Verdades bien dichas

El drama de la oposición en Bolívar…

Los sectores de la derecha en Bolívar viven un drama propio de la pluma de Delia Fiallo. Traiciones, llanto, despechos, la búsqueda de la herencia, el hijo pródigo, el eterno cuento de la cenicienta y otros clichés funcionan para contar lo que ocurre por esos lares. Tan grande es su drama interno que buscan oxigeno con montajes teatrales donde pretenden involucrar al chavismo.

Inventan chismes, arman truculentas maniobras mediáticas e intentan confundir con estrategias trilladas contra la figura de la revolución en Bolívar. Nosotros tenemos candidato, se llama Francisco Rangel Gómez, tenemos comando de campaña, tenemos una estructura probada y aprobada y tenemos además un pueblo consciente, con el norte claro y los objetivos en presente. Ellos por su parte, no han podido concentrarse en la campaña regional porque cada tolete anda en lo suyo, cuadrando acuerdos con miras a asegurar posiciones para las alcaldías. Eso, por sí solo, ya es un drama.

El reparto que, como un botín, hicieron de los cargos o postulaciones al Consejo Legislativo del estado Bolívar ha sido otro detonante del llanto y la ola de traiciones dentro de la MUD en Bolívar. Cada quien anda por su lado, Velásquez quiere los votos adecos, pero no se retrata con ellos. Los adecos por su parte han decidido no invertir en la candidatura del indio y guardar sus cobres para las campañas municipales, donde ellos creen que pudieran tener mejor suerte y sacarle más provecho a su "inversión". De ilusiones también se sobrevive.

El drama continúa en cada rincón del estado con sus particularidades. En Heres, donde gobierna la oposición, no hay moral ni liderazgo para pedir el voto. En Caroní no hay posibilidad de encuentro con ningún sector significativo, allí impera la operación rebote, donde entra el majunche, rebota. En Sucre y Cedeño el blindaje revolucionario no permite acceso a la opción escuálida. En Angostura si alguna vez tuvieron esperanzas ya se desinflaron sus opciones, como era natural que ocurriera cuando se tienen ídolos con pie de barro. En Padre Chiem lo que hay es revolución y certeza de la victoria perfecta que se avecina para el 16-D.

En El Callao, Roscio y Piar, se cansan de hacer encuestas para favorecer a su candidato y han entendido que el asunto es más complejo que un análisis de cafetín. Además en Piar los activadores políticos de la derecha solo piensan en sus negocios. En Sifontes y Gran Sabana hay liderazgo, compromiso y revolución para rato, ni que se ponga guayuco o se tome foto con suruca tiene posibilidad.

En la oposición la traición ha estado a la orden del día. No hay unidad posible luego de tantas deslealtades. Los reales de la campaña llegan por varias vías, pero, como siempre, el villano no reparte. Mientras los otros partidos, cual cenicienta, sin acceso al botín, esperan tiempos mejores contando solo con la esperanza de que ocurra un milagro.  Los reales de la campaña de Capriles se perdieron. Los de esta nueva contienda tomaron un solo rumbo y un solo bolsillo.

Con lágrimas en los ojos y voces que se quiebran llaman desesperados a sus desencantados seguidores a votar. Ellos saben que las diferencias arriba son más fuertes abajo. La decepción ante "líderes" fracasados y la frustración por la derrota del 7-O acentúa el abstencionismo y ellos saben que esa calamidad está, fundamentalmente, de su lado.  El final de este drama ya está escrito. Cada tolete defenderá su parcela. La unidad quedará apenas como un recuerdo. AD además de huérfana y desheredada quedará trágicamente aniquilada. El villano que ya una vez fue enemigo de los adecos volverá a "arrasarlos", pero esta vez desde adentro. Mientras los justicieros reducidos a observadores de palo no podrán ser más que público de galería en este dramático teatro político donde sube el telón y baja el telón y la escena es la misma: derrota en todas sus versiones.

Nosotros avanzamos. La política es cosa seria, para gente seria. Por eso seguimos profundizando las tareas con el pueblo, acompañándolo en sus luchas y reivindicaciones, pensando en todos para que todos piensen también en colectivo. Lo de ellos es un drama, lo nuestro es acción, vida, esperanza, futuro y verdad.

[email protected] / @natachainatti


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1072 veces.

Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas