Stalin Pérez Borges: “Es necesario una consulta decisoria y refrendaria para que el pueblo trabajador apruebe la nueva LOT"

Stalin Pérez Borges, Coordinador regional de la UNT y miembro del colectivo Marea Socialista

Stalin Pérez Borges, Coordinador regional de la UNT y miembro del colectivo Marea Socialista

Credito: Archivo - William Porras Prensa UNT

26 de marzo de 2012.- Para conocer sus opiniones sobre el avance de la elaboración de la nueva Ley Orgánica del Trabajo y la unidad del movimiento sindical conversamos con Stalin Pérez Borges, Coordinador Nacional de Marea Socialista.

MS: Cómo estás Stalin, quisiéramos saber tu opinión sobre el avance en la elaboración de la nueva Ley Orgánica del Trabajo.

SPB: “Informado o desinformado a través de lo que aparecen en los medios noticiosos y por lo que declara uno que otro miembro de la Comisión Presidencial para la redacción de la Nueva LOT. Hoy es titular de prensa de que habrá “Borrón y cuenta nueva con las prestaciones” y cuando uno va a la información, uno se encuentra que no es más que una interpretación que hace la periodista de ese medio, de las declaraciones que el día miércoles dio la Comisión Presidencial. Mientras no salga el Proyecto de Ley, como lo venimos planteando, florecerán las especulaciones y preocupaciones. Eso es lo que aprovechan los diputados de la oposición para sembrar dudas y cizañas como lo están haciendo Alfonso Marquina, Alfredo Ramos y Andrés Velásquez.

Por esas razones y otros motivos, nosotros, Marea Socialista, tenemos una posición pública desde hace tiempo. Al mismo tiempo que estamos realizando talleres y debates con los trabajadores de diferentes sindicatos y empresas, le hemos hecho saber nuestra posición al presidente Chávez en dos oportunidades.
En la primera planteamos la urgente pertinencia de hacer público un anteproyecto de la nueva ley, debido a la inmensa cantidad de propuestas ya existentes porque esto ayudaría a puntualizar y agilizar la discusión, pero tambien serviría para corregir fallas y vacíos que cualquier anteproyecto puede llevar. Todo eso permitirá afinar el contenido del Proyecto que se tiene previsto presentar con motivo del 1° de Mayo: Día Internacional de la Clase Trabajadora.

Al mismo tiempo lo exhortábamos a reflexionar, dentro del marco y carácter constituyente y refrendario del proceso revolucionario, sobre un Referendo Nacional que formalice la aprobación, por parte de la clase trabajadora del país, de la nueva Ley Orgánica del Trabajo. Esto garantizaría que la Ley Orgánica emerja con el respaldo de la mayoría del pueblo trabajador, un mecanismo que se convertirá en muro de contención que evitaría un Reglamento de LOT que limite o condicione las conquistas alcanzadas en esa Ley Orgánica ya refrendada por el pueblo trabajador.

El objetivo de estos dos pedidos al Presidente Chávez era también instalar un proceso de movilización y de participación más activa. La presentación de propuestas -que es lo que están haciendo hasta ahora-, no garantiza una participación real de la clase obrera en la definición de la Ley.  En ese sentido saludamos la iniciativa de la movilización del PCV y la UNETE del jueves 22, en donde presentaron un proyecto de ley, pero qué garantiza que este 1° de Mayo el Presidente Chávez, al presentar la nueva ley, sea tomada en cuenta. Según nuestro punto de vista lo importante para el proceso revolucionario es la Ley, pero también la real participación activa de los trabajadores”.

MS: Se está viendo que aún es difícil alcanzar la unidad del movimiento sindical.

SP
B: Somos profundamente unitarios, pero sabemos que la unidad no se conquista por decretos, maniobras ni por vía de macoyas. Creemos en un profundo proceso democrático por la base y de debate protagónico de las bases obreras y sus legítimos dirigentes. En ese sentido en el seno de la UNETE estuvimos desde adentro planteado desde hace meses, la necesidad de tender un puente hacia la experiencia de la nueva Central, lamentablemente no hemos sido escuchados y es así como vemos una evolución sectaria de algunos sectores de la UNETE.  Por esa razón hemos dado libertad de acción a los dirigentes sindicales de Marea Socialista a que se incorporen a la central que sus organizaciones sindicales decidan. Así por ejemplo, dirigentes de nuestra corriente hacen vida en la Nueva Central, y también hay otros muy importantes que continúan en la UNETE.

Pero esta situación no es sostenible en el tiempo si de verdad buscamos la unidad. Por eso lo que nosotros proponemos es la creación de una Intersindical entre las dos centrales, que incluya también a los sindicatos que no hacen vida en ninguna de las dos. Una intersindical que tenga un plan de acción que contemple todas las necesidades de los trabajadores. Entre ellas, la deuda que tiene el proceso con los empleados públicos y el retraso por siete años de su Contrato Marco, que haga suya la pelea por la Convención Colectiva petrolera, la de los trabajadores de salud y la de SIDOR. Así como algunas otras medidas de luchas como es la de enfrentar la criminalización de los que luchan por los derechos obreros. En esta coyuntura por ejemplo está ocurriendo el caso de nuestro compañero José Meléndez dirigente de los trabajadores sidoristas, perseguido judicialmente por orden de la directiva de la empresa.

Por otra parte, es una verdadera contradicción que marchemos todos juntos el Primero de Mayo y que luego sigamos cada uno por su lado. Es un contra sentido que todos digamos que estamos a favor de la nueva LOT y de que tenemos propuestas y que sigamos descalificándonos unos a los otros. Mientras la nueva central ya se cree padre de la nueva criatura de la LOT, la UNETE, o más bien el PCV, presenta un proyecto a destiempo para disputarse la criatura. Nosotros no estamos de acuerdo con los sectarismos o las exclusiones. La unidad se construye desde las bases y respetando todas las identidades.

MS: ¿Quisieras agregar algo más?

SPB:
Mira yo creo que si el presidente Chávez escucha las voces de los trabajadores verá que son estas propuestas las más acertadas para desatar un verdadero proceso de unidad y movilización en la clase trabajadora. Sólo así, el pueblo trabajador le puede dar un reimpulso al proceso revolucionario. Y lo digo con conocimiento de causa. Desde enero vengo recorriendo el país. He realizado reuniones, debates y talleres con trabajadores en los estados Bolívar, Táchira, Zulia, Falcón, Anzoateguí y en Caracas y en otros estados. De esos debates han participado dirigentes y trabajadores de las industrias básicas, del petróleo, de los alimentos, de la energía, de los sectores de la minería, automotrices, eléctricos, del transporte, mujeres organizadas y jóvenes y muchos otros sectores. También hemos realizado talleres con algunas federaciones de la UNETE, y al mismo tiempo con sindicatos de la Nueva Central y muchos otros que no están en ninguna de las dos.   Hemos propuesto está política que te señalo y que le estamos pidiendo al presidente Chávez. Y ha sido bien recibida y se han votado resoluciones a favor de la misma. Y estoy hablando de ese campo bastante representativo de estados y sectores y de más de cien sindicatos que han participado de esas actividades. Por eso insistimos en esa solitud pública de caracter democratica y decisoria: Una, que se presenta ya un anteproyecto de Ley para organizar socializar el debate; dos, que la ley sea decida por el pueblo trabajador en un Referendo Nacional y, tres, avanzar en una Intersindical para impulsar la Unidad por las bases y la fundación en proceso constituyente de un Nuevo Modelo Sindical y de organización de la clase que garantice demoler el viejo modelo de producción capitalista”.


 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5001 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



US N /trabajadores/n201572.htmlCUS