Programa de Gobierno del Cmdte Chávez

La construcción de una nueva subjetividad revolucionaria (Parte I)



PROGRAMA DE GOBIERNO DEL CMDTE Chávez:

 LA CONSTRUCCION DE UNA NUEVA SUBJETIVIDAD REVOLUCIONARIA
 (PARTE I)

 Junio de 2012

Con motivo de la inscripción de las candidaturas de Capriles Radonski y del Cmdt. Chávez, ha quedado aún más al descubierto las diferencias no sólo en los contenidos ideológicos de ambas opciones, sino también la trasparencia y la credibilidad del liderazgo revolucionario.

En tal sentido, en la actual coyuntura histórica se hace ineludible profundizar en el análisis de la naturaleza de discurso que enarbola el abanderado de la oligarquía y el imperio, como una contribución al combate a la manipulación propagandísticas y las distorsiones informativas.

LA ESTAFA INTELECTUAL DE CAPRILES RADONSKI

En el análisis e interpretación del discurso de Capriles Radonski, donde destaca lo bi-conceptual o postura camaleónica de su práctica, hemos encontrados algunos referentes que permiten comprender la naturaleza tramposa de sus enunciados. En tal sentido, vamos examinar la teoría del “framing” traducido como encuadre, marco u enfoque y el lenguaje “orweliano” que acompaña su discurso .

En el primer aspectos, citaremos a George Lakoff en su ensayo sobre lenguaje y debate político, titulado “No pienses en un elefante” . (2007)  donde define el framing o marco de la siguiente manera:

“Los marcos son estructuras mentales que conforman nuestro modo de ver el mundo. Como consecuencia de ello, conforman las metas que nos proponemos, los planes que hacemos, nuestra manera de actuar …”

Algunos autores vinculan el encuadre o marco a las creencias colectivas o a la cultura, con clara influencia selectiva sobre la percepción del individuo de los significados atribuidos a las palabras o frases.

Por ello, cuando Capriles habla de progreso, inclusión, empleo, combate a la delincuencia, crecimiento económico,  para un sector conservador, reaccionario o de clase media disociada, funciona un “framing”  o encuadre que le permite darle un determinado significado a dichos planteamientos, siendo una especie de lentes cuan el cual miran la realidad, como SENTIDO COMUN PROGRAMADO. Esta mirada o perspectiva estructura un cuadro de necesidades e intereses subalternos, con los siguientes significados:

  • Aférrate al poder, al dinero y conquistarás el paraíso
  • Consume y serás feliz
  • Compite y serás arrollador
  • Asume ser  autosuficiente y no necesitarás ayuda de nadie
  • No te preocupes de dónde vienes y adónde voy, goza el presente.
  • Ya no hay patria ni fronteras
    • En este caso este encuadre tiene mucho que ver con  estereotipos y lugares comunes, cimentados en la vieja  cultura burguesa predominante en la IV República, donde destaca la desnacionalización progresiva, profundizada por el impacto de la globalización.

Este marco o encuadre conduce a la  adopción de un modo de vida ajeno, básicamente piti-yanky,  generando diversas expresiones de vergüenza étnica, endoracismo y crisis de identidad, donde no hay sentido de pertenencia, voluntad para defender lo propio .

El afán por aparentar, el snobismo, el apego a las modas, el ocio enajenante, generados por las campañas consumistas de los medios de comunicación. El colorario lógico no es otro que las conductas evasivas, la drogadicción, la violencia y la anomia.

Actitudes no solidarias ni cooperativas son otros de los rasgos destacados de la cultura burguesa. En su lugar, se impulsa el individualismo, el darwinismo social, donde en medio de la competencia, sobreviven los que poseen ventajas. Por otro lado, el tener se convierte en un valor supremo, que no sólo conduce al afán de lucro, sino al desarrollo de la inmoralidad, el cinismo y la falsedad . Esta matriz cultural permite comprender el desprecio que hay en algunos sectores de la población por lo público, por el interés común, lo que deviene en la irresponsabilidad social. El encierro personal y el privatismo son  una consecuencia obligada de este modo de vida.

Por ello, la pérdida de ciudadanía en nuestra sociedad, está íntimamente asociada al predominio de los anteriores valores-actitudes y Capriles Radonski lo que hace es apoyarse en  las anteriores resonancias culturales, para enmarcar su concepción ideológica:

  • Defensa la propiedad privada
  • Endiosamiento del mercado
  • Promoción de la competencia y el darwinismo social
  • Ataque al estado y a la política social
  • Privatización de lo público

Este es el ámbito metalingüístico donde se integran los marcos, el encuadre del discurso vacío de Capriles Radonski

Pero el freming o encuadre no sólo se remite a los anteriores valores o sentido común programado, si no que se conecta también con aspectos cognitivos y cognoscitivos, lo que se traduce en "eficacia heurística" o atajo mental. Según Susan T. Fiske y Shelley E. Taylor, este proceso tiene que ver con la condición de “vagos cognitivos”, significando que hay sujetos que  prefieren pensar tan poco como sea necesario. Los encuadres les brindan a las personas una forma rápida y fácil de procesar información, utilizando filtros del anterior trasfondo cultural.

De suyo, esta es la principal razón por lo que Capriles Radonski  cuando tiene que hablar en público para exponer sus ideas, se produce un acto fallido del habla y no le queda otro recurso que las poses histriónicas y el show mediático, bajo el signo de lo híbrido, intentando ser y no ser al mismo tiempo.

EL RESURGIMIENTO DEL LENGUAJE  ORWELIANO EN EL DISCURSO DE CAPRILES RADONSKI.

Por el atajo mental y por ser vago cognitivo, Capriles Radonski, ha desempolvado el 'doble  lenguaje'  ('Doublespeak'), “doble-habla”, intentando cambiar el sentido de las palabras, originando un doble discurso.

En el año 1947 Eric A. Blair, mejor conocido por su seudónimo George Orwell, denunció esta perversión del lenguaje y desde entonces se invoca el “ lenguaje Orwelliano” como adjetivo peyorativo del proceso donde se falsifica con palabras la realidad. 

En tal sentido, la invocación del camino que realiza  Capriles Radonsky es precisamente lo contrario de  lo que dice, desnaturalizando  signos, símbolos, palabras, ideas:

  • La explotación de trabajo por parte de los capitalistas aparece disfrazada o enmascarada bajo la cobertura del “progreso”.
  • La privatización y la dictadura del mercado, se encubre con referencias sobre la libertad.
  • La solidaridad social de busca desprestigiar con acusaciones de beneficencia o subsidio a la holgazanería.
  • La defensa de los cogollos, el sectarismo y la burocracia se trata de hacerse pasar como inclusión y pluralismo.
  • Los intereses oligárquicos y transnacionales se ocultan bajo el slogan de la inclusión y la amplitud.
  • El culto al modo de vida norteamericano se solapa con simbología patria

LA REVOLUCION CULTURAL PARA HACER INRREVERSIBLE LA TRANSFORMACION SOCIALISTA.

El esbozo del programa de gobierno presentado por el Cmte. Chávez el día Lunes 11 de Junio de 2012 con motivo de la inscripción de la candidatura en el CNE, aborda un conjunto de objetivos históricos, objetivos nacionales y objetivos estratégicos y objetivos generales en diversos ámbitos del quehacer transformador, siendo esta una elaboración profunda y seria, frente a las simplezas y estereotipos del discurso de Capriles Radonski.

En los objetivos históricos, nacionales y estratégicos hay  tópicos esenciales para la construcción de una NUEVA SUBJETIVIDAD REVOLUCIONARIA. En tal sentido.  se hace prioritario destacar los aspectos formativos o políticos-culturales y educativos inscritos en el dicho programa de gobierno. Por ello, en esta reseña no abarcaremos todos los ámbitos programáticos que están recogido en el documento sometido al escrutinio público, así como tampoco seguiremos el curso expositivo o el orden en que fue redactado el programa, abarcando todas y cada una de sus partes, sino que seleccionaremos algunas de sus dimensiones, agrupándolas a partir de su unidad temática o afinidad conceptual, como es el caso de los aspectos atinentes a la revolución cultural y la necesaria toma de conciencia en torno a las tareas ideológicas de la transición socialista.

En esta PARTE I de nuestra reseña del programa de gobierno, comenzaremos  parafraseando algunos planteamientos que están en la presentación . En esa dirección, se establece la consecución de dos supremos objetivos: INDEPENDENCIA Y PATRIA SOCIALISTA.

De igual manera, se caracteriza el programa como de transición al socialismo y de radicalización de la democracia participativa y protagónica. En dicha transición, hay que acelerar el proceso de restitución del poder al pueblo, como el vivo, efectivo y pleno ejercicio del poder popular.

El proceso de transición al socialismo parte del reconocimiento de la formación socioeconómica que prevalece: el capitalismo rentista, siendo embrionaria la construcción socialista.

Este  programa de gobierno es para afianzar y profundizar el nuevo modelo productivo, direccionado hacia una radical supresión de la lógica del capital.

En esa perspectiva,  hay dos precisiones programáticas que hay que reseñar:

“Para avanzar hacia el socialismo, necesitamos de un poder popular capaz de desarticular las tramas de opresión, explotación y dominación que subsisten en la sociedad venezolana.”

“Esto pasa por pulverizar completamente la forma de Estado burguesa que heredamos, la que aún se reproduce a través de sus viejas y nefastas prácticas, y darle continuidad a la invención de nuevas formas de gestión política."

Aquí aparece claramente planteado el nexo entre el fortalecimiento de poder popular y la tarea emancipadora: lucha contra la explotación del trabajo, la opresión política y el dominio cultural.

De igual manera, cabe destacar el llamamiento realizado por el Cmte. Chávez para impulsar  la discusión y al debate en el seno del movimiento revolucionario y el pueblo en general:

 " Al presentar este programa, lo hago con el convencimiento de que sólo con la participación protagónica del pueblo, con su más amplia discusión en las bases populares, podremos perfeccionarlo, desatando toda su potencia creadora y liberadora."

Igualmente, haciendo una caracterización del dilema de la transición, se plantea:

"Para explicarlo con Antonio Gramsci, lo viejo debe terminar de morir definitivamente, para que el nacimiento de lo nuevo se manifieste en toda su plenitud.

La coherencia de este Programa de Gobierno responde a una línea de fuerza del todo decisiva: nosotros estamos obligados a traspasar la barrera del no retorno, a hacer irreversible el tránsito hacia el socialismo."


La construcción de una nueva subjetividad revolucionaria que haga irreversible el proceso transformador, estableciendo una línea de NO RETORNO, pasa por el reconocimiento histórico de nuestro complejo étnico-cultural: desde la identidad nacional, pasando por la diversidad étnica y la estructura de clase.

 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3145 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Carlos Lanz Rodríguez


Visite el perfil de Carlos Lanz Rodríguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

US Y /ideologia/a145338.htmlCUS