Transferencia tecnología o soberanía tecnológica

El control del sistema y tecnología de telecomunicaciones, así como su flujo y subsistemas de información, es fundamental para la soberanía de un país. En el caso de Venezuela, la necesidad de lograrlas es aun mayor, dado que esta sometida constantemente por parte del Imperialismo a una guerra de cuarta generación para desestabilizar y destruir el proceso de avance hacia la plena Soberanía Nacional y la construcción del Socialismo.

Es por eso que el estado venezolana bajo el liderazgo del Comandante Chávez, en su visión geopolítica ha generado una serie de acuerdos de cooperación bilateral ente países aliados, a razón de impulsar estratégicamente el desarrollo proyectos tecnológicos, para los cuales su contenido fundamental se basa en la “transferencia tecnológica” por parte de países como China, Bielorrusia, Brasil, Irán entre otros.

En este orden de ideas el proceso de “transferencia tecnológica” como eje central de este tipo de proyectos genera los debates necesarios para garantizar que el echo de transferencia tecnológica sea palpable, en este sentido teniendo claro que el fin único de la transferencia tecnológica es el desarrollo de la Soberanía tecnológica, debemos acotar lo siguiente:

En el entendido de que la tecnología se transfiera”: el echo de transferencia tecnológica no se basa meramente entre una relación comercial de equipamiento industrial para el desarrollo de dicha tecnología, trasciende incluso en el acceso a la información de manuales de funcionamiento y fabricación o a la formación técnicos en el área por parte de quienes tiene la responsabilidad de Transferir la tecnología al estado venezolano, si no también a la “capacidad de Gestión de los Derechos de la Propiedad Intelectual en el país” que es una barrera principal para la Transferencia y las regulaciones del comercio para limitar la disponibilidad de creación o desarrollo de la Tecnología

Debemos decir “transferencia tecnológica o Apropiación Tecnológica”: entendiendo que “Tecnología” significa un conjunto de conocimientos técnicos, ordenados científicamente tales como; formulas, patrones, procesos y/o la técnicas asociadas a la fabricación, diseño e implementación de procedimientos, técnicas y herramientas para obtener desarrollo de dicha tecnología, entonces nuestro objetivo fundamental es la apropiación, adaptación y desarrollo de todos estos elementos, con el agravante de establecer una serie elementos susceptibles a transferir, tales como manuales, instructivos, técnicas, herramientas, saberes, experiencia técnica, conocimientos sistematizados, cursos de formación, para convertirlos en indicadores que nos permitan medir los niveles de apropiación tecnológica en este sentido.

Debe quedar expreso en toda relación o marcos de cooperación bilateral, que el echo de la “Transferencia de tecnología” consiste en tener acceso a todo el conjunto de conocimientos, formulas, patrones, procesos y/o la técnicas asociadas, útiles y necesarias para el desarrollo de habilidades, destrezas operativas y técnicas científicas relacionadas con los procesos y métodos de diseño, producción y mejoras de los productos a fabricar, garantizando así la capacidad para usar, adaptar, mejorar, desarrollar y apropiarse de la tecnología.

Otra de las condiciones fundamentales para ponderar una Transferencia asertiva de la tecnología, es revertir la tendencia de dependencia foránea de la misma, estructurando de manera programática el desarrollo de proyectos en torno a la cadena productiva de dicha tecnología, pues resulta inconveniente apropiarse solo en parte de algunos procesos y mantener dependencia de eslabones que a la larga son un subproducto de dicha tecnología.

Este debate también debe concentrarse no solo el los términos de la transferencia, si no también en el modelo de transferencia tecnológica, el cual resuelta imperativo definir antes de improvisar el planteamientos de transferencia, sin obtener un alcance efectivo de la tecnología y el modelo a implementar.

El proceso de adopción de una nueva tecnología puede considerarse similar a la de cualquier proyecto. Hay que enmarcar el proceso de adopción (una vez caracterizado éste) en algún modelo de referencia para poder planificar y de manera asertiva diseñar los diferentes elementos que permitan medir y controlar los riesgos y el progreso, comprobando así, que se han satisfecho las expectativas de la transferencia. No es extraño, por tanto, que se emplee el concepto de modelo de transferencia de tecnología.

El modelo de transferencia de tecnología es útil como marco de referencia para gestionar proyectos de transferencia de tecnología. A la hora de determinar el modelo más adecuado consideramos tres elementos:

  • selección de la tecnología a transferir. La importación de la selección radica en la plena definición de la necesidad tecnología existente, diagnostico que permitirá enmarcar las expectativas de la transferencia y su alcance. }

  • Perfil de adopción concreto. Si el perfil implica la existencia de riesgos en algunas de las dimensiones clave será necesario plantearse un modelo en fases con alguna tecnología intermedia.

  • Elementos de control y evaluación requeridos. Mecanismos de validación del proceso de adopción tecnológica, asegurando que existen beneficios concretos en el proceso. Esta situación implica la existencia de “indicadores” que permitan valorar el progreso y eficiencia de la apropiación tecnológica.

Desde el punto de vista de la gestión del proceso de transferencia cualquier modelo debe permitir a los gestores homologar algunos aspectos fundamentales tales como:

  • Permitir un control del proceso de transferencia para modificarlo si es necesario, permitiendo de manera reflexiva, pero pragmática alcanzar el fin real de la transferencia.

  • Es importante destacar que la apropiación de la tecnología se mide en tremidos del acceso a la información y la capacidad para usar, adaptar, mejorar, desarrollar dicha tecnología

  • Difusión del proceso de apropiación tecnológica y sus productos finales

  • Impacto social (incidencia sobre empleo y apropiación social del conocimiento, modelo cultural regional).

  • Uso de recursos locales (materias primas, materiales, energía).

  • Escala de producción

  • Grado de obsolescencia.

  • Complejidad (alto nivel de instrumentación, facilidad de mantenimiento, rendimiento)

Elementos mínimos para medir y considerar a la hora de definir el modelo de apropiación que debe regir los términos y alcance la transferencia tecnológica.

La soberanía tecnológica es un constructo político y cultural de múltiples variables aún difíciles de identificar y mucho menos controlar; de grandes complejidades, pues la Soberanía no se basa únicamente en la voluntad política, su accionar se alcanza mediante una capacidad de investigación fundamental en todos los dominios, con el desarrollo de grandes programas de investigación en sectores prioritarios de la sociedad y con la creación de adecuados instrumentos capaces de garantizar la transferencia tecnológica.

El Gobierno Bolivariano ha impulsado decididamente el progreso científico y tecnológico del país bajo un concepto evolutivo de Soberanía e Independencia. La ciencia y las herramientas de la tecnología son puestas al servicio del pueblo organizado para la resolución de sus problemas. En este sentido la invitación es a continuar el debate sobre el alcance de la transferencia tecnológica y los términos que permitan a través de un modelo de transferencia definido, generar una plena Soberanía Tecnológica.


Gte Fabrica/VTELCA/MPPI

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5175 veces.

Comparte en las redes sociales




VE