Chávez geopolítico

Mañana 7 de octubre del 2012 serán las elecciones presidenciales en Venezuela. 17 millones de ciudadanos, incluidos en el Registro electoral del CNE, están convocados durante 11 horas para que decidan el nombre de la persona que gobernara hasta el 2019. Los nombres mas opcionados son los de Hugo Chávez y Enrique Capriles. Otros candidatos parecen no tener mayor incidencia en la disputa.

Muchas cosas se han dicho a lo largo de la prolongada y crucial contienda política. Los temas recurrentes tocan asuntos como el socialismo del Siglo XXI, el neoliberalismo, el paquetazo escuálido,  las misiones sociales, la pobreza, la pandemia/corrupción, la renta petrolera, la democracia, la influencia cubana, la manipulación gringa y la  tenaz inseguridad urbana.

Hay un aspecto pasmoso que sobresale en la reyerta. Me refiero a la connotación geopolítica del proceso. El impacto regional y global del evento es notorio.

En los lenguajes de la geopolítica Venezuela es una región cardial, área pivote con potenciales regionales y globales inocultables. Pero no lo es tanto por un inexistente poderío militar o una vocación imperialista intrínseca. Es su descomunal riqueza petrolera y minera la que la convierte en referente clave y decisorio del ámbito Sudamericano e internacional. En botín predilecto de los poderes mundiales, representados en las gigantescas multinacionales de los hidrocarburos y los estados imperialistas del siglo XX.

Con el declive de los hidrocarburos (pico de Hubbert) y la explosión entrópica, que nos coloca en el inicio de un nuevo régimen energético de la civilización, el valor geoestratégico de la patria de Bolivar es absoluto. Posee las mayores reservas petroleras de la tierra. Ni mas ni menos.

Un solo hecho ilustra lo dicho. El salto, en 130 meses, del precio del barril en el mercado global, desde 9 hasta 160 dolares, ha sido un verdadero cataclismo para la economía capitalista neoliberal global. Todo gracias al pujante liderazgo del Presidente Chávez en la Organización de Paises Exportadores de Petroleo/OPEP, que desde la crisis de 1973 era manipulada a su antojo por los conglomerados petroleros mas poderosos, como Exxon Mobil, Royal Dutch Shell, BP, Chevron, Total, para imponer precios ridículos y tasas abundantes de oferta en perjuicio de las naciones productoras y sus sociedades.

La transferencia global de rentas desde el centro imperial hacia la periferia subdesarrollada permitió apalancar, en los años recientes, el liderazgo bolivariano en Sur América, el Caribe y los países árabes, productores de petroleo. Petrocaribe, Alba, Unasur, Sucre/moneda, apoyos a Cuba frente al bloqueo yanqui, Banca del Sur, rechazo a la manipulación e injerencia norteamericana en la región y estímulos a la movilización popular continental, son efectos incuestionables de la revolución bolivariana.

Un dato complementario nos permite entender las dimensiones de dicha geopolítica. El Estado colombiano y el gobierno neoliberal del señor J.M. Santos, ha tenido, en sus ya largos 24 meses de gestión, una importante bonanza económica gracias a las espectaculares transferencias de Ecopetrol, la empresa estatal de hidrocarburos, a las finanzas centrales de la hacienda pública. El crecimiento del PIB  colombiano, cercano al 6%, en los 7 trimestres recientes, es resultado del buen momento de los precios del petroleo en el mercado global, que la diplomacia chavista ha logrado por su firmeza soberana anti imperialista. Es lo que hizo al sucesor de Uribe Velez mutar a mejor amigo de Caracas. Tanto amor es por plata, por físico dinero. Y Aún así, en Bogota, la élite santanderista dominante, persiste en cocinar intrigas desestabilizadoras contra el régimen Socialista, en complicidad con Washington y la ultraderecha universal. Así le paga el diablo a quien bien le sirve. 

La geopolítica venezolana o, más precisamente, el internacionalismo socialista bolivariano, se recoge en el  programa electoral del Presidente Chávez al plantear convertir, en los próximos años,  la patria del Libertador Simón Bolívar, en una Potencia mundial para la  defensa de los pueblos y explotados del mundo. Compromiso que descarta el candidato derechista opositor Capriles, en tajante alianza con la retícula expoliadora mundial que lo patrocina, con una gigantesca lluvia de dólares, y manipula para retornar al saqueo de la riqueza petrolera.

Chávez geopolitico/internacionalista. Razón de mas para  expresarle nuestro apoyo entusiasta y sin vacilaciones. 

La duda, confusión y ambigüedad de ciertas almas ingenuas se agrega al acecho del dominio imperial.

Fuerza al Presidente Hugo Chávez  Su triunfo es el de los pueblos oprimidos de Latinoamerica y el mundo. Es el triunfo de la paz en Colombia.
 

[email protected]

Cucuta, 6 de octubre de 2012.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1635 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Horacio Duque Giraldo


Visite el perfil de Horacio Duque para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

US Y /internacionales/a151650.htmlCUS