A propósito de los millones para Miguel Henrique Otero ¿Entonces para qué uno escribe tanta paja?

“Paja es lo que alimenta a los herbívoros del mundo de los cuales sale la carne que comemos”

Leyendo el extenso artículo de Aporrea sobre el “vivolanga” de Miguel Henrique Otero (Ver Miguel Henrique Otero forrado de billete proveniente del Estado, como copropietario de Noticias 24) a uno se le desinfla el alma: tanto nadar para morir en la orilla. A uno que , debemos confesarlo, no es tan erudito en la materia de la escritura y la opinión política, se le estruja el espíritu el alma, se le exprimen las neuronas el cerebro, pidiéndole más y más micro de inteligencia a su corazón para expresar la defensa de este proceso, de repente se ve en un ángulo de esta miserable sala de tortura observando como el enemigo de los pobres, de la emancipación obrera, de la libertad, se enorgullece dentro de un fortín de dinero gracias al gobierno que uno defiende recibiendo amenazas y deseos malignos del enemigo fatuo.

Da arrechera leer que MIGUEL HENRIQUE OTERO y su mujer reciben exorbitantes cantidades de dinero de parte del Estado en el que uno cree para atacar a quien se lo provee y uno va arrastrándose entre espinas en su afán de dar su amor, lucha y se desangra sin saber que otros se han quedado sin corazón…

¿Dónde está la ética Moral de la revolución? ¿Adónde se fueron esas proclamas de “gobierno de los pobres” entonces si el que vive mejor es el enemigo? Y vive con el dinero que es de todos los venezolanos. ¿Tiramos la toalla Sancho amigo? ¿Nos subimos a la máquina del tiempo a seguir en busca de una realidad en la cual soñamos? No lo entendemos: ¿el remedio ha sido peor que la enfermedad?

El Presidente Chávez ¿desconoce estas prácticas que nada tienen de Revolución? ¿En cuál guerra se alimenta al enemigo? ¿Entonces todas estas luchas, estas contiendas, estas controversias, estas vainas han sido puras mentiras? Y No me vengan con el cuento aquel de que “ todos tenemos derecho a pensar distinto” esa ha sido una perorata inventada por los malandros de la democracia para joder y joder y seguir jodiendo; una revolución no acepta la burla del enemigo, o se está con Dios o se está con el Diablo, no hay términos medios. El perdedor espera su turno y nada tiene que hacer dentro del núcleo del ganador. Todos los medios de comunicación ¿enemigos? De la revolución acumulan publicidad y riquezas inagotables, ¿Ha sido todo esto una farsa Sancho amigo?

¿Es Globovisión una mampara para hacernos creer que lucha contra el gobierno y que por eso sigue incólume, ínclita?

Esa misma práctica nos costó llegar a los 10 millones de votos. Los enemigos descarados de la revolución, están dentro de la biología de la Revolución, desde ahí se mueven. Miles de ellos le dieron sus votos al fascista del Este y el mundo sigue andando, porque el principio Moral no ha sido divulgado por quienes están obligados a hacerlo. La publicidad del estado se circunscribe a manifestar los logros materiales del gobierno pero obvia la enseñanza del pueblo por los valores humanos.

Esta nota de Aporrea nos lleva a declararnos signo de interrogación, ¿en verdad esta es una revolución? ¿Se puede hacer una revolución pacífica? Ahora nos damos cuenta del por qué MIGUEL HENRIQUE OTERO regurgita su odio visceral, su mentira gráfica, su violación a la Constitución, su llamado a la carnicería humana ( ¿recuerdan aquel título de 2002?)

Con razón no ha sido atrapados los criminales que planificaron la muerte de Danilo Anderson, con razón los golpistas andan libres e intocables, con razón uno escucha tantas vainas y como revolucionarios que somos, se nos comprime el pecho, pero como revolucionarios que somos tenemos que seguir en la lucha a ver si el día “D” llegará.

La información de APORREA nos demuestra que aunque queramos tirar la toalla no debemos hacerlo, porque un camarada es un camarada debajo del sol y debajo de la luna. Los acontecimientos en el mundo neoliberal, “desarrollado” nos dan optimismo para que el cambio de mentalidad de los pueblos se haga realidad. Sufrimos con estos avatares, con estas traiciones, con estas malignas revelaciones, pero ¿qué hacemos Sancho, los molinos del viento han de vernos pasar, Sancho en busca de lo que un día planificamos como hombres y mujeres luchadores per se REVOLUCIONARIOS

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 3111 veces.

Ángel V. Rivas


Visite el perfil de Angel V Rivas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.