Maricorina no inventes con el 23 recuerda que esa es una fecha del pueblo

“Primero pasa un camello por el ojo den una aguja que un rico al reino de Dios”

Se activó la destemplada anciana Maríacorina Machado. El silencio de su rostro marmóreo, granítico de mausoleo del terror que había mantenido en los último días, se descongeló para darle paso a la misma María Corina de siempre, a la mismita mujer que anda por el pleistoceno mostrándoles las batatas al los dinosaurios a ver si la llevan a donde están los ñángaras entre los pajonales.

Papá entre las tantas cosas que me enseñó me explicó, porque él era un “yentleman”, que a las damas ni con el pétalo de una rosa. Pero ha pasado el tiempo, inolvidable viejito, y las mujeres guerrean igual que los hombres en el campo de la política, por lo tanto en ese terreno hay que tratarlas por igual. María Corina no es la excepción de la regla; hay que decirle que como política es una aberración, un tiempo en una botella, una defecación de gato en un piso de mármol.

Sale declarando en Globovisión que desconoce al Vicepresidente y a los ministros es una muestra evidente de que o es por aprovecharse del momento o es que en verdad el psicólogo que la vio en el liceo donde estudiaba cuando era una adolescente tenía razón al explicar a un condiscípulo de ella, que “ Esa muchacha tiene problemas mentales”.

De manera que se pone en contra del TSJ y su veredicto, ignora que el Presidente nunca ha dejado de gobernar y que por lo tal no es un gobierno nuevo sino que fue reelecto por el pueblo. Ignora esta hija de las cavernas que existe un artículo en la amada Carta Magna que es el Art Nro. 5: “ LA SOBERANÍA RESIDE INSTRANSFERIBLEMENTE EN EL PUEBLO, QUIEN LA EJERCE DIRECTAMENTE EN LA FORMA PREVISTA EN LA CONSTITUCIÓN…”, es tan ignorante esta mujer que para alcanzar algo muestra las arrugadas rodillas a un marihuanero, diciendo que “El 23 de enero saldrán a manifestar”, mas ignora porque es un desecho en la política que esa fecha es caca para la OPOSICIÓN, El 23 de enero de 1958 el pueblo y la FA derribaron a un gobierno que precisamente representaba a esa ociosidad que representa la oligarquía, el vicio, la corruptela, el robo, la orgía, y las largas noches de verano venezolana de la cual ella es una clienta. Un familiar de Maricorina y de Leopoldo López. -Ambos buscan desestabilizar-, el mentiroso Eugenio Mendoza, fue uno de los que defenestró La Junta Patriótica para darle paso al inhumano Puntofijismo donde los Machado Mendoza robaron a la patria de Simón Bolívar y de la actual revolución. Esta mujer, en un Estado limpio y decente, no fuera parte de él.

¿Ignora ella y Leopoldo López la fuerza del pueblo? ¿Quieren un enfrentamiento para invocar la estúpida Carta Democrática, porque es evidente que no saldrán muy bien en un conflicto frontal con el pueblo?

Nunca habíamos visto algo tan indecente. Ella, Maríacorina es digna representante de esos carroñeros que al verse acosado por la muerte son capaces de convertirse en incendiarios de cualquier cosa; a los estúpidos suele acosarlos un miedo terrible, un terror profundo y Maríacorina siente terror. Siente angustia de saber que el tiempo de LA OLIGARQUÍA en Venezuela se está acercando y que la calle de sus angustias es ciega.

Día a día la inédita revolución Bolivariana va marcando una pauta en pro del pueblo a la vez que va eliminando toda esa porquería que infecta, que produce enfermedades llamada OLIGARQUÍA.

El miedo es libre, los que se angustian ante el fracaso porque no tienen cualidades para evitarlo, como esta mujer llamada Maricorina, son un peligro para la asepsia de la ciudad, porque se defecan, ante el miedo, en cualquier esquina de la población. LA OLIGARQUÍA venezolana está herida de muerte. Le llegó el epílogo, o como dirían su amigo los gringos the end”

Tratar de utilizar el día 23 de enero para hacer bulla es una muestra inequívoca de que aquella locura de los que entran a la escuela de USA a disparar los está acogotando. La única diferencia será que de atreverse a semejante exabrupto político, Maricorina y su banda de inevitables ahogados moribundos, van a saber lo que tiene dentro de su alma un pueblo que está acostumbrado a trabajar, a ensuciarse la ropa, a manejar la defensa la integridad del pueblo y su territorio, sin miedo, sin recular, sin ver en los enfermos fascistas el arma que podría detenerlos…”por la verdad murió Cristo” y hay que advertirle a Maricorina que ella es una mujer no acostumbrada a estas lides, porque ella no es una mujer del pueblo, a las que si verá si es que en su aberración mental se les ocurre ser parte de una sangría entre venezolanos.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1064 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Ángel V. Rivas


Visite el perfil de Angel V Rivas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



US N /oposicion/a157456.htmlCUS