

Saludos Cordiales, RAS, SXXI

venezuelaeconomicaypolitica.blogspot.com
Red Bolivariana


Esta nota ha sido leída aproximadamente 7855 veces.



Pedro Patiño

Químico, Investigador de Asuntos Económicos e Históricos, Analista Político, Eco socialista y Bolivariano.

 pedro2.patino@gmail.com      @pjph

Visite el perfil de Pedro Patiño para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a173927.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO