Hoy como ayer

Aquí no se rinde nadie… Chávez vive y retornará

La enfermedad del Presidente ha provocado diversas reacciones tanto en el campo revolucionario como en el de la oposición venezolana, sumado al de la jauría mediática internacional y de la necrofilia “twitera”, cuestión que no debe sorprender por tratarse de una figura que trasciende nuestras fronteras e incomoda a la derecha en todos sus niveles.

Tampoco debe extrañar a ningún revolucionario bolivariano como el gusanillo del paso hacia atrás y el salto de la “tranquera” esté dando vuelta en la cabeza del oportunismo infiltrado en las filas del partido vanguardia de la revolución bolivariana. Cuando el golpe de estado del 11 de abril y el saboteo petrolero, figurones del proceso, cuasi padres de él (caso Miquilena), embajadores, gobernadores, etc. le temblaron las rodillas, se les diluyó el discurso revolucionario y muchos de quienes no abandonaron el barco, manifestaron su disposición de aceptar el gobierno y las decisiones de “Carmona el breve”, al ritmo de la euforia de la oposición que ayer, como ahora con lenguaje disfrazado, estaban felices con cuanto le estaba ocurriendo a Chávez y al país. Ese panorama no debe ser olvidado por los verdaderos revolucionarios, en esta etapa avanzada, mas no consolidada, del proceso. Ojo pelao camaradas, “dentro de las guabinas…deben andar muchos bagres”- como dice el refranero popular.

Las oraciones y lágrimas son mensajes de amor y solidaridad que testimonian el vínculo entre el pueblo y el líder; pero, al lado de eso debe estar lo aconsejado con insistencia por él: la unidad y la defensa hasta con la vida de la Revolución.

Es oportuno recordar la consigna que en trance difícil gritó Juan Almeida. combatiente de la Revolución Cubana, “AQUÍ NO SE RINDE NADIE”. Esa debe ser la consigna camaradas, los vacilantes, oportunistas y revolucionarios por tetas burocráticas, tan y a veces más peligrosos que los adversarios identificados públicamente y a quienes el miedo y las vacilaciones deben tenerlos temblando que agarren sus macundales y se vayan de una vez, porque Chávez no se ha ido, sigue y seguirá presente guiando y estimulando las luchas del pueblo porque “aquí no se rinde nadie”

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1292 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a155898.htmlCUS