Chávez Frías vs Capriles radonski: La Campaña Admirable

Domingo 01 de julio del año en curso (2012). Año electoral. Año cuando se elegirá al Presidente de la República Bolivariana de Venezuela en el mes de octubre, en el día 07. ¿Es una elección más; una otra elección; es una elección transcendental para la Historia de Venezuela; es una elección que tendrá su impacto en aquellas generaciones que en estas elecciones no podrán votar por la edad? Pareciera que en esta elección presidencial “está en juego” (argot de campaña electoral) algo más que la elección del próximo Presidente venezolano. En esta campaña electoral se tendrían que debatir las ideas; pero ¿cuáles ideas? José Vicente Rangel (JVR) en su columna “ElEspejo” (Últimas Noticias. Caracas, lunes, 02 de julio de 2012, pág. 22 ELPAÍS) expresa una realidad que nos ha traído alta preocupación. Escribe JVR que “…con motivo de la campaña electoral, una modalidad inédita: el antidiscurso, consistente en no decir nada…” (Idem) Claro, se refiera JVR al discurso de Capriles Radonski; pero no queda ahí sino que continúa exponiendo que “…los defensores del antidiscurso…arremeten contra el discurso…el que transmite ideas, conceptos y propuestas…” (Ibidem) No son “huecas palabras”, menos “huecas ideas”, lo contrario es la exposición de una grave y profunda preocupación de JVR sobre los contenidos en los discursos del candidato de las derechas, Capriles Radonski, porque “…los caprileros…mientras menos ideas se expongan sus efectos son mejores…” al referirse al beneficio del “no contenido” del discurso; pero ¿es, en realidad, un no discurso y/o es una intención de discurso que buscaría transformar el “discurso con contenido de ideas en un jingle” alienante y consumista? Por eso remata JVR diciéndonos con la crudeza que lo caracteriza cuando sale el político antes que el periodista que “…la controversia es entre el discurso como instrumento esencial de la política y el antidiscurso, que equivale a la negación de la esencia creadora de la política…” (Idem). Cabría preguntarnos si ¿los votantes están en actitud crítica como para reflexionar, discutir y alcanzar decisiones transcendentales que impactarán sus vidas a futuro?

En las elecciones del 07-O habrán votantes y “no votantes”. Nos referimos a los no votantes a aquellos que por edad no podrán participar en esta fiesta democrática y participativa impulsada por la Revolución Bolivariana y, of course, Hugo Rafael Chávez Frías; en ese orden de ideas sí, por inquietud personal, nos vamos, por ejemplo, a encuestar a aquellos párvulos que ahora disfrutan de su canaimita es probable que un 90% de los encuestados expresen que sí pudieran votar lo harían por Hugo Rafael Chávez Frías, el Comandante. ¿Qué quiere ello expresar? Que probablemente los padres de los párvulos encuestados reflexionarán sobre esas conversas hogareñas donde el chamo les exponga a sus padres como trabaja y juega con su canaimita e, inmerso en la campaña electoral a la cual nadie escapa, probable les diga sus solidaridad con el Comandante. Vayamos a un otro ejemplo, esta vez, relacionado con la Misión Vivienda. Tenemos entendido que, solamente, en este año en curso (2012) se han entregado por encima de las 200 mil viviendas a los sectores invisibilizados. Saquemos números. Sí cada familia beneficiada está constituida de un padre y una madre, quizás, el 90% de esos padres pudieran votar por Chávez Frías por la muy sencilla razón que el Poder Popular es agradecido, está en el ADN de los venezolanos. Pero no nos quedemos con esos dos (2) ejemplos y reflexionemos sobre la Misión Adulto Mayor. Parece que van cercanos a los 2 millones de personas de la Tercera Edad que se están beneficiando de ese derecho que la República y esta Revolución Bolivarianas le reconocen a quienes han contribuido con el desarrollo de Venezuela. Esos adultos mayores de la tercera edad, probable, son, en su mayoría, abuelos y abuelas con hijos, hijas, nietos y nietas y, hasta algunos de ellos, con bisnietos y bisnietas y, quizás, hasta más allá. Si consideramos la importancia de los abuelos y abuelas, particularmente, las abuelas en la sicología social venezolana (léase: inconsciente colectivo criollo), seguramente en un 90% de esos adultos mayores conversarán y discutirán (no se olviden que los abuelos tienen carácter) con sus familias, les contarán como era en la 4ta y como el Comandante ha gobernado para que llegue más dinerito a la casa de familia –el hogar- pa´l sancocho, la piñata de la nieta, la torta de cumpleaños y algún dinerito para la nieta para que vaya al concierto de Arjona.

Pero los votantes son más porque la sociedad venezolana está creciendo. En esos escenarios deberíamos tratar de dividir en sub-conjuntos a los diferentes sectores sociales que votarán el 7-O, entre ellos, “los burócratas” (en el buen sentido y con alto respeto). Es uno de los sectores que el comando de campaña de Capriles Radonski ha tratado “de trabajar” con ahínco buscando implantar “el miedo” en esas conciencias de los trabajadores del sector público (léase: “El Miedo. Historia de una idea política”. Corey Robin. FCE. México, 209, pp. 500). El chavismo ha venido criticando a “la burocracia” por ineficiente ante los cotidianos problemas de la República. Pero la burocracia criolla es un sector que “carga en si con la Historia” que heredamos de los españoles; ante esas actitudes podríamos llamar la atención de la declaración del Ministro de la Cultura, Pedro Calzadilla, donde expone en reconocimiento con una auto-crítica los descuidos a los museos, por el impacto negativo en la importación de libros. Claro, el discurso “antidiscurso” de la oposición y de Capriles Radonski al cual se refiere JVR no aceptarán la auto-crítica de Calzadilla sino que buscarán la negatividad del contenido para la crítica a las políticas de la Revolución Bolivariana. Nos, nos vamos a permitir comparar esa metodología en praxis de la oposición y de Capriles Radonski, es decir, el antidiscurso, con aquellos discursos negativos que, diariamente, exponía Adolf Hitler buscando justificar, por ejemplo, la persecución a los judíos (léase: sefaradís y eskenazi). Es en esos reglones donde nos, nos preocupamos porque nos consideramos que la denuncia de JVR va en la dirección del significado filosófico del antidiscurso. Si a esa praxis del antidiscurso le agregamos la tesis del miedo, nuestras preocupaciones aumentan porque nos recuerdan las praxis de Capriles Radonski durante el “Golpe de Abril”. Sí a esas expresiones realistas de Capríles Radonski durante el “Golpe de Abril” y sus referencias a Dios y a la Virgen, ello nos llevaría a las tesis de Francisco Franco y la Falange Española en tiempos previos a la “Guerra Civil” española. Quizás Capriles Radonski exprese su discurso con un antidiscurso pero ello tiene un fuerte contenido ideológico-fascista como, entre líneas, nos lo expone JVR o al menos así es como lo hemos entendido en su escrito arriba en referencia.

Esta campaña electoral, el candidato Hugo Rafael Chávez Frías a la Presidencia de la República Bolivariana, la obligada permanencia de la Revolución Bolivariana y del Poder Popular en Miraflores y en toda la geografía nacional conjuntamente con las solidaridades de las masas populares continentales se conjugan en el contenido de ideas del discurso programático del Comandante Chávez Frías.

Hugo Rafael Chávez Frías al exponer su programa de Gobierno en ideas claras y comprensibles, sin refugiarse en logicismos formales, expone por lógica dialéctica los contenidos anti-nacionalista y antihistóricos del discurso y del programa del candidato Capriles Radonski; con discursos claros y transparentes, con propuestas inteligentes y realistas para la discusión permanente, Hugo Rafael Chávez Frías alcanzará una sólida comunión con el Poder Popular que va más allá de las actuales realidades de amor y de solidaridades teológicas que dicho Poder Popular ha venido demostrando acompañando al candidato de los “más pobres, los menos favorecidos” quien no ha cesado de dar cumpliendo con el mandamiento impuesto por Jesús de Nazareth de “amaos los unos a los otros”.

En ese orden y en contrario, Henrique Capriles Radonski se apersonó en una comunidad de pueblos originarios al sur de Venezuela a hablarles de Dios y la Virgen como “fracasado misionero” judeo-cristiano porque lo que expresa en palabras no lo cumple con sus hechos como lo demostró durante el “Golpe de Estado del 11 de Abril”. Definitivamente, Capriles Radonski o no es político o está muy mal asesorado porque si algún pueblo debería ser tratado con “extremada delicadeza” cuando de religión se refiere, es a los miembros de los pueblos originarios.

Para concluir, sí ustedes nos lo permiten, una interesante frase de Peter Sloterdijk en su libro: “Ira y tiempo” (Biblioteca de Ensayo Siruela. Madrid, 2010, pp. 288). Nos enseña Sloterdijk que “…Platón introduce un entusiasmo paradójico y de nuevo cuño: la sobria manía de la observación de las Ideas sobre la que descansará la nueva ciencia por él fundada, es decir, la filosofía…” (Idem, pá´g. 22).

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1703 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

US Y /actualidad/a146218.htmlCUS