Nicolás: Tienes una bombita a punto de estallar

Los problemas del país, los cotidianos es lo que debe atacar un gobierno serio de manera contundente y no una aislada protesta por cuenta de locos fanáticos disociados hacia una delegación deportiva de un país visitante a la serie del caribe, muy común, por cierto, en cualquier parte del mundo, en especial, cuando de los Estados Unidos se refiere.

El problema del contrabando de alimentos que está enfrentado y soportando el país se agrava cada día más. Se ha convertido en un problema de Estado porque en él va implícito la seguridad alimentaria de toda una nación saqueada por sus propios connacionales con la complicidad de la corrupta Guardia Nacional Bolivariana.

Hoy el diario Panorama reseña que ahora el contrabando no sólo es hacia la vecina república de Colombia, sino también hacia centro américa. “No queremos más colas, no puede ser que los de la tercera edad tengamos que padecer esto, tenemos que correr cuando vemos que llegan algunos productos, sin vernos en la necesidad de tener que comprarle a los bachaqueros un champú en 100 bolívares y hasta más”, manifestó Sol Osorio, zuliana de 56 años, quien hacía la cola enojada porque los productos de aseo e higiene personal se estaban agotando y no tendría oportunidad de comprar, reseña el diario Panorama.

Si a lo anterior le agregamos el problema de la inseguridad es como para coger palco. Basta comprarse un periódico al azar en cualquier recóndito lugar de la geografía nacional, encender la radio o la televisión, para encontrar sus espacios teñidos con sangre de venezolanos producto de la violencia y la inseguridad desatada.

Más recientemente, el tema de las divisas y de la devaluación, el atraco que ahora hace el gobierno directamente al bolsillo del venezolano llega como condimento a este caldito de cultivo que se está sazonando.

Uno percibe como el ambiente se está caldeando, uno percibe como el gobierno está lleno de corrupción, uno percibe como hay gobierno ineficiente, uno percibe, coño, como la Fiscalía General de la República no actúa, uno percibe que no hay Contraloría General de la República. Uno percibe, que sin estar decretadas la suspensión de las garantías constitucionales, ciudadanas y económicas están suspendidas. Al menos los gobernantes de la cuarta tenían la valentía, los cojones carajo de decirnos en cadena nacional que estaban suspendidas. Nos dicen, se esfumaron 20 mil millones de dólares por la vía de empresas de maletín otorgadas a empresas fantasmas por funcionarios del gobierno en Cadivi y aquí no pasa nada, no hay ni un solo detenido, sólo hay honestos ciudadanos venezolanos que hicieron un adecuado uso de sus cupos de viajeros señalados ahora como raspacupos por el gobierno nacional, el mismo que se las otorgó. Nos dicen, que desfalcaron el fondo chino y aquí no pasa nada. Nos dicen, asesinaron a una actriz de televisión y este gobierno farandulero demuestra que cuando se quiere ser eficiente se es y en horas ya teníamos el crimen resuelto. En tanto, sí el muerto es un pobre diablo venezolano desconocido esto no es noticia para el gobierno, es un caso más para agregar a la larga lista de muertos, de cadáveres. Uno percibe, carajo ¡qué mal lo está haciendo Nicolás Maduro! y uno imagina cómo se estará revolcando en el cuartel de la montaña el cuerpo físico del comandante Chávez.

Sí el gobierno nacional no ataca estos tres problemas muy puntuales, muy cotidianos del quehacer del venezolano, esto es: seguridad alimentaria, seguridad personal e inflación, los días de este autoproclamado hijo de Chávez están contados. Y están contados porque el pueblo está a puntico de caramelo de salir a la calle a reclamar sus derechos; los derechos que en una gesta histórica en 1999 libró de la mano de Hugo Chávez el pueblo venezolano para hacerse de su constitución. Y hoy, esa constitución, la Bolivariana, la que se dio el pueblo mismo, el poder constituyente mismo, el actual gobierno la está exponiendo cual papel toilette ante su escasez en los anaqueles de los supermercados para que el pueblo la use como tal. Pero este pueblo no lo hará, este pueblo más temprano que tarde va a salir a pedirles cuentas, muy al estilo de febrero de 1989. Cuenten con eso.

¡El que tenga oídos, que oiga!

Esta nota ha sido leída aproximadamente 83286 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Otras notas de interés:


Eliécer Alvarado

Médico y revolucionario.

 elieceralvarado@hotmail.com

Visite el perfil de Eliécer Alvarado para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eliécer Alvarado

Eliécer Alvarado

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Otros artículos sobre el tema Guerra Económica 2013

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Guerra Económica 2013


Otros artículos sobre el tema Aporrea a la especulación

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Aporrea a la especulación


US Y ab = '0' /contraloria/a181239.htmlC0http://NON-VE