14-A: los tiempos de la derecha y la burguesía se acabaron en este país

Y se le acabaron desde el 27 de febrero de 1989 cuando la gente se hartó de la farsa y estafa electoral de los exquisitos personajes de abolengo y los recién llegados que han amasado fortunas volviendo harina a los demás.

Los mismos que detrás del telón hoy repiten, con el mismo elenco mercantilizado de figuras mediáticas, el mismo libreto concebido para vender un candidato.  En el escenario ellos no figuran, ellos se encargan de programar la escasez, el acaparamiento, activar la inflación, sabotear los servicios, colocan el piso del descontento para que aparezcan sobre ese tinglado sus mejores actores de reparto: hombres y mujeres esculpidos por la burguesía, convencidos de su tarea, incapaces de hacer una crítica de fondo sobre los problemas reales de la Democracia y esa contradicción que se expresa entre ese 1% que concentra el capital, que controla el mundo y tiene subsumido en la miseria y la escasez al 99 % restante, quienes son tratados como sobrantes en su sistema capitalista, hoy más que nunca degenerado y sin ninguna posibilidad de trazar alguna ruta hacia el futuro.

Precisando… no me estoy refiriendo a Capriles sino a los que financian y diseñan su campaña.  Todo un aparataje de empresarios, banqueros e importadores que aún siguen viviendo de la renta petrolera y que nunca perderán la esperanza de volver a controlarla en su totalidad: FEDECAMARAS, CONSECOMERCIO, CAVIDEA, CONINDUSTRIA, etc.  No se pueden subestimar: constituyen una insignificante minoría con mucho poder, con una red de apoyo en Wall Street y en muchísimos gobiernos controlados por sus aliados de clase que se suman y apuestan a pulverizar el legado de Chávez, que mantienen un red de operadores económicos y políticos dentro de las instituciones del estado para escoñetar el proceso revolucionario y que esta semana intentarán hacer lo imposible para deslegitimar a Maduro ante el Pueblo Bolivariano.

Maduro: estás lleno de pueblo, ellos tienen una parte del 99% que no hemos sabido ganárnoslos para la salida con futuro que marca la Revolución Bolivariana: única opción digna para mejorar las condiciones de existencia  de todo el pueblo venezolano que vive únicamente de su trabajo.   Quienes nada tuvieron o vivían al día en la última década de la IV República, constituyen la base más firme del proceso, son la mayoría y están haciendo todo el esfuerzo, a su manera y como les da la gana, para  legitimarte en la Presidencia y seguir luchando.  Párale bola a la asertiva genialidad de nuestro pueblo cuando grito en el 2007 a las puertas de Miraflores: ¡Limpieza y más Revolución! 

Esto hay que hacerlo y es una señal real de Golpe de Timón para los que se niegan a impulsar medidas revolucionarias que beneficien nuestro pueblo… y el cómo hacerlo está en una de las claves del proceso: ACTIVANDO EL ESPÍRITU CONSTITUYENTE Y REFRENDARIO DEL PUEBLO.  Debate constituyente y ejercicio decisorio del pueblo es la garantía de triunfo y continuidad sostenida, sin retorno contra los conspiradores que acechan y pretenden matar el legado de Chávez.

 

Nos vemos el Jueves, armando el Huracán Revolucionario: gasolina del proceso... multitudes de

 pueblo a la que la burguesía y la derecha le temen como el Diablo a la Cruz.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1672 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

US Y /trabajadores/a162974.htmlCUS