El gobierno y el pueblo tienen que saber por qué….

Stalin Pérez Borges: “Empresariado tiene responsabilidad en el aumento de precios y escasez de productos”

Los empresarios responsabilizan a los trabajadores y a sus sindicatos de la escasez, la baja producción y la conflictividad laboral

En el transcurso del mes de enero, sobre todo en estas dos últimas semanas, arrecian las declaraciones de los empresarios, reflejando claramente una aviesa campaña en sus medios de comunicación social en contra de la clase trabajadora y de sus sindicatos.  Los acusan  de ser los responsables del desabastecimiento que se ha agudizado en los últimos meses  y de la baja producción industrial.

Es titular en el diario “El Universal” (28-01-2013): “Conflictividad laboral afecta a la  industria y limita la producción”.   En la prensa escrita de estos días son noticia destacada, con distintos ítemes, declaraciones y opiniones en ese mismo tenor. Por ejemplo: la empresa “Helados Efe” publica comunicados en contra de los trabajadores, asegurando que debido al ausentismo y a la intransigencia sindical produce menos de la mitad. Declaraciones constantes de los presidentes de las distintas cámaras que agrupan a los patronos,  culpan que los altos precios de los vehículos se deben a los sindicatos del sector automotriz.

Prensa Marea Socialista que está por salir con su edición impresa Nº 38  traerá entre sus páginas, un artículo titulado: “El desabastecimiento y la especulación son productos del saboteo político, del acaparamiento y de las distorsiones de la economía”, escrito por Stalin Pérez Borges (SPB), Coordinador Nacional de esa corriente política del PSUV.

Entonces, y debido a la insistencia de la campaña pública de los empresarios en contra de los trabajadores y de sus sindicatos, y sabiendo la relación que tiene ese artículo con estos hechos, le solicitamos el compañero SPB que nos diera sus puntos de vista, tomando en cuenta lo que hoy y en los últimos días han seguido diciendo los representantes de los patronos.

MS: ¿Los capitalistas y sus voceros dicen que los conflictos laborales y el ausentismo, son causa de la baja producción  y por lo tanto de la escasez?

SPB: “La pregunta de ustedes debería terminar diciendo así: “y por ende, los trabajadores son culpables de todos los males que ahora aquejan al país”. Vayamos al fondo de lo que está pasando. Los patronos, todos sus gremios y sus medios venían diciendo, hasta los primeros días de este mes, que las fallas de la baja producción industrial y el desabastecimiento de alimentos  había que buscarlas, primero, en el retraso de las entregas de divisas por parte de CADIVI a las empresas para comprar las materias primas y repuestos. Esta era la queja principal de día y  de noche.

En segundo lugar -, continúa exponiendo SPB-, presentaban lo devaluada que está la moneda nacional respecto al dólar como el "quid" del problema. En tercer lugar, plantean que hay un rezago en los precios sobre las mercancías que producen.  En cuarto lugar, siguen insistiendo en que la entrada en vigencia de la nueva LOTTT ha generado y causado un incremento del 30% del costo del trabajo.  En quinto puesto, indican el alto nivel de consumo de los meses finales del año y por último se quejan de los conflictos laborales y al ausentismo.

Lo que están haciendo, es invertir las supuestas  causas que limitan la producción, y las que eran las últimas, ahora son las primeras.

¿Qué está pasando?  ¿A qué se deben esos cambios?, se pregunta el mismo SPB: Creyendo los capitalistas que ya la devaluación de la moneda es un hecho, desde que Rodrigo Cabezas informara que el “gabinete anunciaría pronto medidas económicas paulatinamente”; primicia que el sábado 26 de este mes el propio Nicolás Maduro confirmó a su regreso de Cuba, cuando dijo que aprobarían algunas medidas económicas que contaban con el visto bueno del propio  Presidente Chávez.  Debido a esto, la intención de los patronos ahora es matar dos pájaros con el mismo tiro: deshacerse de la responsabilidad evidente que tienen con la escasez y el acaparamiento y hacerse parte en el debate de la Reforma de la LOTTT para desmejorarla.  

MS: Puedes aclarar esto último

SPB: Bueno, solo a 3 meses de cumplirse un año de su vigencia, quieren conquistar, lo que no pudieron hacer cuando se sancionó esa ley: lograr revisión de la reducción y mayores plazos de la jornada laboral, cambiar las vacaciones colectivas  de los trabajadores del sector alimentos y tener control de los días adicionales de las vacaciones de todo los trabajadores; además de condicionar  la inamovilidad, sancionar el ausentismo y frenar el derecho a huelga.

La verdad verdadera es que la reducción de la jornada y las vacaciones son derechos adquiridos de los trabajadores; y si hay altos niveles de ausentismo, esto es debido a los altos índices de enfermedad ocupacional en sectores como automotriz, caucho, metalurgias y alimentos.  Y con respecto a las huelgas es porque hay patronos que quieren desconocer a los sindicatos y hay empresas que pretenden imponerles salarios miserables a los trabajadores en el marco de las discusiones de las convenciones colectivas.

MS: Dada todas estas explicaciones, la pregunta de rigor es: ¿y con equipo va a jugar el gobierno?

SPB: Tienen en sus manos no una sino varias papas calientes. Está ocurriendo un caso que da muy mala espina. Me refiero a los trabajadores avícolas de La  Guásima y Q Pollo. Allí los trabajadores están pidiendo que se cumpla con el compromiso que asumió el sindicato en la Brigada Blindada para adelantar las elecciones sindicales y en vez del Estado garantizar esas elecciones, lo que ha hecho, es enviar un pelotón de funcionarios de la GNB para hostigar y garantizar la producción, con el argumento de la Ley de Seguridad Alimentaria. También los han llevado Tribunales del Trabajo para seguir presionando.

MS: Pero, si hay una gran escasez… ¿el gobierno no tiene que ser duro para garantizar el abastecimiento?

SPB: Sí, estos últimos cuatro meses ha sido terrible y la población sufre, casi como en los días del paro empresarial  petrolero, ante la escasez de  importantes productos de la dieta alimentaria, de aseo personal y de la construcción. Pero además, han sido desmedidos los aumentos de los precios en todos los productos no regulados, en especial,  bebidas, en la llamada línea blanca y mucho mayor en los precios de los vehículos.

Sin embargo, fue en los primeros días de enero cuando el gobierno respondió con cierta fuerza, al constituir un Plan Nacional Conjunto de Inspección y Fiscalización 2013 (PNCIF 2013).  Las inspecciones de este plan han provocado expropiaciones de productos que escasean en los anaqueles de los supermercados y si se han multado y cerrado temporalmente comercios y empresas, pero por el momento, y es lo extraño: no hay ni un preso de esos canallas que acaparan y especulan aumentando los precios a su antojo.

MS: ¿Cómo es eso qué los patronos dicen qué los responsables de los aumentos bien exagerado de los precios de los vehículos, son los sindicatos automotrices?

SPB: Desde que el diputado Elvis Amoroso (PSUV) presentó un proyecto de ley que regularía la compra y venta de vehículos, están saliendo con este cuento chimbo. El carro y el muerto se lo quieren echar a los trabajadores. El derecho al cupo para  los trabajadores data de unos 10 o 8 años en las convenciones colectivas. El hecho, al que le quieren huir los ensambladores y los comerciantes de vehículos es que el proyecto de ley  contempla el control de los precios sugeridos para la comercialización de los vehículos. Con ello, se tomarían medidas contra los escandalosos precios que hoy tienen, después que se ha estado soportando una espiral especulativa de los precios de estos desde hace unos cinco años atrás. 

MS: ¿Todas esas acciones contra los especuladores han gustado mucho a  la población y enfurecido a los empresarios?

SPB: ¡Claro! ¿Qué creen ustedes? -se encrespa SPB-. Con todo y que se hayan tomado con posterioridad a  los meses de mayor consumo, como lo son octubre, noviembre y diciembre (según el BCV el promedio de escasez de harina de trigo para ese mes final era del 76,8%), uno disfruta de cualquier acción contra estos indolentes. Los empresarios y dueños de comercios se oponen a estas acciones del gobierno. Ellos siempre se van a quejar de este tipo de acciones y van a utilizar sus  medios de comunicación para pasar de victimarios y convertirse en víctimas. Para  FEDECAMARAS, CONIDUSTRIA, CONSECOMERCIO Y CAVIDEA los únicos  responsables eran los gobiernos de turnos, este en especial, pero ahora en esta coyuntura, pretenden hacer recaer la responsabilidad en un tercero, en este caso: los trabajadores y sus sindicatos.

Lo que está a la vista no necesita anteojos. Ellos se hacen la vista gorda ante el desabastecimiento, la escasez y la especulación porque como empresarios y comerciantes quieren mantener y aumentar sus  tazas de ganancias, sin importarles las consecuencias nefastas que generan en el país y, principalmente, en la población.  Ellos aquí  en el país, obtienen márgenes de ganancias que superan el 60%, mientras que en otros países llegan al 10%. Por esta razón la cámaras empresariales le huyen al control de precios, al control de cambio y a cualquier tipo de fiscalización o contraloría por parte del gobierno y las comunidades. Y, por supuesto, frente a medidas de este tipo se declaran en oposición y rebeldía.

MS: En tu artículo para el periódico, dices que el desabastecimiento es parte del saboteo político de los Patronos. ¿Cómo explicas eso, si también afirmas que el afán de ellos es mantener o aumentar su tasa de ganancia?

SPB: Hay que estar claros y conscientes, la verdad circunstancial de la especulación y escasez es parte del saboteo político que iniciaron a medias, el 7-O y lo continuaron el 16-D, el cual no les dio dividendo.  Eso no lo reconocerán como jamás reconocen que se apropian de la plusvalía. Nunca se les va a escuchar decir que la escasez y la especulación que ha privado en Venezuela, desde las elecciones presidenciales y que además se atiza por esa cultura exagerada de la ganancia criolla capitalista, tiene una intención y pesada carga de decisión y orientación política.

Ese saboteo político arreció después del discurso de Chávez el 8 de diciembre y se profundizó mucho más, en los días cercanos y posteriores al 10 de enero, cuando le tocaba juramentarse a Chávez y este no lo hizo. El propósito es crear una sensación o situación de crisis económica y política y de desgobierno. Están enfermos en su pretensión de provocar en la población el pánico  y desconfianza, una conspiración evidente para hacer que el pueblo rompa con el gobierno bolivariano. Y, esperan aquí o en Miami, que merme así el apoyo que el pueblo Bolivariano mantiene con el Presidente Chávez.

MS: ¿Los capitalistas se están frotando las manos porque apuestan a una devaluación del bolívar?

SPB: La inmoralidad y el cinismo de los patronos y comerciantes no tienen límites. Como el gobierno no devalúa, ellos le bajan cantidad y calidad a sus productos. El rollo de papel higiénico  trae menos cantidad de papel, así también, la pasta dental.  Y, desde el mes de octubre, empezaron aumentar los precios de los productos de línea blanca, argumentando que  la devaluación sería irreversible para la primera semana del mes de enero. Entonces, está terminando el mes y hasta ahora no hay devaluación, y ya vaciadas sus estanterías, con todo su cinismo y cara dura, siguen importando a  4,30 bolívares. Pero, los más temerarios especuladores utilizan como referencia el costo del dólar paralelo para fijar los precios a sus productos que importan a 4,30…, además de esos que se enriquecen aún mas por la vía del contrabando

Estas viles acciones de acaparamiento y saboteo, como dije anteriormente, son las que llevaron adelante contra el gobierno, cuando hicieron el paro patronal y sabotaje petrolero. Allí tuvieron que bajar las Santas Marías, manteniendo cerrados sus negocios por semanas, sin poder vender ni ganar nada. Ahora, es peor porque están ganando y saboteando.

MS: ¿Y, a todas estas, no hay responsabilidades del gobierno en el desabastecimiento?

SPB: A ustedes les encanta meterme en problemas y aquí me voy a encadenar -refuta el entrevistado-. El gobierno tiene responsabilidades en la cadena de producción, distribución y comercialización de alimentos.  Al fallar algún engranaje de esta cadena, se produce el desabastecimiento y con ello, falla el gobierno. Y lo hace, pero no puedo dejar de reconocer que se han hecho enormes esfuerzos operativos, económicos, sociales y políticos para garantizar la mayor seguridad alimentaria en la población, en especial, la más necesitada.

Pero, afirma SPB: los problemas de producción de alimentos se han convertido casi en problemas estructurales, debido al alto porcentaje de importación de alimentos y materias primas para su elaboración, que después de 14 años se mantienen. Y, otro, tan o  más grave es, el papel del burocratismo que actúa improvisadamente en la ejecución de los programas y no se ocupa del seguimiento de las metas de producción de las empresas y cultivos bajo control del gobierno.

Veamos a algunos rubros y sus niveles de producción de alimentos e insumos: el 80 %  de la materia prima para elaborar los aceites de soya, maíz amarillo y girasol vienen de Estados Unidos, Brasil, Argentina y Ecuador. En el caso del girasol se viene de una siembra en el 2012 de 60.000 hectáreas y la escasez del aceite de girasol fue de 86,1%. El mismo aceite de maíz para su elaboración, depende del aceite crudo de este, que también viene de afuera.

En el caso de la producción de alimentos elaborados con harina de trigo, se sabe de la dependencia absoluta de este rubro y que su importación todo los años alcanza los 1,6 millones de toneladas. El ministro de Agricultura y Tierra, Juan Carlos Loyo, recientemente afirmó que “el 70% de la carne que consumimos es producida en el país”. Pero, los ganaderos, que nada de santos tienen, ponen en dudas las cifras de Loyo. Utilizando las estadísticas del INE ellos dicen: “cómo puede ser cierta esa cifra, si entre enero y agosto del 2012 la importación de animales en pie fue de 1.800 millones de dólares, lo que sería 64% de la inversión hecha en todo el 2011”.

El papel del burocratismo y la improvisación, lo conseguimos en estas otras realidades y cifras: en diciembre del 2012 se registró una escasez del 78,1% del azúcar, cuando el gobierno controla 11 de las 16 centrales azucareras en el país. Esas centrales sólo producen el 22% de lo que se consume en el país. Igual pasó en el mes de diciembre del año pasado con la producción del café. El gobierno tiene capacidad para moler el 80% del café que consumimos, pero para ese mes la escasez fue del 34,9%.  

El gobierno tiene mayor capacidad de producción de harina de maíz precocida que la empresa privada nacional. Además, el gobierno está asociado con la transnacional Monaco y con empresas iraníes. No obstante, hubo una escasez en diciembre del 43,3%. Pero el grupo Polar produjo 47,5 millones de toneladas, siendo la producción total nacional de 92 millones de harina de maíz. Todos estos porcentajes de escasez son tomados de los informes del BCV. 

Bueno, para cerrar, si no se toman las correcciones necesarias y no se avanza en las tareas de la transición revolucionaria, específicamente, en cuanto al cambio del modelo productivo y agroindustrial, una nueva política tributaria y fiscal donde se peche la ganancia bajo el lema de “quienes más ganan más aportan” y donde nadie se vuelva multimillonario trayendo del exterior parte de la dieta popular a dólar preferencial y que después venden a precios especulativos.  Todo indica que tenemos que ir a una política de control de cambio mucho más afectiva de la que existe actualmente y donde los únicos beneficiados son la banca, los importadores y las grandes corporaciones y empresa privadas. Incluso, en un futuro inmediato, el gobierno debe avanzar hacia el monopolio público o manejo directo y transparente del comercio exterior: hay que acabar con eso de que haya unos rolos de vivos capitalistas, que no producen nada en el país, pero se vuelven ricos trayendo caraota, azúcar, aceite, carne, pollo, medicinas, etc., volviendo leña las reservas en dólares del país.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 14643 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US N /trabajadores/n222315.htmlCUS