Los aportes de la teoría crítica a la nueva cultura política

La manipulación propagandística y la comunicación alternativa

Los esfuerzos de la oligarquía y el imperio por aparecer abanderando la libertad de expresión, hace obligante la profundización del debate, que permita desenmascarar esta farsa.. En esa dirección, los revolucionarios venezolanos tenemos una urgente tarea ideológica ante la impunidad que existe con la manipulación propagandística de los medios privados, que han logrado embaucar a importantes sectores en las trampas mediáticas.

Por ello debemos promover foros, seminarios y debates que tengan como objetivo poner las cosas en su sitio. En particular, ubicar la naturaleza del hecho comunicativo y su deformación en la sociedad capitalista.

Esto es lo que nos planteamos en el ensayo “EL PODER EN LA ESCUELA, publicado en los inicios de los noventas por el Centro de Educación Popular Exeario Sosa Lujan de Barquisimeto. Desde esos años reivindicamos los aporte de Habermas en la TEORIA DE LA ACCION COMUNICATIVA. Y en aquella época ya ubicamos la incidencia del tipo de formación recibida por los periodistas en nuestras universidades. En esa perspectiva, señalamos que no es pura casualidad, el carácter casi normal que asume las distorsiones informativas o que en términos éticos no existan  comunicadores habermasianos en nuestros medios, ya que en la mayoría de las Escuelas de Comunicación de nuestras universidades no contemplan en su pensum la teoría crítica, sino más bien predomina la razón técnico-instrumental, que reproduce sin muchos obstáculos la dominación y profesionaliza al periodistas en la lógica mercantil como tarifados, salvo raras excepciones.

En algunos capitulo del citado ensayo, realizamos algunas reflexiones que son pertinentes reseñarlas en la actual coyuntura .

I.- La comunicación como relación dialógica.

 La comunicación se puede conceptuar como la capacidad que tiene el hombre de dialogar. Ahora bien, todo diálogo posee algunos rasgos que son definitorios: se realiza en comunidad, es solidario, implica el respecto por la opinión ajena, debe ser fundamentado, y tiene como soporte la razón crítica, método de análisis autónomos los cuales permiten a los interlocutores ser lo sujetos que portan un saber con capacidad problematizadora que no están expropiados de herramientas cognoscitivas.

 Con las anteriores consideraciones se quiere resaltar el hecho de que también puede haber un “seudo diálogo” o una “caricatura de democracia” si los sujetos que participan no están formados críticamente, si no poseen independencia de criterio y son tutelados o monitoreados intelectualmente por cualquier “centro emisor” llámese éste: , director de programa, jefe de redacción o dueño del medio .

 En tal sentido, Paulo Freire, señala que no se puede hablar de una auténtica relación dialógica sino existe la razón crítica, al respecto dice:

 “Finalmente no hay diálogo verdadero si no existe en sus sujetos un pensar verdadero. Pensar crítico que, no aceptando la dicotomía mundo-hombre, reconoce entre ellos una inquebrantable solidaridad.

 

 Esto es un pensar que percibe la realidad como un proceso, que la capta en constante devenir y no como algo estático. Una tal forma de pensar no se dicotomiza a sí misma de la acción y se ampara permanentemente de temporalidad, a cuyos riesgos no teme.

 

 Se opone al pensar ingenuo, que ve el “tiempo histórico como un peso, como la estratificación de las adquisiciones y experiencias del pasado” de lo que resulta que el presente debe ser algo normalizado y bien aceptado.

 

 Para el pensar ingenuo, lo importante es la acomodación a este presente normalizado. Para el pensar crítico, la permanente transformación de la realidad, con vistas a una permanente humanización de los hombres. Para el pensar crítico, diría Pierre Purter, “la meta no será ya eliminar los riesgos de la temporalidad, adhiriéndome al espacio garantizado, sino temporalizar el espacio (…) “. “Para el pensar ingenuo, la meta es apegarse a ese espacio garantizado, ajustándose a él y al negar así la temporalidad se niega a sí mismo.

 

 Solamente el diálogo, que implica el pensar crítico, es capaz de generarlo. Sin él no hay comunicación y sin ésta no hay verdadera educación. Educación que, superando la contradicción educador-educando, se instaura como situación gnoseológica en que los sujetos inciden su acto cognoscente sobre el objeto cognoscible que lo mediatiza.”

Criticando el pensar ingenuo, Freire sostiene que sin la razón crítica no hay diálogo y sin éste no existe verdadera educación. La relación gnoseológica que se instaura a partir del pensar crítico, implica que el sujeto puede conocer la realidad no aceptando los simplemente dado, lo temporal, de suyo se sobreentiende que dicho proceso conlleva la liquidación del monopolio del saber y de la información.

La hegemonía burguesa en nuestra sociedad, se construye a través de un consenso pasivo, manipulado, ya que hay un monopolio del saber y la información en manos de las élites En tal sentido el consenso sería un tipo de coerción impuesto a través de la manipulación propagandística, en la medida en que no existe razón crítica, ni relación dialógica, sino información-orden.

 En la estructuración de este consenso es donde los medios informativos juegan un rol estelar.

 Estos medios por su capacidad de uniformar y homogeneizar la conducta colectiva, los coloca en uno de los puntales de la cohesión social, razón que implica el celo que tienen los sectores dominantes en cuanto al control de dichos medios.

 En la sociedad capitalista actual, el dominio se ejerce fundamentalmente a través de los medios informativos, y se le confía a la manipulación propagandística la misión de estructurar el seudo-consenso, aceptación del orden vigente.

II.- Algunas características de la manipulación Informativa.

 El consenso que se estructura a través de la manipulación propagandística lleva aparejada la disolución de la conciencia de los oprimidos, la aceptación pasiva de normas y valores, generando un tipo de impotencia por la incomprensión de la situación y por el desconocimiento de las alternativas.

 En la consecución de tal objetivo juegan un papel importante la manera en que se “informa”, el contenido y las técnicas aplicadas por los medios informativos. La función de distorsión de la realidad, de ocultamiento y enmascaramiento de los procesos, en los medios informativos se realiza a través de procedimientos tales como:

  1. Presentación de una visión sesgada de los hechos.

La manipulación en este caso persigue dar una visión unilateral de que acontece, se fragmenta la información que aparece sin génesis, descontextualizada, sin nexos explicativos de fondo.

  1. A la presentación de la información se le da un “tratamiento” distraccionista.

 Sutilmente se trata que los hechos pasen inadvertidos, con interpretaciones o versiones alejadas de la verdad, con técnicas de diagramación que minimizan o destacan poco los hechos.

 De esta se genera un “envasado” elaborado con diversos recursos e imágenes, una información distorsionada. De tal manera que en general – salvo excepciones- lo que aparece en al prensa, radio, cine, televisión, es lo que un grupo o una élite dominante escogen para que los oprimidos lean o escuchen.

Estas técnicas de escamoteo o manipulación de la información, por ejemplo, lo podemos constatar en la formación de las matrices de opinión en el ámbito planetario y como se reproducen en lo local.

Como un recurso didáctico, podemos citar el proceso que sigue los “envasados” informativos que hacen estragos de las llamada “libertad de información”. CNN por ejemplo, lanza una determinada versión sobre algún suceso, pongamos el caso la guerra en Irak, dicha versión reciclada por diversos medios -.audiovisuales o impresos se propagan sin que exista posibilidad de confrontar o validar los datos, sin que se tenga acceso a otra fuentes. En forma permanente esto lo podemos comprobar en la prensa diaria de Internet. En tal sentido invitamos a realizar el siguiente recorrido, utilizando la versión en español :

  • Búsquese la información sobre el último combate en la guerra de Irak en el noticiero de CNN.
  • Compare con lo que nos dicen algunos diarios en español en EEUU HOY Nueva York, EL DIARIO LA PRENSA , o el  EL NUEVO HERALD de Miami, y encontrará una simple reiteración de la versión inicial de CNN.
  • Revise el País de Madrid- España y encontrará más de lo mismo.
  • Visite el Espectador o el Tiempo de Colombia y de nuevo el mismo guión.
  • Consulte el Nacional o El Universal de Venezuela y comprobará que no hay nada nuevo si no la repetición machacona y empobrecida de CNN
  • Y Finalmente, si vamos a los diarios regionales, como por ejemplo, el Correo del Caroní en Ciudad Guayana o la Nación de San Cristóbal, encontrará que los guayaneses y tachirense lo que consumen son “refritos”.

Aquí estamos en presencia del “pensamiento único” distribuido en diversos medios, donde la libertad de información está conculcada por los dueños de CNN.

Por todo lo anterior, combatir esta dictadura mediática implica otra racionalidad comunicativa,tal como lo plantea Habermas:

- Libertad real de opinión, libre circulación de las ideas, libre acceso a los medios.

- Construcción del consenso activo sobre la base del “mejor argumento”, el debate y la discusión libre de coerción y compulsión.

- Desarrollo de la “competencia comunicativa”: saber oír y respetar la palabra del otro.

- Ética comunicativa, haciendo transparentes las diferencias, no apabullar, no manipular.

 

 III.- Los desarrollos de esta nueva racionalidad comunicativa

 Habermas plantea la existencia de unas normas de racionalidad en la teoría crítica, las cuales se asocian al discurso y al lenguaje ordinario:

La competencia comunicativa, donde se incorpora al  habla y al discurso métodos de discusión los ideales transformadores de justicia, libertad, solidaridad, como signo de autorrealización y de una ética comunicativa.

 Este ideal del habla y del discurso, sostiene que la única compulsión que se puede permitir es la fuerza del argumento, y en consecuencia, se puede hablar de una comunicación libre de coerción cuando no hay presiones psicológicas, bloqueos o silencios, violencia verbal o semiológica, todo ello expresado en el estilo descalificador y de cliché, el corrillo y la maledicencia.

 Los postulados de racionalidad y de validez en el habla, son para Habermas los siguientes:

- Lo que se dice es verdad

- Lo dicho es entendible

- También es sincero

- El hablante está en su razón

 El consenso que se logra a través de esta discusión auténtica es un consenso activo, verdadero, siendo la verdad un resultado del debate y la confrontación, lo cual permite que emerjan los verdaderos intereses de los participantes.

 La libre discusión conceptuada por Habermas como “situación ideal de habla” demanda de un clima democrático, que admita las discrepancias y el libre juego de tendencia, igualmente la libre circulación de las ideas, rechazando las amenazas, censuras, manipulaciones y controles.

En la construcción de una nueva cultura política, la ética y la nueva racionalidad comunicativa de base habermasiana se convierte en una propuesta alternativa a la manipulación informativa del imperio y la oligarquía, siendo una herramienta valiosa en manos de los revolucionarios identificados con la construcción del Socialismo en Venezuela.

Carlos Lanz Rodríguez
7 de Junio de 2007


Esta nota ha sido leída aproximadamente 9628 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Carlos Lanz Rodriguez


Visite el perfil de Carlos Lanz Rodríguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

US Y /medios/a36086.htmlCUS