Tiempos de revolución: tiempos para la avanzada del pueblo

Las campañas electorales en el pasado, no pasaban de ser eventos insípidos y donde el pueblo era el objetivo utilizado y a seducir hasta que depositara el voto; de allí; perdía todo interés para la clase política, que se ocupaba en como repartirse las cuotas del poder. Desde mi punto de vista, esta campaña electoral Presidencial, tiene características únicas por la dirección que el Comandante Hugo Chávez, le imprime a su discurso desde agosto comenzó a utilizar expresiones como “Chávez no soy yo, Chávez eres tú, es un pueblo”, "Todos somos Chávez" y esto lo expresa el candidato de la patria en la propuesta en el segundo objetivo histórico:

“Continuar construyendo el Socialismo Bolivariano del siglo XXI en Venezuela, como alternativa al modelo salvaje del capitalismo y con ello asegurar, la mayor suma de seguridad social, mayor suma de estabilidad política y la mayor suma de felicidad, para nuestro pueblo.”

Se desprende de uno de los objetivos nacionales. Consolidar y expandir el poder popular y la democracia socialista. Alcanzar la soberanía plena, como garantía de irreversibilidad del proyecto bolivariano, es el propósito central del ejercicio del poder por parte del pueblo consciente y organizado. La gestación y desarrollo de nuevas instancias de participación popular dan cuenta de cómo la Revolución Bolivariana avanza consolidando la hegemonía y el control de la orientación política, social, económica y cultural de la nación. El poder que había sido secuestrado por la oligarquía va siendo restituido al pueblo, quien, de batalla en batalla y de victoria en victoria, ha aumentado su nivel de complejidad organizativa.

Estos tiempos de revolución, son provechosos sobre manera para un pueblo que comienza a empoderarse y con iniciativas programáticas como las expresadas en las Propuestas de Hugo Chávez, permite ejercer de manera directa la participación y protagonismo del ciudadano común que empieza a “entender” y en la práctica “comprender “, lo importante de asumir responsabilidades políticas y de gobernabilidad en su ámbito donde se desenvuelve; experiencia única que enriquece el alma y pone a prueba el potencial de cada uno y en colectivo, de dar solución a su problemas cotidianos. Es ese punto, el comandante Hugo Chávez hace la siembra de la conciencia revolucionaria cuando problematiza la coyuntura actual y hacer reflexionar a los colectivos que han tenido experiencias exitosas en consejos comunales, salas de batalla social y comunas; que la única manera de hacer esta transición irreversible es hacer perdurable en el tiempo a la Revolución Bolivariana.

En este proceso revolucionario tenemos que vencer nuestra herencia genética de llevar a cuesta en la sangre de esclavos que fueron sometidos, humillados y que muchos se acostumbraron a ser maltratados por el amo; y por el otro, la influencia cultural que en la educación nos imponía la incapacidad de sublevarnos a la realidad y que otros, eran capaces de dar solución a nuestros problemas. Nuestro pueblo ha ido en estos tiempos de revolución venciendo esas limitaciones del paradigma; para crear un nuevo paradigma que permite una avanzada de nuestro pueblo en espacios, donde la burocracia y tecnocracia, también han permitido avanzar ante su incompetencia para reaccionar ante el despertar desmesurado de un poder popular que evidencia que si puede gestionar, planificar y ejecutar.

Un fenómeno social de inclusión, es ver a un pueblo relacionarse tan en lo íntimo con el líder que los invita a que asuman una responsabilidad de gobernar que es de todos y que alcanzar el triunfo electoral, es alcanzar la VICTORIA POPULAR.


Manuel Figuera es trabajador de ALCASA
[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1157 veces.

Manuel Figuera


Visite el perfil de Manuel Figuera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.

Comparte en las redes sociales