07 de octubre, la derrota vale más...

La realidad política venezolana en este instante, es que ganó la opción del socialismo propuesta por el comandante Chávez y perdió la opción de la derecha y su propuesta neoliberal. Lo demás que se pueda decir no tendrá ningún efecto sobre los resultados.

Muchos analistas reventaron hoy las ondas hertzianas y la tinta de los periódicos impresos tratando de razonar mediante el análisis de las estadísticas, los resultados electorales todavía frescos y en proceso de ser confirmados para aclamar oficialmente al candidato Hugo Chávez como presidente electo de la nación. Que si Chávez ganó con menos porcentaje de ventaja que en el 2006, que si la oposición creció más que el oficialismo. Que si el gobierno tenia el poder mediático en la campaña. Y pare usted de contar.

La verdad subyacente e irrefutable, punto central del análisis y poco mencionado, es el triunfo y las consecuencias que ello tiene para la construcción del socialismo por el cual la mayoría del padrón electoral votó a favor. Pocos analistas mencionan, que el resultado del domingo, refleja el deseo de un pueblo de darle continuidad a las políticas sociales que han llevado los indices de pobreza a caer dramáticamente desde que este gobierno asumió la riendas del estado.

Todos se han concentrado en analizar lineal y simplistamente las cifras absolutas en esta ecuación electoral que, independientemente desde donde se mire, fue un triunfo indiscutible para Chávez . Si de estadísticas se trata podemos mencionar lo que muchos pasan por alto, y es que Chávez obtuvo en 14 estados más del 55% de los votos, en 7 de éstos, logró más del 60% y en uno de ellos Portuguesa, el 70% de la votación. De igual forma no se menciona que Chávez ganó en cinco estados emblemáticos controlados hoy por la oposición (Carabobo, Miranda que es el Estado gobernado por Capriles, Nueva Esparta, Monagas y Lara, donde sus gobernadores Briceño y Falcón traicionaron el proceso bolivariano. No vi a nadie considerar el hecho el partido de Capriles, Primero Justicia, no obtuvo el caudal de votos que se esperaba en esa tolda para ser la voz cantante de la oposición, sino que todo el chiripero de la MUD le ganó internamente. Y es que los números no pueden ser manipulados al antojo del analista, yo prefiero comparar esta elección con una más cercana como la elección parlamentaria de 2010. En este sentido la oposición solo incrementó sus electores en un 20%, mientras que la opción revolucionaria en un 45%. Echen pluma a estos números.

Por otra parte, la totalidad de los medios internacionales adversos al proceso revolucionario venezolano, de los cuales CNN lleva la batuta en América y ABC de España en Europa, más allá de la lógica admisión del triunfo de Hugo Chávez, han puesto a funcionar arteramente un análisis siniestro de los resultados de la cívica jornada de ayer.

CNN, con cobertura presencial en el país, bajo el protagonismo de una enemiga jurada de Venezuela, como lo es Patrica Janiot y un confeso anti chavista como lo es Fernando del Rincón , se han dado a la tarea de resaltar la tristeza de los electores derrotados, con especial énfasis a los apátridas residentes en el sur de la Florida, como un evento de digno de tragedia nacional. Lo mas resaltante que mostraron de Caracas y del Capriles derrotado, es la obligación que tiene el presidente electo de considerar a los más de seis millones de votantes adoloridos por la derrota, sin considerar ni valorar los más de ocho millones que votaron por la opción ganadora.

Hoy, la casi totalidad de su cobertura sobre Venezuela giró en torno al dolor, la ira y descontento de los seguidores de Capriles. Ni una sola imagen de los millones de seguidores y beneficiarios de las políticas humanistas del gobierno celebrando que su presidente, el presidente de los pobres, continuaría al frente del gobierno.

ABC de España, ha girado su atención al "civismo" de los opositores al admitir el triunfo de Hugo Chávez, sin hacer ningún comentario positivo sobre la indiscutible victoria ni rectificar su error al afirmar antes de los comicios que las bandas armadas de Chávez estarían apostadas en casi todos los centros de votación para garantizar que se votara por el candidato de la revolución.

No obstante, a pesar de todo el ataque de esos medios corporativos de la derecha y de que la mayoría de nuestros analistas se concentraron solo en la aritmética de los resultados, Chávez fue el vencedor una vez más. Muy a pesar de lo que los EEUU quería. Muy a pesar de que la mal llamada Mesa de la Unidad Democrática se erigió como un cenáculo de la mentira y una corresponsalía del Departamento de Estado. Muy a pesar del apoyo de la burguesía mediática nacional e internacional, que apostó a la propuesta neoliberal y neocolonial .

La verdad verdadera es que Chávez iniciará una nueva etapa en un proceso indetenible que es, ha sido y continuará siendo la mayor referencia para los pueblos que buscan su redención. Todo por que un pueblo valeroso, a pesar, de que el mas grande poder del planeta está en su contra, hizo valer su voz multiplicada por 8.062.056


[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1123 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

US N /medios/a151825.htmlCUS