¿Por qué extrañan los planes económicos de la MUD?

Quienes integran la MUD pertenecen a los grupos políticos que creen en las teorias políticas de derecha y a las teorias económicas del Capitalismo, llamado desde hace varios años neoliberalismo, o economía de mercado o globalización.

Si usted cree en estas teorias políticas creerá que el hombre (porque siempre se refeieren al término hombre y no humano para incluir a la mujer) es libre, igual y que vive en sociedad bajo un contrato social.

Esto implica que sea cual sea su condición social, por ser libre es decir tener libre albeldrío, o libertad de elegir usted siempre será responsable de su destino y los acuerdos convenidos por usted siempre deberá respetarlos, sea frente a alguien pobre o rico, sea frente a su vecino o un banco o una empresa de seguros o una transnacional, y en consecuencia aquello en que se obligó debe cumplirlo so pena de ser obligado por el sistema.

Este arquetipo de la libertad fue el que sirvió de marco para sirvió para liberar a los bancos nacionales del tope de la tasa activa de interes que era de el 12% anual a la tasa “libre del mercado” llegando hasta el 90% en la decada de los 80 y 90 del siglo XX, peor aun para desarrollar los créditos indexados, diseñados para ayudar a los ciudadanos a adquirir viviendas y otros bienes, debido a las altas tasas de interes. Además, como todos somos iguales ante la Ley, es decir que los paisanos que suscribieron contratos de hipoteca por los prestámos indexados con Bancos de ese momento con capitales superiores a los 10.000 millones de bolívares eran ante la Ley iguales y en consecuencia sus reclamos fueron oídos y no se les dio solución porque ellos erán libres y por su puesto sabián en que se estaban metiendo cuando suscribieron los respectivos contratos.

Y como Venezuela era un país que se incorporaba a la economía de mercado, al Capitalismo liberal puro se liberaron los precios en los años 80 con el gobierno copeyano de Luis Herrera, (quien dijo yo arreglo esto) y lo arregló los comerciantes pudieron cobrar lo que quisieran en cualquier producto debido a la eliminación del PVP, los banqueros se convirtieron en casas de cambio con los millones de dolares que compraron a 4,30 y que despues del viernes negro pasaron a 08,60 aumentando oficialmente a precios que superaron los 100 bolívares, porque el dólar se cotizaba en base a la oferta y la demanda de divisas, en una país que en ese mandato pasó a importar hasta los fosforos.

Claro lo que no sabiamos es que las grandes importadoras son propiedad de los mismos dueños de bancos, quienes a su vez eran dueños de empresas de seguro, y a dueños de casi toda la tierra en la ciudad y el campo y por si las moscas tenían varios familiares de ministros y para usted de contar.

Se va Don Luis y viene el Dr. Lusinchi, con este se mejoró la situación, nació la politica habitacional para ayudar a los pobres a comprar vivienda, pero el INAVI practicamente había dejado de construir viviendas, se creo el BANAVI organismo encargado de administrar los fondos de la política habitacional, y le bajaba el dinero a los bancos privados quienes otorgaban los creditos para construcción de urbanizaciones y para adquisición de apartamentos. Lo que no sabíamos era que las constructoras eran de los mismos bancos, y las administradoras y vendedoras tambien, es decir que el banco se daba el crédito para construir una urbanización, luego con la administradora los vendía y por último a través del mismo banco le daba el credito a los particulares para que compraran los apartamentos. ¡Que condiciones de igualdad la del ciudadano común frente a esta negociación!.

Y usted que había aportado el 2% de su sueldo a la política habitacional, para poder tener acdeso al crédito debía tener una inicial del 30% por lo menos, debía ganar por lo menos 3 veces el monto de la cuota del crédito y debía tener una bola de plata para pago de gastos de registro, seguro, entre otros. Claro en un país donde la mayoria ganaba el sueldo mínimo, la mayor parte de la masa trabajadora no tenía acceso al crédito de política habitacional, pero si tenía eld eber de aportar al pote para que aquellos que ganaran mas de tres salarios mínimos, si accesaran al crédito.

Y como se trata de una economía de mercado, y la mayor parte de la tierra se encuentra en manos de 5 o 10 familias, que algún escritor perteneciente a esas mismas familias llamó “los amos del valle”, pues estas eran las que decidían que terrenos se vendían, su precio y lo hacían a traves de sus constructoras creadas con sus bancos y vendidas con sus adminsitradoras, vaya que si eran iguales los Perez al Banco, o los Rodríguez a la aseguradora, o los Ramirez al consesionario.

Desde el punto de vista del neoliberalismo, las posiciones son claras el Estado no debe meterse en este tipo de situaciones, eso debe autoregularse con el equilibrio entre la oferta y la demanda, es decir que la demanda de 6 millones de compatriotas haría presión en las 10 familias propietarias de todo en Venezuela para equilibrar el precio. Esto si esas grandes familias hubiesen sido proliferas en creación de industrias y desarrollo de nuestro país aguas adentro, pero como con las importadoras que tenían era suficiente para qué abrir empresas, para qué aumentar la producción o por qué no importar si sale mas barato, y esto de barato no es por la inversión, sino porque no tenían que lidiar con sindicatos, obreros , permisología etc, por cierto que esa permisología era la misma que no permitía la instalación de otros dueños de capital o de iniciativas colectivas del pueblo para producir en Venezuela.

Y en medio de este mango bajito, comenzó la lucha del mercado, préstamos entre bancos, colocaciones en mesas de dinero en Aruba, la especulación con el dólar, y asi ocurrió lo que llaman la autoregulación del mercado, vino la crisis bancaria, que ha debido servir para que desaparecieran algunos bancos, se reabsorvieran capitales y quedaran los más aptos, pero como había un presidente de centro derecha, con ministro de finanzas banquero, pues nacieron los auxilios financieros, claro los auxilios eran para los bancos pero no para los ciudadanos que estaban metidos en un vaporon por el crédito de su casa o de su carro, ¡que viva la igualdad!

Asi que por qué extrañarse del plan economico de Capriles, el ha sido claro cuando dice que va ha generar empleos con la estimulación del sector privado; esto por su puesto que debe implicar en un país quebrado o hipotecado que dirá él va a recibir del Presidente Chávez, la desarticulación de todas las empresas del estado las cuales privatizará como hizo Carlos Andrés Perez II y Caldera II, con su paquete neoliberal de privatización la gran solución para los males dejados por el populismo, el clientelismo y todos esos vicios de los que siempre hablan los neoliberales.

Igualmente el paso siguiente como lo hizo Luis Herrera la eliminación de los subsidios de cualquier tipo, y en cualquier área, eso es botar los reales que deben concentrarse en lo que el Estado debe hacer.

En cuanto al Estado no puede ser muy grande habrá que eliminar los ministerios y organismos públicos, sólo quedará lo referente a la seguridad de estado, ello porque la salud es mejor privatizada, la educación igual, el turismo es una oficina de colocaciones y el Banco Central volverá a ser la caja donde guardan los dolares que genere PDVSA mientras que no la privaticen. Quizas hasta sea mejor eliminar a los militares como hizo Costa Rica o Japón y no tener ejercito alguno; o quizas pueda hacer como en Robocop donde la policía era una empresa privada.

Las misiones que según Capriles seguirán y hasta les hará una ley (cosa que es muy importante para él) tendrán que desaparecer pues si PDVSA se dedicará a su negocio del petroléo, Capriles ha dicho que no va a intercambiar más con Cuba porque esos dolares deben quedarse en Venezuela y el personal cubano deberá volver a su orígen, entonces el tendrá que contratar al personal profesional venezolano como lo ha dicho, el problema es de donde va a sacar la plata para pagarle a ese gentío, claro de la devaluación del bolívar, como hicieron durante la cuarta y que era la manera de rendir los pocos reales que dejaba aqui PDVSA y las transnacionales, devaluar el bolívar para multiplicar el dinero interno. O a lo mejor, redimensiona las misiones con capital privado y cada quien podrá tener su clínica o su aldea universitaria.

Si usted cree en el neoliberalismo y en Capriles no debe sorprenderle nada de lo anterior que es poco, por eso como dijo el Comandante volverá  Maria moñitos, volvera rintintin pero esos escuálidos más nunca volverán.

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 733 veces.

Comparte en las redes sociales