Las huellas de Jesús, Bolívar y Chávez, veinte espacios para la revolución, la gran oportunidad


Necesario es ser reiterativos al manifestar que la revolución bolivariana es una referencia a nivel internacional; no obstante a ello, su permanencia como fuente de esperanza y de futuro está determinada entre otras razones por la necesidad de erradicar tres males que son su principal amenaza: ineficiencia, corrupción y falta de una dirección política e ideológica colectiva.

La estatura espiritual, ética y moral en sus diferentes niveles de Jesús, Bolívar y Chávez han guiado al pueblo venezolano en todas sus victorias, esta última le entrega a la corriente bolivariana veinte espacios para la transformación. El gran elector, líder y maestro del proceso revolucionario venezolano con su sapiencia y estrategia fuera de serie colocó los hombres y mujeres necesarios y suficientes en el momento preciso: Arias Cárdenas, Rangel Silva, Tareck, Vielma Mora, Yelitza Santaella, Alexis Ramírez, Rodríguez Chacín, Mata Figueroa y Ameliach; entre otros aciertos notables.

La nobleza del pueblo y el liderazgo de Chávez ceden veinte espacios para la transformación, ahora les corresponde a los hombres y mujeres electos como gobernadores y gobernadoras, así como los diputados y diputadas, hacer un supremo esfuerzo por convertirse cada uno de ellos en Chávez, sembrarse en sus pueblos, preguntarse al final de cada atardecer qué se ha hecho por la revolución, indignarse ante la injusticia de cualquier desposeído, trabajar con aquellos hombres y mujeres que no mienten, no roban, no flojean y sean leales al socialismo científico.

Cada gobernador y gobernadora tiene la oportunidad de ejercer su experiencia, conocimiento y liderazgo, es decir, hacer gala de capacidad de gobierno; si esta capacidad se desarrolla equilibradamente con la gobernabilidad (relación entre las variables que se controlan y las que no se controlan) y el programa de la patria se podrá tener la mayor suma de felicidad para nuestro pueblo.

Si cada gobernador y gobernadora, entienden que nada es más importante que la selección de los problemas que aquejan a nuestro pueblo, tal como lo planteó el Maestro Carlos Matus, entonces existirá una alta probabilidad de que tenga una gestión exitosa en el marco del programa de la patria, calificado por el gran Filósofo Lino Moran, como uno de los tratados de filosofía política más relevantes que se haya planteado en la América Latina.

La visión estadista del Comandante Chávez le permitió construir los cinco objetivos históricos en temas de infinita transcendencia para cada rincón del país y de la humanidad : la independencia nacional, construcción del socialismo, el país potencia, la nueva geopolítica internacional y la salvación del planeta; le corresponde a cada gobernador plantear una situación objetiva concreta en cada uno de sus espacios socios políticos y geográficos que contribuyan con los objetivos históricos los próximos cuatro años. Sin grandes sueños no hay futuro, sin metas los sueños son solo sueños.

Camaradas gobernadores, allí los colocó el gran líder a través de un pueblo que sigue colmado de esperanzas, la madurez del soberano no permitirá una vacilación más en la construcción del socialismo.


[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1148 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

US Y /ideologia/a156150.htmlCUS