Ring, arena y manga

¿Qué espectáculo “deportivo” prefiere entre los toros coleados, las corridas de toros y el boxeo? ¿Qué tienen en común? Las respuestas dependen del grado de adicción que se tenga por la violencia, la sangre y el maltrato. En los tres hay maltrato, sangre y violencia y en los tres puede haber alcohol como diversión “colateral”. La primera vez que probé una cerveza en mi vida fue en una manga de coleo. Estaba en Altagracia de Orituco, con una pepa de sol por el que morirían los canadienses en invierno. Con el sabor de la cerveza, que a esa edad se sentía muy amarga, me instalé en la baranda de la manga a ver el “espectáculo”. Sufrí viendo al toro sufrir. Los coleadores eran gente con plata. Hijos de hacendados casi siempre y algún “pata en el suelo” que se “coleaba”.

Para quienes no conocen este “deporte”, el mismo consiste en que varios hombrecitos cabalgan tras un toro. Con cierta agilidad se guindan del caballo del que se agarran con una mano y con la otra tratan de agarrar la cola del animal para tumbarlo. La coleada es “efectiva” cuando el cuadrúpedo da una vuelta completa. En el espectáculo hay un narrador que cuenta las “incidencias” del coleo: ¡Colmenares con la cola, Colmenares con la cola! Hasta que el torito en desgracia se cae y el tipo grita: ¡coleada efectiva de Colmenares! O algo así.

De las corridas sé menos. Pero es conocido el sufrimiento del toro. Por estos días se realizará una en el municipio El Hatillo, con la finalidad de “comprar regalos navideños para los niños”. No se sabe qué es más desagradable, si la realización de las corridas o que ésta se utilice con tan nobles propósitos. El ser “picado” o “banderilleado” causa al animal un sufrimiento enorme y heridas que terminan causándole la muerte.

Y por último nos queda el boxeo. La diferencia entre este deporte y los dos anteriores es que se sufre voluntariamente. No se trata de un animal lanzado a la arena o a una manga de coleo a enfrentarse a sus verdugos. En éste, dos seres humanos acceden a caerse a golpes. Los defensores de este “deporte” alegan que es “popular”, lo cual no sé qué significa exactamente. Lo que si sé es que los boxeadores en Venezuela salen de las barriadas y arriesgan su vida para alcanzar la fama y el dinero. Nunca se ha visto una pelea entre un Gorrondona y un Velutini. La gente con plata invierte en otros negocios y no en la autodestrucción. O colean toros.

Al boxeo se le asocia con múltiples enfermedades (Parkinson, Alzheimer y demencia) debido a la muerte de células cerebrales producida por los golpes. Si revisamos el final de la vida de los boxeadores, es común encontrar sufrimiento, sangre y maltrato. Y como en el caso de los toros, también pueden encontrar la muerte. Reiteramos la pregunta del inicio ¿Cuál de estos “deportes” es su preferido?

[email protected]

@mercedeschacin

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1231 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US N /actualidad/a111910.htmlCUS