¿Cuál es el enemigo?

En nuestro país están sucediendo muchas cosas que nos deben alertar, la oposición se sigue moviendo desesperadamente para darle un golpe a la democracia, para ello utiliza todos los recursos que tiene disponible, sus empresarios confabulan para crear desabastecimiento, inflación y por consiguiente malestar general en pueblo cada vez que sale a adquirir los productos de primera necesidad, lo mas grave de todo esto es que se está creando una anticultura, ya nos parece normal una cola, la delincuencia, la inflación, el dólar paralelo, el cuanto hay pa eso, los asesinatos, etc. En pocas palabras el mundo al revés.

Toda el escenario descrito en el párrafo anterior deja claro que el enemigo sigue siendo el imperialismo y sus lacayos acá en el país, partidos políticos de la derecha, burguesía amarilla, burguesía parasitaria y como dijo nuestro comandante supremo todos los contrarevolucionarios enquistados en las instituciones del gobierno y del estado.

En la actualidad existe una carrera hacia las elecciones del 8 D y veo con preocupación que en esa carrera la meta esta algo lejana, lamentablemente tenemos que decir que los escenarios planteados no son alentadores, dentro de toda la diversidad ideológica que logro en su momento unificar el comandante Chávez con la estrategia del PSUV y el gran polo patriótico existe en este momento una división que nos debe llamar la atención, lo mas impresionante de todo esto es que estoy seguro que ante un escenario de amenaza, catastrófico, violento contra el pueblo y el gobierno venezolano todos estos sectores se unirían para derrocar al verdadero enemigo que es el imperialismo.

¿Entonces porque no buscar el consenso para las elecciones del 8 D? esto no depende solo de aquellos que montaron tienda a parte del PSUV sino que también pasa por un análisis y toma de decisiones dentro del partido socialista unido de Venezuela, claro que la figura del candidato interesa, esa matriz de opinión manipuladora que rueda por allí diciendo que el candidato no importa sino el proyecto es una de las grandes mentiras que nos han podido inventar para meternos candidatos de maletín, este pueblo no es pendejo, las responsabilidades están de parte y parte, ante un posible escenario de derrota cada quien tiene que asumir su responsabilidad histórica, no nos vengan a venir con la otra burda manipulación de que el pueblo va a ser el culpable, no señor, si de culpa hablamos la tendrán aquellos que no lograron poner por encima de los intereses personales o de grupúsculos los intereses de la patria, ¡OJO! No estoy diciendo que quienes tienen un liderazgo fuera del PSUV sean los culpables, ni que la culpa la tiene todo el PSUV, es simplemente que en el seno de la militancia revolucionaria, dentro de la vanguardia revolucionaria se ha perdido la brújula, quienes andaban juntos luchando contra la burguesía y el imperialismo ahora andan peleando entre ellos por un puesto a concejal y a alcalde, que bajo hemos caído, pareciera que la unidad del pueblo militante, la unidad de la vanguardia revolucionaria se murió con nuestro comandante, reflexionemos camaradas, los errores de hoy nos costarán muy caro en un futuro no muy lejano, no nos olvidemos que para la derecha las elecciones del 8D son un plebiscito.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1279 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a174131.htmlCUS