Letra Desatada

Sigamos en lo que nos toca

El 5 de enero de 2013 murieron Augusto Hernández y José Díaz. Ambos humoristas. Dos venezolanos reconocidos, queridos y respetados. Ambos chavistas “convictos y confesos”. Joselo es uno de esos personajes que nos llevan de vuelta a la infancia, a la adolescencia, a la juventud. Todavía recordamos con sonrisas, personajes como el Doctor Pensamos. Era un personaje del Show de Joselo un funcionario público que anunciaba grandes proyectos y remataba diciendo: lo pensamos pero no lo vamos a hacer. Y como el burocratismo trasciende generaciones pues más de un adulto y adulta contemporánea lo recuerda. “Señores, Canuto está mal”, el doctor Chimbín que siempre perdía todos los casos y el licenciado Esparragoza son personajes inolvidables. Con la partida de Joselo también parte una época de oro de la comicidad y del humor venezolano.

Con Augusto Hernández parte una pluma sagaz, incisiva, valiente y divertida. A Augusto lo convocamos desde Ciudad CCS a formar parte de estas “letras”, formando equipo con la Muerta de Roberto Malaver, la Suelta de Carola Chávez, la Emergente de Reinaldo Iturriza, la Fría de Humberto Márquez y la Insurrecta de Rosa Elena Pérez Mendoza, que se publican diariamente en este espacio desde 2009. Tal vez una jugarreta del destino y de la vida hizo que su letra fuera Efímera. “No vaya el doctor Malaver a asustarse ya que su letra es muerta”, imaginamos que diría Augusto con una gran sonrisa. Y es que su Letra debe estar escribiéndose llena de humor y crítica desde algún lugar del universo.

Con Augusto compartimos el 31 de diciembre un breve texto a propósito de las nuevas complicaciones de salud del Presidente: “…Con Chávez manda el pueblo y a quien le suene hueca esa frase y hay millones que quieren que así suene, deben saber que conocemos la tristeza, que cuando el corazón se nos desgaja, sabemos cómo enjugar las lágrimas y seguir. Así ha sido siempre porque estamos hechos de barros tocados, amasados por nuestros ancestros. Barros fuertes, barros que no se cuartean, que no se resquebrajan. Barros moldeables sí, pero moldeables para adquirir cualquier forma para la lucha. Así estamos. Listos. Prestos. Atentos (…) Que nadie se equivoque, porque tenemos Patria. Un abrazo de fin de año para los hombres y mujeres de buena voluntad. Los que están gozando un puyero en esta hora aciaga váyanse al mismísimo carajo. Los esperamos de vuelta.” A lo que Augusto Hernández respondió amable y militante: “De acuerdo, mi estimada camarada y colega. Felicidades y sigamos en lo que nos toca”. Fue la última comunicación “epistolar” vía correo electrónico que mantuvimos. Como a millones de venezolanas y venezolanos, nos unió y nos une una lucha común, una utopía compartida… Nos toca seguir soñando. Y seguir con las sonrisas de Joselo y Augusto. ¡Hasta la victoria siempre queridos camaradas!.

[email protected]
Twitter: @mercedeschacin

Esta nota ha sido leída aproximadamente 976 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a157096.htmlCUS