Sentir Bolivariano

Gobierno de calle

Nunca nos imaginamos, a lo largo de esta lucha revolucionaria de tantos años, encontrarnos sin la presencia física de nuestro líder supremo, Hugo Chávez Frías. Yo, en lo particular siempre pensé que envejeceríamos juntos. Pero bueno, “Dios sabe lo que hace”. Sabemos que el camino hacia el alcance de nuestros objetivos revolucionarios, ha pasado por largas y engorrosas travesías, propias de un proceso de transición, donde construimos socialismo sin podernos deslastrar completamente de las “armas melladas del capitalismo”. Ahora, debido a esa “situación sobrevenida”, la muerte del Presidente Chávez, nos encontramos en una nueva etapa del proceso bolivariano; para mí y para la gran mayoría, la más difícil, la más intensa, pero a la vez…la de mayor compromiso y entrega…es lo que reposa sobre nuestros hombros, camaradas: trabajar arduamente por conservar y alimentar el legado que nuestro Gigante nos dejó.

Hemos venido cumpliendo con lo solicitado el pasado 08 de Diciembre de 2012. Dijimos al unísono “Chávez te lo juro, mi voto es por Maduro”; y ahí está nuestro amigo presidente constitucional Nicolás, batallando, junto a toda una estructura sociopolítica, conformada por el gobierno bolivariano, el Partido Socialista, los partidos aliados y el gran poder popular, contra todo un plan minuciosamente orquestado por la derecha fascista imperial y secundada por los peones traidores a la patria del país, que no busca más que acabar con la revolución venezolana, acabar con la unión latinoamericana, la que con tanta convicción, estrategia y don de hermandad, construyó Hugo Chávez. Les da comezón la unión de nuestras naciones, la unión de estas grandes y medianas potencias mundiales, que juntas y bien engranadas serán invencibles, para seguir luchando por los ideales que la mayoría compartimos: vivir en un mundo de iguales, solidario y preservar el planeta para el futuro de nuestras generaciones; entre otros tantos humanitarios fines que nos unen.

Grandes esfuerzos venimos haciendo, desde lo particular hasta lo general, por reimpulsar y repotenciar planes, proyectos y políticas de gobierno que, continúen desarrollando el nuevo Modelo Socialista, la nueva Patria que todos y todas anhelamos. El gobierno de eficiencia en la calle, tomando como premisa una de las últimas misiones que anunció el comandante Chávez “eficiencia o nada”, viene recogiendo frutos concretos. Los procesos de diagnóstico y atender situaciones puntuales de nuestras comunidades y localidades, anunciando el relanzamiento e inicio de anteriores y nuevos proyectos en los estados visitados, se ha convertido en pocas semanas, en uno de los ejes transversales de este gobierno revolucionario dirigido por Nicolás Maduro. Pero me atrevo a decir que estas estrategias son sumamente importantes, pero quizás no las más importantes. Y lo digo de esta manera, porque considero que sin una formación ideológica, sin una cultura revolucionaria que vaya de la mano, de forma paralela a estas políticas de gestión, probablemente estaríamos “arando en el mar”. Es Urgente profundizar en la formación del nuevo (a) ciudadano (a) para lograr un “cambio en la mentalidad” de toda la población.

Chávez lo decía continuamente y a lo largo de este proceso, hemos sido testigos de experiencias inconcebibles. El ejemplo que más de una vez me han escuchado nombrar, uno de los que públicamente también comentó el Comandante Supremo, fue la votación que obtuvo la oposición en Ciudad Tavacare, urbanismo construido en socialismo, en revolución. Personas y familias que aún cuando reciben beneficios bastante concretos, beneficios que hubiesen sido imposibles recibir en gobiernos de la cuarta, aún pensaron que votar por la derecha podría ser una opción. Cuán equivocados y confundidos están, no se dan cuenta que votaron en contra de ellos mismos, de sus hijos(as), de sus nietos(as). Pero la culpa no es solo de ellos, la culpa es nuestra también, camaradas. De nosotros que, de alguna manera, ocupamos trincheras estratégicas en esta revolución, de nosotros pueblo organizado, de nosotros patrulleros, patrulleras, de nosotros funcionarios públicos, de nosotros militantes chavistas, que no hemos sido capaces en todos estos años de encarnar en ese pueblo, el espíritu de la Revolución Bolivariana. Partiendo de allí y de otras premisas, es que considero sumamente importante, lo más importante para mantener viva esta revolución por todos los tiempos venideros, la formación ideológica que le permita a los(as) confundidos(as) darse cuenta del engaño en que los mantiene el discurso falso de la burguesía.

Como han dicho algunos escribidores, con los cuales compartimos ciertos criterios, solo la ideología salvará este proceso. Se acota que la derecha sigue intentando detener la marcha del socialismo; y lo hace de mil maneras; apoyándose en nuestras debilidades ideológicas. Por lo tanto, se hace urgente, como ya se ha dicho, denunciar las fallas ideológicas, corregir las grietas teóricas, para lograr la formación ideopolítica que necesita el pueblo para no seguir permitiendo engaños insensatos.

La formación ideológica, es el arma que todo revolucionario debe manejar a la perfección, es nuestro escudo protector y nuestra lanza de mayor poder. Y además de manejarla como vanguardia, debemos diseminarla entre el pueblo como la semilla salvadora del verdadero ser humano que debemos rescatar. Acompañada de la estrategia y la audacia revolucionaria, buscando el engranaje perfecto entre todos los procesos que cumplimos en la cotidianidad, nos convertiríamos en una estructura imparable. No por gusto insistimos en la analogía también nombrada con mucha frecuencia por nuestro comandante eterno, Hugo Chávez: el gran cuerpo que es la revolución, dirigida por una gran cabeza pensante, con dos brazos operativos y ejecutores: el partido y la gestión de gobierno. Toda una anatomía revolucionaria engranada para ir de la teoría a la práctica. Solo en unidad verdadera, formándonos en conciencia revolucionaria y siendo eficientes en la construcción socialista, seguiremos alcanzando objetivos, atravesando victoriosos cualquier escenario disfrazado de catástrofe…la derecha rancia y fascista no podrá con la decisión mayoritaria de nuestro pueblo: ser definitivamente libre…Sigamos juntos en batalla, lucha y victoria!!

Chávez vive…La lucha sigue!!!

Independencia y patria socialista…

Viviremos y Venceremos!!!!



Barinas, 03 de Junio de 2013



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2585 veces.



Adán Chávez Frías


Visite el perfil de Adán Chávez Frías para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Adán Chávez Frías

Adán Chávez Frías

Más artículos de este autor