(VIDEOS) Conozca lo que dijo José Luis Pachecho en el encuentro “Intelectuales, Democracia y Socialismo”

José Luis Pacheco

José Luis Pacheco

Credito: Aporrea.org

23 de junio de 2009.- Intervención de José Luis Pachecho en el encuentro "Intelectuales, Democracia y Socialismo":

En primer lugar gracias por la invitación gracias a los compañeros por estar aquí con nosotros y escucharnos, yo me voy a imitar a unas pequeñas reflexiones, la primera de ellas es que yo me cuento, me siento dentro de quienes creemos que estamos en una crisis terminal, definitiva, completa, no solo del sistema capitalista mundial o de la economía mundial en términos de Wallenstein sino de toda una civilización o un sistema epocal que data de hace tres cuatro mil años y que está signado sobre la explotación de las personas y sobre dos elementos fundamentales que han caracterizado esta civilización que es: la propiedad privada sobre la tierra y el patriarcado, creo que ambas instituciones están en franca crisis e impiden que la especie humana camine hacia un futuro mejor, creo también que el capitalismo como tal, como lo conocemos, como nació hace 500 años y que es un sistema, que como todos, vive perennemente en crisis, crisis de crecimiento, crisis depresivas etc., tiene fundamentalmente lo que se denomina también en estos términos de sistemas mundos las crisis hegemónicas, en el sistema capitalista ha habido -como dicen los estudiosos de este tema- cuatro grandes hegemonías: la genovesa, la holandesa, la inglesa y la estadounidense al final que es la que está terminando.

Estamos en lo que se denomina un momento de bifurcación o sea donde ya estos sistemas no pueden existir como hasta ahora y tiene que aparecer sistemas nuevos, diferentes, mejores o peores, dependiendo pues de cómo los manejemos nosotros. Dentro de esta crisis es que yo siento que tenemos que situar el movimiento bolivariano, porque el movimiento bolivariano en nuestro proceso así como ocurrió con la independencia que ocurre en el momento de quiebre entre un cambio hegemónico entre los holandeses y los ingleses, se producen todas las revoluciones latinoamericanas más o menos en 20 años en todo el continente, igual esta ocurriendo ahora, están apareciendo revoluciones en un momento de quiebre, en un momento de bifurcación en todo el continente, no quiere decir que una esté condicionando a la otra, pero indiscutiblemente que hay una relación entre ellas y el problema del estado y la revolución -ya estudiado por Lenin- se plantea en nuestros países con una fuerza muy grande porque no podemos ver la revolución venezolana sin la revolución dentro otros países y tenemos que separar políticas de estado con políticas revolucionarias yo siento que uno de los grandes problemas que tiene la revolución latinoamericana es que hay una unión entre los gobiernos pero no entre los procesos revolucionarios, y los procesos revolucionarios deben ser apoyados desde los estados que comandan un país revolucionario, de nuestras relaciones con países hermanos como Argentina, como Uruguay, el mismo Ecuador, sobre todo Colombia, son relaciones de estados y relaciones entre la revolución que de una u otra manera nosotros tenemos que resolver. Otra reflexión que quiero hacer muy rápidamente: es que los procesos revolucionarios son fundamentalmente culturales o son culturales entendiendo por cultura el significado que le damos a las relaciones sociales, si no hay un cambio en la mente -como decía la profesora Iraida- en la mente colonial, de país periférico colonial, si no producimos pensamiento -como decía el profesor Acuña, que fue una de las quejas que él manifestaba-, que nosotros no producimos pensamiento desde de lo colonial, desde nuestra situación de países periféricos, sino que nosotros sencillamente aplicamos conocimientos generados generalmente por los países euro céntricos y hoy día por los Estados Unidos, entonces, esa relación entre aplicar conocimientos y crear conocimientos yo creo que tenemos que resolverla para poder encontrar realmente una solución a nuestros problemas, otra reflexión que quiero hacer y que quizá responde un poco a lo que planteaba Víctor y un poco Vladimir: el por qué nosotros no logramos que el socialismo avance en Venezuela y yo siento que hemos aplicado la tesis de un país dos sistemas un poco parecida a la que se ha hecho en China a la de Deng Xiaoping, con la diferencia de que en China había ocurrido una revolución socialista y había pasado ya la revolución cultural de Mao, entonces el terreno sobre el cual se crea un país dos sistemas es distinto, nosotros tenemos una cultura rentista, somos un país capitalista periférico y por ende aplicar un país dos sistemas conlleva a que las fuerzas del capitalismo nos avasallan como hasta ahorita efectivamente ha ocurrido, entonces hay temas que son fundamentales, e incluso, yo diría que definitorio, o sea, qué es realmente el capitalismo cuál es el dominio del capitalismo, quién domina, domina el gran capital concentrado en las altas esferas del poder, domina el capitalismo diseminado en relaciones de mercado, domina la posición dentro de la producción real sobre del territorio, cuál es realmente el enemigo a combatir, yo particularmente siento que es el gran capital, dónde está el gran capital, el gran capital está en la propiedad sobre la tierra y el gran capital está en el sistema financiero, si el sistema financiero no se nacionaliza, y si la tierra no se nacionaliza, no es posible adelantar un proceso de construcción del socialismo sobre el territorio, por ejemplo, la vivienda en Venezuela, la vivienda en Venezuela mientras se haga sobre tierra privada, la vivienda en Venezuela mientras se haga fuera del marco de las poligonales de las diferentes ciudades… lejísimos verdad, mientras la tierra urbana sea el que marca el ritmo de la inflación, porque aquí se dice por ejemplo que la inflación es un problema estructural y es verdad pero es estructural sobre todo por la tierra, no hay inversión mejor ni la ha habido que el crecimiento sobre la tierra y es absurdo que la tierra urbana siga siendo propietaria, lo primero que hizo la revolución cubana fue la reforma urbana, nosotros no, nosotros queremos resolver el problema de la tierra manteniendo la propiedad privada sobre la misma, por eso yo creo que estas reflexiones que tendremos por supuesto que estudiarlas con más cuidado con más detenimiento son los temas que ameritan una difusión más profunda y más completa, yo diría también y es el último tema que quería tratar de que el proceso revolucionario necesita también la definición del sujeto de la revolución, nosotros hemos tomado una definición del sujeto de la revolución en base al proletariado, y en base al proletariado hemos definido inclusive algo que es una organización  transitoria de los mismos y que tiene una connotación francamente economicista como los sindicatos como uno de los elementos principales para adelantar un proceso revolucionario y yo creo que es todo lo contrario yo creo que los sindicatos, así como el ejercito, así como el clero, así como la universidad, son corporaciones, son grupos de status, son grupos de identidad que tienen un sentido corporativo y se miran a sí mismos dentro de una sociedad capitalista y no son elementos realmente del cambio y de la transformación, fíjense que por ejemplo el ministro Acuña decía en su intervención de que el problema de la universidad había que resolverlo desde lo interno o lo que es lo mismo que son los universitarios quienes deben resolver el problema de la universidad, entonces caemos en que los miembros de una corporación, con una cultura corporativa, con intereses corporativos, son quienes van a resolver un problema que atañe a la República, que es un hoyo negro para la República no solamente presupuestario sino cultural, porque las universidades se han convertido en el centro de la reacción, y los intelectuales universitarios en su mayoría son los porta estandartes de la reacción, entonces eso no es un problema de las universidades ese es un problema de la República, ese un problema de la revolución y yo creo que ellos han sido nuestra gran dificultad, aquí se planteó -recuerdo que yo estaba en ese tiempo en el ministerio de transporte y comunicaciones en el año 2000- el problema de la CTV, y se planteaba en aquel momento que la CTV debía ser destruida desde el gobierno porque desde el gobierno fue creada, y por el gobierno vive y las propiedades e inversiones que tiene se las dio el gobierno a través de la historia de la cuarta República, bastaba con quitársela, ustedes ven el edificio que tiene por ejemplo la CTV y ese edificio que se lo dio el gobierno como del gobierno era el edificio del ateneo, entonces si nosotros dejamos que sea la propia clase obrera la que resuelva el problema ahí están los resultados, la CTV es hoy tan poderosa como antes porque tiene un poderío económico dado por la República no dado por los trabajadores, que la mantiene en el epicentro del quehacer político en nuestro país y nos tiene trabados, entonces, yo siento -como decía Carmen Bohórquez- el estado tenemos que destruirlo y no tratar de manejarlo yo creo que aunque sea duro en estos momento que vive la humanidad  de crisis terminal de todo un sistema de toda una época donde estamos en un centro de bifurcación, yo lo comparo  con una especie de – siempre me gusta hacer esta… no se si es metáfora o símil- de que estamos como en un lado de un territorio donde todo es terrible, donde estamos acabando con el planeta, donde no logramos salir de hoyo y hay un río que tenemos que cruzar para llegar a la tierra prometida, y ese río está lleno de palos, de piedras, está crecido y tenemos que atravesarlo, nosotros no podemos pretender cruzarlo sin sufrir heridas, sin sufrir golpes y quienes crean que se pueden meter en una botella y lanzarse a ese río y que la botella los va a proteger se van a encontrar con que la botella se quiebra y también van a estar en el río como todos los demás tratando de cruzarlo porque si no lo hacemos nunca llegaremos a la tierra prometida, entonces, yo creo que el problema de un país dos sistemas la coexistencia pacifica que hundió a Krushof  que hundió a la Unión Soviética y tiene a China temblando es el gran problema que tenemos nosotros.

Gracias


Esta nota ha sido leída aproximadamente 6215 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

Otras noticias sobre el tema Encuentro: Intelectuales, Democracia y Socialismo


Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Encuentro: Intelectuales, Democracia y Socialismo

Otras noticias sobre el tema Centro Internacional Miranda (CIM)


Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Centro Internacional Miranda (CIM)

US N /actualidad/n137110.htmlCUS