Participemos en la construcción de una nueva Venezuela

Los órganos del Estado emanan de la soberanía popular
y a ellos están sometidos.

Art.5.Principios Fundamentales.
(Constitución de La República Bolivariana de Venezuela, 1999).
_________________________

La Revolución Bolivariana es un cuerpo tibio que está en acción todos los días y que debe alimentarse con el compromiso, el hacer y quehacer de todos los venezolanos. Y por esto es innegable que la revolución bolivariana haya propuesto a través de la constitución un sin fin de potencialidades, proyectos y capacidades para el ejercicio de la democracia. Para nadie es un secreto los contenidos sociales, económicos y políticos que sustentan ampliamente este proyecto de país, y su éxito, hasta ahora, se debe a la incorporación mayoritaria del pueblo venezolano, sin distinción de raza, religión, sexo, edad, nacionalidad.

Actualmente son pocos los espectadores que se resisten al nuevo Estado, para que desarrollen sus conocimientos o capacidades, por su posición política, desinformación, credibilidad o por la simple justificación de negarse a entender que existe un gobierno que favorece sus intereses y que busca el beneficio y el equilibrio del bienestar humano.

Recordemos que venimos de una larga lucha acentuada desde la rebelión cívico-militar el 04 de febrero de 1992, hasta la consolidación de un ideal por votación popular acaecido en diciembre de 1998. Desde entonces hemos asistido a nueve elecciones (por distintos motivos), para fijar los cimientos sólidos de este proceso revolucionario: sin disparar un tiro, sin cerrar canales de televisión o censurar algún diario clasista pagado por la oposición.

Cada día son innumerables los compatriotas que se unen a esta causa de reivindicación y de humanismo.

Con los hechos sociales, económicos y políticos que adelanta el ejecutivo nacional, encabezado por Hugo Chávez Frías, se está dando respuesta a los incrédulos, a los que engañaron siempre, a los excluidos, a aquellos que nunca fueron escuchados y que por primera vez encuentran la posibilidad de expresarse a través de las múltiples maneras que ofrece el gobierno bolivariano.

Dentro de las posibilidades y ofrecimientos que nos da La Constitución de 1999, está contemplado La Democracia Participativa y Protagónica, para que las ciudadanas y ciudadanos por derecho, participen en los asuntos públicos directamente. Es decir, la comunidad organizada, conjuntamente con las autoridades locales, tienen el derecho y el deber de planificar, ejecutar y controlar las políticas públicas o proyectos de beneficio para esa comunidad. Es importante soslayar que para lograr esta participación cada individuo debe estar involucrado en la organización de su comunidad, ya sea en los consejos comunales, cooperativas, asociaciones, microempresas con el fin de direccionar las políticas, proyectos y actividades que planifique la comunidad, y que éstas deben pasar por la evaluación del Consejo Local de Planificación Pública, quien deberá orientar el cómo, el cuándo, el dónde y el cuánto debe hacerse, para el éxito de la misma.

Otro elemento importante de participación popular es establecer las contralorías comunitarias, con el sentido de evaluar, exigir y revisar el funcionamiento de las instituciones y los proyectos aprobados conjuntamente con el poder local: Gobernaciones y Alcaldías. Este poder comunitario puede ayudar a detectar la malversación de los dineros públicos, la imposición de elementos no acordes con la comunidad y la erradicación definitiva de aquellos “boinas rojas” disfrazados de chavistas, que perjudican con sus intenciones mal sanas el proceso revolucionario.

Así mismo las distintas Misiones que adelanta el ejecutivo nacional, posibilitan la participación ya sea como facilitador, como estudiante o como trabajador de una causa que beneficie el núcleo familiar.

Son múltiples las maneras de participación que nos ofrece La Carta Magna y las políticas del Presidente Hugo Chávez Frías, para nuestra capacitación y desarrollo sostenible y sustentable.

He aquí la posibilidad de crecer humana y materialmente dentro de un país organizado, dentro de un país que nos ofrece las herramientas necesarias para desarrollar con éxito nuestros conocimientos teóricos y prácticos.

La participación de todos hace posible la construcción ciudadana de una nueva república soberana e independiente y su permanencia en el tiempo depende solo y exclusivamente de cada uno de nosotros.

roajavier4@ Hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2592 veces.



Javier Alexander Roa


Visite el perfil de Javier Roa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a11146.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO