Estrategia Opositora irrespeta la Identidad Nacional

En el artículo de la semana pasada, precisé sobre las implicaciones del 1X10, no sólo como estrategia electoral, sino también como vértice fundamental de la organización del PSUV; asimismo hice algunas consideraciones sobre el 1X2 opositor.

Hoy, luego que el huracán bolivariano nos visitara y explayara un discurso argumentativo sincero, no cabe duda que un grueso de la población electoral indecisa haya resuelto a favor de tal propuesta, y como consecuencia esa variable influya progresivamente en el registro de la militancia en el 1X10, que por demás, a estas alturas en muchos sectores, crece exponencialmente. La escucha atenta al planteamiento de Chávez, no permite vacilar, se trata de defender los intereses de la Patria; es inadmisible que algún militante porque no recibió la respuesta buscada por parte de un funcionario, se enoje y vacile, puesto es necesario garantizar con el voto chavista, la profundización de los cambios urgentes para acabar con actitudes y acciones que no tienen nada que ver con la revolución que impulsa el comandante.

Por ello es superlativamente importante, que ante la excelente organización que  está en marcha a propósito del 1X10, los dirigentes, militantes y simpatizantes, reflexionemos al fragor de la puja electoral, en torno al modelo político-social diferente que estamos construyendo, ya que este no es un gobierno de transición, y por lo tanto, el partido como su principal instrumento, “…tiene la responsabilidad de formarse y educarse en la historia y en las experiencias humanas, para afrontar con criterio propio la tarea de creación e invención permanente del socialismo”(Libro Rojo-PSUV). Tener clara esta perspectiva y ofrecerla así a quienes se incorporan a las filas del partido, consolida su estructura.

Sí, se trata de claridad militante, se trata del nexo indisoluble entre la organización y la formación, pues el proceso no puede admitir más los saltatalanguerismo ante cualquier descontento por falta de claridad conceptual.

Y también por falta de claridad, algunas personas se han quedado en las consignas, aunque cada vez menos, lo cual no puede pasar con esos indecisos, que ya no lo son, porque ahora apuestan a Chávez. A ellos hay que hacerles sentir que nuestra propuesta revaloriza la venezolanidad y la zulianidad (no como eslogan), nuestras riquezas naturales y toda la simbología y cultura Patria, que incluye el idioma.

En consecuencia, es preciso advertir, que ningún rezagado electoral que pueda quedar por allí después del llamamiento de Chávez, debe confundir la propuesta bolivariana con la opositora, que por cierto, siendo consecuente con la visión de país que encarnan, su estrategia de búsqueda del voto 1X2, ahora la denominan “buskt2”. Un nuevo cliché electoral que lo que hace es reafirmar las planteamientos que sobre esta estrategia hice la semana pasada, a los que tendría que sumar necesariamente, que esa nominación no se aproxima ni siquiera a un neologismo, que sería aceptable por la dinámica de la lengua. Es una burda fractura morfológica de “búscate 2” (tan elemental, sencillo, diáfano). Tal nombre manifiesta el irrespeto que se le tiene a lo nuestro, a nuestro idioma, en el cual según lo han manifestado siempre connotados lingüistas, descansa principalmente la identidad nacional.

[email protected]



Esta nota ha sido leída aproximadamente 811 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Aquileo Narváez Martínez


Visite el perfil de Aquileo Narvaez Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales




US Y /oposicion/a147472.htmlCUS