2 y 3 de junio en el Centro Internacional Miranda

(VIDEO) Conozca lo que dijo Carmen Bohórquez en el encuentro “Intelectuales, Democracia y Socialismo”

Carmen Bohórquez, directora de la Red Internacional en Defensa de la Humanidad

Carmen Bohórquez, directora de la Red Internacional en Defensa de la Humanidad

Credito: Vtv

Centro Internacional Miranda (CIM)

Centro Internacional Miranda (CIM)

17 de junio de 2009.- Estas fueron las palabras de Carmen Bohórquez en su intervención en el encuentro "Intelectuales, Democracia y Socialismo":

Buenos días, como acá cada segundo cuenta entonces vamos directamente a las reflexiones que me suscitó las tres preguntas que nos plantearon para esta reunión, la primera pues sobre el papel de la intelectualidad.

1. ¿Qué es ser un intelectual?

En el Aló Presidente del viernes 29 de mayo, si ustedes lo vieron, el presidente Chávez se preguntaba de manera provocadora qué era un intelectual, cómo hay que definir a un intelectual, 1qué es ser un intelectual orgánico y si no habría que someter a crítica el concepto. Decía que todos tenemos intelecto sea para bien o sea para mal, unos más desarrollado, otros menos, como la musculatura y que en general todos somos intelectuales en tanto elaboramos ideas, formamos opinión, generamos opinión y podríamos entrar en una larga discusión al respecto, incluso respecto al intelectual orgánico, porque si lo entendemos como aquel que trasciende su individualidad, que se vincula a la sociedad, habría que decir que los intelectuales que estaban la semana pasada en el Caracas Palace, también son intelectuales orgánicos, porque también están poniendo su intelecto al servicio de un tipo de sociedad.

La diferencia estaría entonces no en la definición de intelectual orgánico, sino en la consecuencia, es decir, con que sociedad nos estamos vinculando. En estos dos casos, tanto ellos como nosotros nos estamos vinculando a proyectos totalmente antagónicos entre si, a concepciones de sociedad opuestas y esa diferencia representa vida o representa muerte. Ellos vinculados a una sociedad estructurada sobre privilegios y exclusiones , expresión de un sistema económico sustentado sobre el principio de acumulación de capital al infinito, principio que se sustenta sobre otro no dicho, pero que lo acompaña que es el de la depredación y de la explotación también al infinito, es decir, ellos intelectuales orgánicos de una sociedad paradójicamente des-humana, de una sociedad  anti-vida, de una sociedad que yo no dudo en calificar de criminal, porque es una sociedad que solamente puede mantenerse sobre el crimen, sobre la muerte, es genéticamente criminal. Una sociedad que nació de un sistema que se fue conformando sobre la conquista y colonización de las tres cuartas partes de la humanidad, por ese otro cuarto restante que ocupaba Europa occidental, nació sobre el genocidio y el etnocidio y que no puede traicionar esa esencia succionadora de vida ajena porque eso equivaldría a su propio suicidio. Por ello es inútil pensar que ese sistema del cual nació esa sociedad puede ser reformado o que se le pueda dar un rostro humano, porque ese sistema es en sí mismo anti-humano, aunque para asegurar su supervivencia y su continua expansión haya generado toda una ética, una simbología y una concepción del mundo con disfraz humanista.

2. Tarea de los intelectuales: la elaboración de una alternativa a la sociedad actual

De modo que lo único que se puede hacer por ese sistema es sustituirlo y eso debe hacerse antes de que termine por acabar incluso con esa cuarta parte de la humanidad que lo defiende y usufructúa y con la vida toda en el planeta. Hoy los pueblos del mundo y, entre ellos, Venezuela, han emprendido el camino de la recuperación de una comprensión humana de la vida, de una comprensión humana del mundo. La elaboración comprensión  de una alternativa a esa civilización de muerte, ese es el reto que nosotros los intelectuales orgánicos que creemos y trabajamos por ese otro proyecto de sociedad debemos asumir, aquí no hay duda posible, aquí el problema no es a qué sociedad nos vinculamos, sino cómo hacerlo para contribuir mas eficazmente a la construcción de esa alternativa.

Por supuesto eso no es nada fácil y se complica con el agregado de ese poderoso instrumento, que ya se ha nombrado aquí: los medios de comunicación: ese instrumento de manipulación de la verdad, de alineación, de colonización de las mentes, de las conciencias, que ha llegado a extremos en Venezuela y en  muchas partes, a extremos canallescos y aberrantes de inducir permanentemente al odio, la destrucción, el exterminio, que ha provocado muertes de personas reales. Eso no es ficción, no es nada mediático, es algo real.

3. Avances pequeños en realción con los desafíos

Ahora, con este enemigo actuando nos toca desenmascarar al capitalismo y ayudar a construir su alternativa, pero nadando todavía en las profundidades de ese sistema Todavía en Venezuela, ya lo señaló también Vladimir, no se ha atacado de raíz el problema creo que Iraida lo mencionó, se esta haciendo algo, es cierto, hemos avanzado, pero cuando consideramos la totalidad de las fuerzas económicas y sociales que se mueven en el  país, los cambios efectuados aparecen mas bien como ensayos pilotos o casos de estudio, tenemos fábricas expropiadas entregadas a los trabajadores o cogobernadas con ellos, están las empresas en Guayana, están los Consejos Comunales, están los Comités Campesinos y otros ensayos no menos extraordinarios, pero habría que cuantificarlos para ir evaluando los progresos en esa construcción de las actividades.

4. Acelerar el paso y coordinar esfuerzos. El Presidente solo no puede.

Lo que si tenemos claro es que hay que acelerar el paso y coordinar esfuerzos porque el presidente no puede hacer esto el solo.

Ahora cuales nuestra responsabilidad, nosotros hablamos escribimos sobre todos esos cambios, analizamos causas, hacemos proyecciones, resaltamos logros, pero casi siempre en solitario, nos reunimos ocasionalmente cuando hay un convocante como ahora, como se vio la semana pasada, en los encuentros que la red de intelectuales y artistas en defensa de la humanidad ha convocado, en los foros de filosofía, en los foros que organiza normalmente al CIM. Pero ¿no podríamos hacer algo más? ¿No podríamos reunirnos cada cierto tiempo para analizar en colectivo cuales son esos problemas que hoy estamos señalando aquí para trabajar sobre ellos, son problemas que requieren afinar estrategias, que requieren que se produzcan documentos que sirvan de insumo a quienes tienen que tomar resoluciones. Que —como dijo el ministro de Educación Superior— nos permitan, por ejemplo, diseñar un plan para tener desde ahora una presencia combativa en las universidades.

5. No permanecer impasibles  a la permanente campaña golpista de los medios

No podemos tampoco seguir permaneciendo impasibles  a la permanente campaña golpista de los medios. Es necesario desmontar no solamente esa grosera manipulación del mensaje con la ayuda de las herramientas conceptuales de las cuales nos ufanamos, sino también incluso pasar ya a ayudar a buscar vías legales de actuación o estrategias que permitan blindar las conciencias contra ese virus portador de insania.

Por otro lado yo creo que después de 10 años de revolución, el esfuerzo tiene que intensificarse hacia el alumbramiento definitivo de la Venezuela socialista y ya ir dejando de lado ese continuo estar volviendo sobre la IV República. Yo creo que la mejor manera de desenmascarar la IV República es acelerando la construcción de la nueva sociedad y hacerlo cada vez mejor, lo otro es seguirle dando vida artificial a un moribundo, seguirle dando audiencia a los defensores de un modelo fracasado que ya solo existe en sus cabezas y que estas en cuestión hasta en la misma casa de sus amos.

¿Quiénes se reunieron en el Caracas Palace? Intelectuales de derecha, defensores del libre mercado fracasado, de un liberalismo que ellos creían eterno y se les cayó estrepitosamente, de un mercado que nunca fue tan libre como pregonaban, porque la libertad nunca existió, ni la igualdad de oportunidades, ni esa independencia del estado que nos exigían a nosotros que aplicáramos. Ninguno de esos dos principios presentados como fundamentales, si lo hubiesen aplicado, les hubiesen permitido alcanzar esa prosperidad.

Ahí está el presidente de la bolsa que vendía y compraba información bursátil, ahí están las medidas proteccionistas de los Estados Unidos hacia los agricultores, chantajes de todo tipo y pare usted de contar. Ayer mismo Sarkozy ha reconocido el fracaso del libre mercado no regulado que condujo a esta crisis. Entonces yo creo que ya es hora de decirle —como le dijo Chávez a Obama— bueno, si ustedes han fracasado todos, vénganse entonces ya para el socialismo.

6. Perpetuación de la conducta y los procedimientos burocráticos angustia al Presidente

La segunda pregunta: qué hemos hecho en estos diez años, yo diría que hemos hecho mucho y que hemos hecho muy poco. Chávez y el pueblo han hecho muchísimo. En  algunos casos las estructuras del gobierno y sus funcionarios no tanto como debieran. Tras diez años seguimos perpetuando la conducta y los procedimientos burocráticos, seguimos con un canibalismo interno que ya lo señaló Monedero y que es inconcebible si somos todos revolucionarios, seguimos con la práctica vertical del poder, con el sectarismo y con otros muchos vicios que se han convertido en verdadera rémora para los cambios que estamos obligados a hacer.

Sabemos que el presidente vive angustiado por eso y que vive reclamando a los ministros que no están acompañando el paso del pueblo en la construcción del socialismo. Persisten problemas que afectan la calidad de vida de la gente. Problemas que no son ni una imposibilidad técnica ni tampoco representan una imposibilidad financiera como, por ejemplo, sacar una cédula. ¿Cómo es que después de diez años la ONIDEX esté igualita como siempre? ¿Cómo es que aquí es un karma irse a sacar una cédula, un documento público? Y lo mismo con la basura. ¿Cómo es posible que después de diez años la basura sigue igual, eso por decir lo más cotidiano?

Hemos ganado en conciencia y creo que ese es el logro mayor y esto tiene mucho que ver con las múltiples vías de participación que se han abierto, con la inclusión educativa, con el estímulo a la organización popular y con la prédica constante de ese extraordinario maestro que es el presidente Chávez.

7. Falta muchísimo por hacer

Falta muchísimo por hacer, el socialismo esta muy lejos y lo seguirá estando en razón inversamente proporcional a la preservación de las estructuras, las costumbres y los valores capitalistas, que siguen rigiendo nuestras vidas particularmente las de la clase media. Mientras en los sectores populares la participación protagónica y la solidaridad se acrecientan, la clase media sigue nadando en espejismos, sigue mirándose el ombligo —incluidos todos los que estamos aquí—. Ese es un problema que como intelectuales comprometidos tenemos también que asumir como uno de los grandes retos.

8. bUna pasantía de los funcionarios por tres meses en un consejo comunal

Otra grave carencia es la formación de cuadros, sobre todo para el ejercicio responsable, revolucionario, de la función pública, y no hablo solo de teoría o formación académica de esos cuadros, hablo de práctica revolucionaria. Haría falta que todo funcionario de la administración pública, sobre todo de los cuadros medios hacia arriba, incluido los ministros, estuvieran obligados a hacer una pasantía de por lo menos tres meses en un consejo comunal, en un módulo barrio adentro, en una escuela bolivariana de un sector popular, en un comité campesino, para que de verdad se conecte con el pueblo y entienda cuáles son los problemas que tiene que resolver y cómo tiene que hacerlo de manera urgente.

Lo del partido no lo voy a tocar otros lo tocaron.

9. Defender esta revolución hasta con la vida si fuera preciso

Con todo esto estamos obligados, sin embargo, a defender esta revolución hasta con la vida si fuera preciso, pues no solo en ella se cifra la esperanza de los venezolanos sino de gran parte de América Latina y hasta del mundo entero. Tenemos una responsabilidad histórica tan grande como la que descansó en los hombros de Bolívar y Miranda hace 200 años. No podemos traicionar ni dejar caer esa esperanza, ni dilapidar esta oportunidad histórica.

En cuanto a la última pregunta y ya con esto termino, no hay otra vía de solución a la crisis estructural del capitalismo que acelerar la transición hacia el socialismo, preguntarse cómo plantear una solución a la crisis es querer seguir en el capitalismo, cuando lo que se trata es de construir algo totalmente diferente, y ¿cómo se construye eso? Ese camino, se construye andando, buscando las claves dentro de nosotros mismos, en parte dentro de nuestro pasado histórico, en nuestras luchas ancestrales, en parte en nuestras tradiciones, en parte en nuestros sueños propios de  libertad, como ya lo había reclamado Simón Rodríguez, América no debe imitar servilmente sino ser original, inventamos, erramos y corregimos y seguimos inventando, seguiremos errando y seguiremos corrigiendo, o como dijo Mariátegui nuestro socialismo no puede ser calco ni copia, tiene que ser creación heroica.

Y yo creo que la América nuestra esta creando, inventando cada día. En los últimos 20 años han surgido por lo menos tres propuestas de construcción alternativa: la propuesta de los zapatistas de un mundo donde quepan todos los mundos, una propuesta hecha desde la diversidad cultural; la propuesta del socialismo del siglo XXI de este proyecto  bolivariano, de la democracia participativa y protagónica; y la propuesta del buen vivir de Bolivia y Ecuador, de la armonía con la naturaleza. Son tres maneras de abordar el mismo sueño de libertad y esas tres maneras se complementan entre sí y lo que toca es llenarlas de contenido. ¿Cuál es su principal obstáculo?, nuestros propios errores, nuestras propias contradicciones que nos hacen presa fácil del enemigo externo y de sus lacayos internos.

Termino llamando a tratar de corregir todos esos errores, llamando a un trabajo bien articulado, llamando a la unión y llamando a la renovación permanente del compromiso revolucionario, ético y humanista, solo eso hará que la vida triunfe sobre la muerte y solo eso hará que construyamos realmente el socialismo, muchas gracias.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 8692 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

Otras noticias sobre el tema Encuentro: Intelectuales, Democracia y Socialismo


Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Encuentro: Intelectuales, Democracia y Socialismo

Otras noticias sobre el tema Centro Internacional Miranda (CIM)


Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Centro Internacional Miranda (CIM)

US N /actualidad/n136677.htmlCUS