Entrevista a Luisana Melo, Gerente de Salud de CANTV

(VIDEOS) “Estamos a un paso de ponerle freno a la discriminación y los precios abusivos de las clínicas”

Luisana Melo, Gerente de Salud de CANTV

Luisana Melo, Gerente de Salud de CANTV

Credito: Aporrea.org

Luisana Melo, destacada luchadora por la implantación de un sistema único nacional de salud

Luisana Melo, destacada luchadora por la implantación de un sistema único nacional de salud

Credito: Aporrea.org

El tema de los precios y la atención de las clínicas privadas, se ha convertido en un debate nacional. Desde el mes de julio ha ocupado la portada de los periódicos y espacios en televisión, y todos los portales de noticias especializados en Internet. Aporrea publicó entonces una entrevista a la Dra. Luisana Melo, Gerente de Salud de CANTV y vocera de la Alianza Interinstitucional por la Salud. Esa entrevista que levantó un gran debate puede revisarse siguiendo el link http://www.aporrea.org/actualidad/n185481.html.

Desde entonces, además del debate los trabajadores de esas instituciones han venido luchando en conjunto con foros, movilizaciones, declaraciones, etcétera, para detener lo que en su momento fue considerado una verdadera estafa, tanto por los precios cobrados por la atención de salud como por la atención discriminatoria que venían recibiendo.

Hoy el gobierno nacional ha avalado el estudio que han hecho los integrantes de la Alianza y plantean una negociación con las clínicas privadas para poner en práctica los instrumentos del Baremo impulsado por estas instituciones.

Para saber en qué momento se encuentra esta lucha es que conversamos nuevamente con la Dra. Luisana Melo.

Buenos días Luisana, cómo estás, bienvenida.

Buenos días Carlos, cómo estás, gracias por la oportunidad de nuevo de llegarle a los usuarios y usuarias de Aporrea

Queremos saber... ¿Cómo está la situación en esta lucha por la regulación de los precios de la salud privada?

Bueno, es muy importante señalarte que estamos en una etapa que pudiéramos llamar de avance. Hemos avanzado desde julio de este año cuando tuvimos el primer encuentro con la Asociación Venezolana de Clínicas y Hospitales (AVCH).

El avance significativo, es primero, que el gobierno nacional fiel a su compromiso de garantizar la salud del pueblo, le dio el espaldarazo a la Alianza Interinstitucional por la Salud (AIS) para que tuviera la oportunidad de negociar en bloque con la asociación de clínica privadas los precios que el sector privado de salud le cobran a estas instituciones. Esto ha significado que ya tuvimos una reunión con los representantes de las clínicas privadas donde establecimos una primera serie, vamos a llamarlos de acuerdos para el proceso de negociación.

El primer acuerdo al que fuimos llegando y que es muy importantes es que la Alianza Interinstitucional es el la instancia de negociación con las clínicas privadas. O sea que somos nosotros en bloque los que vamos a negociar y sobre la base de nuestra propuesta.

Por ahora estas 11 instituciones, porque déjame hacer un paréntesis y decirte que no solo son 11 instituciones, en este momento tenemos 8 instituciones más que están solicitando pertenecer a la Alianza, el asunto es que, el gobierno nacional nos autoriza a negociar en bloque los precios que se nos están facturando por el servicio privado de salud. Eso es una primera base. El otro acuerdo que llegamos para la negociación, es que la negociación va a ser en base de una propuesta que es nuestra propuesta. O sea, nosotros tenemos una propuesta que construimos como dije la vez anterior, después de un estudio con un equipo multidisciplinario de personas que tienen los conocimientos necesarios para haber hecho esta propuesta, esta propuesta es un baremo de precios que además está amarrado a una serie de normas que regulan otros aspectos.

Porque es muy importante decir que el tema no solo son los precios sino que esta la atención, la calidad de la atención y cómo la relación entre el usuario y la usuaria de las clínicas deben estar dentro de los cánones de la humanización, de la calidad, de la calidez, o sea deben estar dentro de los cánones de una verdadera relación que signifique la protección de la salud de los pacientes. En definitiva, el proceso de negociación se va a llevar a cabo de acuerdo con una propuesta que esta puesta sobre la mesa desde julio de este año, que es la propuesta que la Alianza Interinstitucional construyó durante todo un año de trabajo.

¿Por qué crees que se da este avance, es decir tuvo algo que ver el congelamiento de precios propuesto?

Si claro. Fíjate, en una primera etapa de negociación con el sector privado de salud el alto gobierno construyó con ellos una serie de acuerdos y entre esos acuerdos estaba el congelamiento de precios. Pero que pasa, de agosto que comenzó el congelamiento hasta octubre hemos demostramos de manera fehaciente (con factura en mano) que no existió tal congelamiento. Que las clínicas privadas siguieron aumentando los precios indiscriminadamente de manera arbitraria sin ningún tipo de consideración, sin ningún tipo de aviso previo sino simplemente siguieron aumentando precios. O sea que el congelamiento en la práctica no fue acatado. Las clínicas privadas violaron uno de los acuerdos que llegaron con el alto gobierno. Esto demostró que la única manera real de hacer un congelamiento es tener una tabla de referencia. Esa tabla de referencia es el baremo.

El baremo es una lista de los precios máximos que vamos a pagar y esa lista de precios máximos si se aplica durante un año estamos congelando los precios durante un año.

Aunque ya lo has dicho es bueno recordar cuánto sería el ahorro que se lograría con la aplicación del baremo.

Si, de aplicar el ahorro tal cual como está en la propuesta significaría aproximadamente un 34 por ciento de ahorro respecto al monto que todas las instituciones de la AIS transfirieron al sector privado de salud el año pasado. Eso está en el orden de los dos mil doscientos millones de bolívares fuertes. Pero además, es importante y es bueno que lo pongamos en el tapete, es que la propuesta que nosotros tenemos en la mesa no solo significa ahorro de dinero, también esta normando la atención que reciben nuestros trabajadores y nuestras trabajadoras.

¿Y con qué parámetros normaría la relación, con que parámetros este constituyeron ustedes ese tipo de convenio?

El primer parámetro que significa la experiencia y la cantidad de denuncias que nos venían haciendo nuestros trabajadores y trabajadoras. Acuérdate que esta alianza tiene un elemento importantísimo que quizás sea lo más rico de la alianza, es que en esta alianza estamos sentados los trabajadores y trabajadoras de la burocracia con los trabajadores y trabajadoras organizados de nuestras instituciones. Entonces qué pasa allí, que los trabajadores y trabajadoras organizados venían haciendo una serie de denuncias de cómo eran tratados en los servicios privados de salud y además evidenciábamos las diferencias entre unas instituciones y otras, pues los trabajadores de las instituciones cuyas coberturas son menores, son tratados de manera más discriminada que los trabajadores de instituciones cuyas coberturas son mayores. Entonces, se da una suerte de clasificación de nuestros trabajadores y trabajadoras, trabajadores de primera, de segunda o de tercera de acuerdo al monto de su cobertura, allí nosotros pusimos especial énfasis en cómo debe ser la relación. Es un paso hacia la homogenización, hacia la disminución de las brechas que existen entre nuestros trabajadores y trabajadoras de todo el sector público.

¿Significaría un trato más igualitario por parte de las clínicas hacia los trabajadores?

Exactamente, es por eso que el baremo está amarrado a una serie de normas.

¿Qué ejemplo me podrías dar?

Supongamos un trabajador del Ministerio de Educación cuyo monto de cobertura son de 20 mil bolívares, ese trabajador simplemente no es aceptado en ninguna de las clínicas tipo “A” de esta ciudad. Y nos dirán bueno, pero es que 20 mil bolívares no alcanza para nada, y contestamos en la Alianza, bueno a lo mejor no alcanza para una enfermedad catastrófica o para una internación en una terapia intensiva, pero por ejemplo, si se necesitan hacer un examen de hemodinamía , que solo se hacen en estas clínicas tipo A, su póliza le alcanzaría, pero qué pasa a este trabajadores simplemente se le dice no, “busque la ayuda en otra parte para que se pueda hacer el examen, porque su póliza aquí no la aceptamos”, esto es profundamente injusto e inequitativo.

También resulta que tenemos que a nuestros trabajadores y trabajadoras, los de CANTV por ejemplo, los dejan esperando allí, porque pasa por encima cualquiera otra ciudadana o ciudadano llega pagando cash o pagando con una tarjeta de crédito, bueno pero como tu vienes por una póliza del estado, entonces tú tienes que esperar allí todo el tiempo que a ellos les parece. También existen otras discriminaciones por ejemplo a PDVSA hay clínicas de esta ciudad que no aceptan los trabajadores de PDVSA simple y llanamente se dan el lujo de decir “no, yo no trabajo con PDVSA”.

Este tipo de cosas son realmente inaceptables, no las podemos seguir tolerando, no las podemos seguir aceptado. Qué decimos nosotros, resulta ser que la Alianza es una agrupación donde estamos todas estas instituciones Estatales, todos nuestros trabajadores y trabajadoras tienen los mismos derechos, tienen las mismas condiciones, por lo tanto si no aceptan mi trabajador entonces tampoco aceptas el trabajador de las otras 10 instituciones que están en la Alianza. Es una manera de decir que o aceptan a todos o no aceptas a ninguno. Y nos aceptas a todos con las condiciones de humanidad, de calidad, de calidez con todas unas condiciones que le permitas que la calidad de la atención este por encima de lo que hoy estamos recibiendo.

¿O sea que además de especulación en los precios habría una discriminación también entre los propios trabajadores?

Sí, eso fue el origen de este proceso, las constantes quejas que nuestras trabajadoras y trabajadores organizados venían haciendo en nuestras gerencias en relación al trato discriminatorio que recibían en las instituciones privadas de salud.

¿En qué consistiría la negociación?

La negociación consiste en que la AVCH revise nuestra propuesta y haga sus observaciones y la Alianza verifique si esas observaciones son pertinentes y se llegue a un acuerdo. La primera reunión la tuvimos el martes 25 de octubre en la Vicepresidencia, donde el Vicepresidente Elías Jaua, le comunicó a la Asociación que el Gobierno Nacional autorizaba a la AIS a negociar en bloque los precios que el sector privado nos impone. Allí llegamos al acuerdo de iniciar el proceso de negociación el martes 01 de noviembre, previamente el viernes 28 de octubre realizamos una reunión para establecer la agenda de negociación, la metodología y el cronograma. En la reunión del martes, la asociación de clínicas privadas presentaran sus observaciones en base a la propuesta que ya está en la mesa y tendrán, que convencernos con argumentos, que consideremos válidos, la necesidad de modificar nuestra propuesta, como en toda negociación. O sea, yo te lanzó un grupo de propuestas tu las revisas nos dices las observaciones y discutimos para llegar a términos que permitan que ambas partes lleguemos al consenso. O sea, estamos dispuestos a la negociación sobre la base de nuestra propuesta, no tenemos ninguna duda, estamos dispuestos a llegar a un acuerdo, a revisar los puntos que las clínicas tengan observaciones sobre ellos, pero la negociación debe basarse sobre la propuesta que está en la mesa, que es la propuesta del baremo construido por la Alianza y presentado a esta misma institución en julio de este año

¿Qué expectativas tienes en relación a este tipo de negociación?

Creo que estamos obligados a llegar a un acuerdo, ambas partes están obligadas a llegar a un acuerdo. Y por eso en esta reunión preliminar nos pusimos como condición la posibilidad de estar abiertos a la negociación, siempre dejando claro que no vamos a negociar calidad del servicio, no vamos a negociar la fragmentación de los servicios, no vamos a negociar cosas que consideremos que vayan en perjuicio de los trabajadores y las trabajadoras, o sea eso no es negociable. Es negociable, todas las observaciones que tengan a bien hacer las clínicas y cuya argumentación nos convenza de que realmente nuestra propuesta en algún punto es injusta o está evaluando, el procedimiento o el acto médico quirúrgico, muy por debajo de los límites justos y razonables. O sea, si hay una argumentación que nos demuestra, que nos permite a nosotros entender que ciertamente ese elemento, ese factor de la propuesta está muy por debajo de lo que en realidad el mercado nos demanda, bueno ese factor lo podemos negociar, estamos abiertos a la negociación. Eso sí, es muy importante que lo digamos, estamos abierto a la negociación pero siempre teniendo en claro que no es negociable lo que signifique prejuicio para todos nuestros trabajadores y nuestras trabajadoras.

¿Desde cuándo es que tienen conocimiento esta asociación de clínicas de la propuesta de ustedes?

Es una pregunta muy importante Carlos, fíjate, la asociación de clínicas privadas tiene en sus manos la propuesta desde julio de este año. Se la entregamos en una primera reunión que tuvimos que se realizó en INDEPABIS. En esa oportunidad nosotros les entregamos a ellos esta propuesta, lo que implica, que han tenido suficiente tiempo de estudiar y de revisar la propuesta. Es importante enfatizar que esta propuesta no fue sacada debajo de la manga, los precios no son inventados, sacados de nuestras cabezas, son precios sacados de la propia facturación de las clínicas privadas. O sea, que son precios de su propio mercado, son precios que se sacaron de un estudio estadístico de las facturas que se les cobraron a nuestras instituciones el primer cuatrimestre de este año. Un estudio, como lo dije antes, realizado con un grupo de especialista que efectuaron un trabajo de investigación con métodos estadísticos y actuariales necesarios para llegar a esta propuestas, entonces, es importante decir esta es una propuesta sólida técnicamente.

Muy bien, entonces, suponiendo que logran este acuerdo que están buscando, se podría decir que se ha avanzado en la solución de este problema de la salud para los trabajadores.

Es muy importante aclarar ese punto también, esto que estamos trabajando con el sector privado de salud pone en el debate público dos posturas, dos visiones ideológicas de país ¿La salud es un derecho o es la salud una mercancía? y eso no me canso de repetirlo y lo dije en la otra entrevista también, porque eso es lo que está detrás de esto. Estas visiones ponen en el tapete la lucha capital-trabajo, ponen en el tapete las dos visiones acerca de cómo vez el país, dos visiones como vez la salud, dos visiones acerca de tu posición de clase, tu dónde estás situado, tu cómo trabajador y cómo trabajadora en que acera es que tú estás situado. Entonces, el problema de la salud, tal como está plasmado en nuestra Constitución, se puede resolver solo a través del Sistema Público Nacional de Salud. O sea solo con un sistema de salud público universal, equitativo e integral, solo así podemos resolver el problema de la salud. Ahora, esto que estamos haciendo, no es revolucionario, lo que estamos haciendo está dentro de las mismas reglas del capital, lo que estamos es poniendo orden. Simplemente estamos normando la relación con el capital. Esta relación que además, en cualquier otro país, capitalista o no, está siendo regulada. Lo revolucionario aquí, es que el Estado, a través de estas instituciones de forma articulada, vio un problema y buscó una solución en conjunto. Es decir, nosotros logramos construir la posibilidad de plantear una solución donde el Estado está articulado, donde el Estado rompe con la fragmentación que todavía se mantiene, en un Estado que todavía es un Estado burgués y que justamente una de las de las formas como el capitalismo logra lo que logra es a través de la desarticulación, de la fragmentación. Todo el mundo viéndose su ombliguito, todo el mundo viéndose su pedacito, cada ministerio se ve su pedacito. Lo que hemos logrado con la Alianza es que todas estas instituciones de diferentes ministerios estén sentados en la mesa vieron un problema común y le están buscando una solución común.

Además, fíjate otra cosa importantísima, hemos dado el debate con los trabajadores y las trabajadoras ese debate está en la mesa, que los trabajadores y las trabajadoras comienzan a entender que el problema va mas allá de que “no me toques mi HCM”, que “con mi HCM no te metas”, va mas allá de que, “auméntame la cobertura”, vas mas allá de que “vamos a regular los precios de las clínicas”. Los trabajadores saben que en este momento la lucha en común en un proceso de transición, es regular el mercado del sector privado de salud, pero que la cosa va hacia la consolidación de lo que sería un Sistema Público Nacional de Salud fortalecido y la migración de todos y todas a ese SPNS.

 

Entonces, ya hablamos de la equidad, hablamos de que es una solución de transición.... Yo quisiera que ya, desde el punto de vista más humano, me cuentes cómo te sientes con estos cinco meses de lucha para tratar de imponer este paso de avance en el grave problema de la salud de los trabajadores.

Bueno, lo primero que tengo que resaltar es que creo que ha sido un proceso enriquecedor, un proceso que ha permitido mirar un problema desde diversas perspectivas. Porque cada una de las instituciones tiene su perspectiva y sobre todo, lo más enriquecedor ha sido el trabajo con los trabajadores y las trabajadoras organizadas creo que el hecho de que los trabajadores y las trabajadoras se hayan involucrado en el tema, hayan entendido el problema, lo hayamos discutido desde las diferentes posturas ha sido la mayor ganancia. Que los trabajadores y las trabajadoras estén sentados en la mesa y estén apoyando es el logro más importante.

Fíjate, hemos llegado hasta donde hemos llegado porque todos nuestros trabajadores y nuestras trabajadoras han acompañando la propuesta, la han entendido, la han discutido la han llevado a sus puestos de trabajo, los mismos trabajadores organizados. Han sido ellos los que han logrado esto, y yo quiero hacerles un reconocimiento en general a todos trabajadores y trabajadoras pero quiero hacer un especial reconocimiento a los trabajadores y trabajadoras organizados de CANTV. Creo que realmente los trabajadores y trabajadoras organizados de CANTV han establecido una relación con nosotros y nosotras con este tema que ha permitido que desmenucemos el problema, que profundicemos y que en realidad ellos sean los voceros, los impulsores y los que respaldan esta propuesta.

Creo entonces, que desde el punto de vista humano esta lucha me ha enriquecido, desde el punto de vista personal esta relación donde los trabajadores y trabajadoras organizados junto con los trabajadores y trabajadoras de la burocracia, han logrado una lucha común, una lucha común que nos ha permitido avanzar en la trasformación de la relación de esos trabajadores y trabajadoras con la propia institución. Una institución que ha sido nacionalizada, que aun cuando tiene 4 años de nacionalizada, tuvo 16 años privatizada, la relación entre los trabajadores y trabajadoras y la gerencia de la empresa eran absolutamente diferente, este proceso ha permitido un acercamiento una relación diferente entre gerentes de la institución y los trabajadores y trabajadoras organizados, lo que a su vez, ha permitido la discusión, el avance y el apoyo en un tema que además es un tema muy sensible para todas y todos. Creo que allí ha estado la mayor ganancia.

Lo más importante sin embargo es que hoy estamos a un paso de ponerle un freno a la discriminación y los precios abusivos.

Bueno muchas gracias de nuevo...

Ok, gracias Carlos.








Esta nota ha sido leída aproximadamente 10034 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

Otras noticias sobre el tema Centro Internacional Miranda (CIM)


Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Centro Internacional Miranda (CIM)

US N /contraloria/n192013.htmlCUS