En el capitalismo “date por muelto si eres de la tercela edad”. ¡Que riñones tiene usted, Sr ministro!.

PRIMERO

A los hombres y mujeres de la tercera edad en Japón, el ministro de Finanzas de ese país, Taro Aso quiere verlos en una urna lo más pronto posible, o mejor dicho quiere verlos asados en un horno para hacerle honor a su apellido, según este anciano de 72 años, la población de la tercera edad de su país, nada más que la bicoca de 31 millones de japoneses y japonesas deben pasar a mejor vida porque “son una carga fiscal nacional por la atención médica que requieren, por lo que les instó a “darse prisa” y morirse pronto”.

SEGUNDO

En realidad nadie tiene prisa por morirse, y mucho menos convertirse en un fiambre para resolverle la crisis al capitalismo que tan mal la están pasando en algunos países que no hace mucho tiempo se jactaban de ser unas potencias industriales y paraísos terrenales. Afortunadamente para nosotros, los latinoamericanos queremos mucho a nuestros ancianos y deseamos que vivan si es posible una eternidad. Eso de “aliviar la carga fiscal de Japón de prisa y se mueran” solo se le ocurre a una mente sicótica o afiebrada de alguien que se cree imprescindible. Para Aso sólo la muerte de los que cumplan más allá, y cuidado si menos, de 65 años puede solucionarle los problemas al capitalismo nipón.Deben morir en santa paz eterna.


TERCERO
A este ciudadano Ministro de Finanzas y vice primer ministro también le preocupa que las “personas coman y beban sin ningún esfuerzo”. Con el hambre que hay en el mundo opiniones como estas deberían de preocuparnos, porque no nos extraña que los amos del planeta quieran aplicar la fórmula de Taro para erradicar la miseria y la pobreza. Eso si, darle como último deseo a los pobres una flamante Coca-Cola y una hamburguesa de carne de gusano. Se la comió Aporrea con esta noticia.

CUARTO

Tengo un amigo japonés de nombre Akihiro (Alegre) quien dejó su comunidad para casarse con una monumental guara. El, pequeño, alegre y menudo y ella jodedora, grandota y de enormes pechos y caderas, lo cual hacen un llamativo contraste, una magnifica pareja. Sus hijos son hermosos y criollitos y de paso, ambos son chavistas hasta la muerte. Le hice un comentario sobre las declaraciones del ministro y me respondió en un chapuceado español: “Ministro Taro Aso, estar loco de lemate, le patina el coco”. Venezuela país más bonito del mundo, chévele y aquí Chávez le ha dado pensión a los viejitos, y no hay hamble ni pobleza" – en realidad no se como hablan los japoneses el castellano, posiblemente como los chinos, pero siempre he confundido a ambos --.

QUINTO

Bonita manera tiene el gobierno japonés de reducir el gasto en los servicios sociales. El contraste está en la Patria de Bolívar y su presidente que nos protege de fascistas como el Ministro japonés. Dios nos de a Chávez por mucho tiempo. Lo esperamos muy pronto, comandante.

PUNTO y APARTE

Las opiniones del hombre de “cayendo y corriendo· y de “La Iguana” sobre el caso Abreu, Miguel Bosé y Juanes, por más que las justifique, son extrañas que van más allá del pluralismo y no tienen nada que ver con el Sistema Nacional de Orquestas. Posiblemente se extralimitó en explicarse y justificarse en su programa. Lo que ha ganado Pirela es una polémica estéril de la cual es el perdedor. Ojala esto le sirva a Dudamel para que incluya en la Orquesta Sinfónica “Simón Bolívar” temas y composiciones latinoamericanas y no sólo mambos. (El creador de mambo no fue Pérez Prado, sin bien lo popularizó, fue un músico de su banda llamado “Cachao”, erradicado actualmente en Miami.) Sería bueno hacerle llegar a Pérez Pirela la opinión del Jazzista Duke Ellington cundo le preguntaron cual de las dos músicas es mejor: La Clásica o la Popular. Este respondió: Ninguna es mejor que otra, sólo existe buena y mala música.



[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1050 veces.

Antonio Fernández Lunardi


Visite el perfil de Antonio Fernández Lunardi para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.