Inobjetable Victoria




Casi no tiene “peros”, el triunfo chavista en las elecciones del 16 de diciembre. Por mas morisquetas que haga la oposición venezolana para convencernos que Miranda es el estado más importante de Venezuela por encima del Zulia, Táchira, Mérida, Nueva Esparta y Monagas juntos y que Capriles Radoski, al conservar la Gobernación del Edo Miranda, se convierte en un Super Raton que, anida en los senos oligarcas de María Corina Machado, protegido por el sionismo nazi-fascista, las grandes empresas trasnacionales y los bancos vampiros del capital financiero, devendrá en un super-heroe que superara todas sus deficiencias mentales y su escases intelectual y espiritual, para seguir compitiendo por la presidencia de La Republica Bolivariana de Venezuela con el pueblo conducido por su líder, el Comandante Presidente, nuestro amigo y compañero de luchas, Hugo R. Chávez Frías.

Digo que es un triunfo chavista porque no me caigo a cobas y sé que la gente en su gran mayoría, voto por Chávez y muy pocos lo hicieron por los candidatos a gobernadores y a diputados regionales. Salvo en el Edo Bolívar las victorias electorales fueron contundentes y sin lugar a dudas. Donde, a pesar del liderazgo de Chávez, la alta abstención de la oposición el rechazo al deshilachado candidato de la oposición Andrés Velásquez; Rangel Gómez, no pudo capitalizar el apoyo que le dio Chávez ni el rechazo a Andrés Velásquez y apenas pudo sacar menos de 2% por encima del sidorista renegado. Esta pírrica diferencia entre uno y otro candidato nos obliga a revisar, rectificar lo que tengamos hacer y reimpulsar el proceso revolucionario en Guayana. Creo que es necesario discutir un compromiso unitario alrededor del Plan de Guayana Socialista, el Control Obrero, el papel de los Sindicatos, los Consejos Comunales y una gestión de gobierno que priorice, por encima de las obras y el Concreto Armado, un accionar socializador que rescate y ponga a las empresas básicas al servicio del construcción socialista, la industrialización aguas abajo que fomente la soberanía alimentaria y el combate a la especulación y al desabastecimiento mediante la fiscalización sistemática de las redes y centros de abastecimiento y la creación de pequeñas empresas y/o cooperativas de producción de pollos, huevos, cochinos, leche, quesos mediante incentivos a empresas domesticas familiares. Por ejemplo la fabricación de quesos tradicionales…El “queso Guayanés” desapareció prácticamente, el queso de mano casero, las tortas y los dulces, el cazabe chorreado, la naiboa. Los cultivos hidropónicos urbanos. Por ejemplo el Paseo Caroní es un espacio ideal para el cultivo de legumbres y verduras. Las Avenidas de Ciudad Guayana deberían alternar los plantas ornamentales con árboles frutales como los mamones, aguacates, mangos, pomalacas y pomarrosas, cotoperies, Mucha gente durante el época del puntofijismo cuartorepublicano sobreviró comiendo mango. Durante la época de cosecha haríamos la feria del mango, de los mamones, y así sucesivamente.

Al lado de la siembra de peces, empresas de producción intensiva de carne bovina. Granjas para la cría de lapas, dantas, chigüires, acures, conejos. Tanto para el consumo interno como para la exportación. En fin, un plan para la construcción del socialismo es demasiado amplio para recogerlo en pocas líneas, pero creo que solo en torno a ese plan podemos construir la unidad de los revolucionarios a la que nos convoca Hugo Chávez Frías. Lo primero es un compromiso de acuerdo político para impulsar ese proyecto y obligar a los factores involucrados a cumplir el acuerdo mediante la convocatoria a la participación democrática y fiscalización directa del pueblo utilizando los mecanismos del referéndum, la consulta las asambleas, las comunas. Hacer esto implica mucho trabajo, mucha organización, planificación y elaboración teórica. Y todo lo tenemos que hacerlo nosotros mismos Nadie puede venir a hacernos el trabajo y si vienen no lo sabrán a hacer porque no saben de que se trata.

El problema es que entre los actores políticos de la zona no hay, hasta ahora, alguien con la autoridad, la capacidad y la disposición para asumir la elaboración y la ejecución reunificador a través del trabajo y ponga de un lado las competencias por la figuración y el protagonismo….



Jose Machete…

Yo soy como el espinito
que en la sabana florea
le doy aroma al que pasa
y espino al que me menea

Esta nota ha sido leída aproximadamente 900 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


José Machete


Visite el perfil de José Machete para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



US Y /actualidad/a156136.htmlCUS