Después del regaño ¿Cómo les quedó el ojo?

En el último Consejo de Ministros, del pasado sábado 20, cuando fueron juramentados unos nuevos miembros del Gabinete,

el Presidente Chávez fue bien claro sobre lo que se requiere de las autoridades a todos sus niveles para el próximo período de gobierno. Nada de medias tintas, de flojera ni de la escondedera de la verdad en cualquier nivel de la gestión gubernamental.

Quienes tuvimos la oportunidad de ver el programa nos pudimos dar cuenta de cómo muchos ministros a las interrogantes del Presidente vacilaban en las respuestas y trataban de irse por la tangente…claro, Chávez no los dejaba. Pero, independientemente de los detalles, la conclusión concreta que se puede sacar de ese evento fue la contundente lección de crítica y autocrítica dada por el Comandante, demostrando que la marcha de este proceso en la construcción de la vía hacia el socialismo no tiene vuelta atrás; eso sí, marchando decididamente en los rieles de la eficiencia de cada funcionario, sin importar el nivel donde se encuentre….o sirve para el cargo o la responsabilidad asignada o “deja el pelero” porque con ineficaces, autosuficientes o “reyecitos” jamás se podrá marchar por la difícil vía hacia el socialismo y mucho menos, en esta etapa, construir el camino hacia él.

El Presidente dio una clase sobre lo que es la crítica y la autocrítica como fuerza motriz en la lucha por la construcción del camino hacia el socialismo y su posterior desarrollo, cuestión que al parecer muchos “líderes” de este proceso no han logrado a entender, olvidan o desconocen que la crítica y la autocrítica es un método fundamental del proceso revolucionario, para “el desarrollo de la ciencia, así como de la educación moral de todos los miembros de la sociedad”. Mas, algunos funcionarios y dirigentes de este proceso que se autoendiosan y rodean de genuflexos….todo cuanto ellos dicen o hacen debe aplaudirse y tomarse como “la última palabra”. Jamás se autocritican y no se les puede tocar “ni con el pétalo de una rosa”. Ellos son el principio y el fin de la verdad, de la eficiencia y…ay de quienes les haga una crítica porque de inmediato pasa a ser contrarrevolucionaro, adeco, copeyano, desestabilizador o traidor. Esperamos que con ese sacudón crítico y autocrítico del Comandante, se comience a transitar por el camino seguro hacia el éxito del proceso revolucionario.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1208 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /ideologia/a152820.htmlCUS