Denuncian despidos “silenciosos” de la transnacional

Trabajadores de Masisa preparados para movilizarse a 5ta Audiencia por su Demanda en reclamo de deudas y de indexación salarial

Vista parcial de la concentración de trabajadores y trabajadoras de Masisa ante el Palacio de Justicia de Puerto Ordaz

Vista parcial de la concentración de trabajadores y trabajadoras de Masisa ante el Palacio de Justicia de Puerto Ordaz

Credito: Trabajadores de Masisa

Los trabajadores de la transnacional Masisa en Guayana se preparan para acudir a la quinta audiencia por su demanda en los Tribunales del Trabajo en Puerto Ordaz, que será el jueves 9 de diciembre. Se van a movilizar, como lo vienen haciendo y como lo hicieron esos compañeros trabajadores madereros en Guayana cuando el 29 de noviembre a las 9 AM, se presentaron ante los tribunales como movimiento de trabajadores de Masisa Venezuela, en apoyo a su asesor legal, en la cuarta audiencia que procesa la demanda por incumplimiento de acta firmada por la patronal en el año 2018 (que contiene compromisos salariales).

Dicha demanda fue introducida por los trabajadores de este sector laboral en vista de que se agotaron en años anteriores los espacios de diálogo y luego de pasar por un proceso en la Inspectoría en Puerto Ordaz, que se vio afectado por la pandemia durante casi todo el año 2020.

La inspectoría se declaró incompetente para resolver el problema en esa instancia y declinó para que se decidiera en los tribunales. En la cuarta audiencia la empresa acudió sin argumentos para desestimar la demanda ante la juez e insinuó que haría cálculos para hacerle propuestas a los trabajadores, pero no ha dado señales concretas, y por el contrario, ha emprendido una ofensiva de despidos injustificados e ilegales que violentan la inamovilidad laboral.

"Nosotros no queremos crearles falsas expectativas a los compañeros, porque sabemos que la empresa juega al desgaste y con las necesidades de los trabajadores"; expresó Jean Mendoza, trabajador que viene articulando la lucha de estos trabajadores, cuyo sindicato tiene una directiva caduca y que ya no gestiona sus reclamos, según lo contempla el Art. 402 de la Ley del Trabajo (LOTTT).

Agrega Mendoza que, "esta demanda no es solo reivindicativa, o simplemente para que se cancele lo que se adeuda a los trabajadores, sino que también es un referente para la clase trabajadora, para que se restablezca, mediante indexación salarial, el poder adquisitivo de los trabajadores y que se empiece a cumplir con la Constitución en su artículo 91, que establece el ajuste de los salarios tomando en cuenta los índices de precios al consumidor, para así poder alcanzar la canasta básica". 

Jean Mendoza, vocero de los trabajadores de Masisa, expone la situación
Credito: Trabajadores

Reportan estos trabajadores que han estado realizando asambleas en las afueras del Palacio de Justicia, donde tomaron la decisión de ir a la elección de delegados de prevención, para conseguir mejores condiciones de seguridad y salud laboral los trabajadores. Por ejemplo, en Fibranova, que es una de cuatro empresas vinculadas con Masisa, los trabajadores quieren cerrar el año con delegados de prevención y con comités de seguridad y salud laboral.

Luego de esta asamblea, los trabajadores movilizados se dirigieron hacer una denuncia por despidos de trabajadores y se trasladaron a la sede administrativa de la empresa a protestar contra los despidos "silenciosos" que viene ejecutando en sus filiales, Fibranova, Andinos y Terranova, cuyo mecanismo o "modus operandi" es suspender el salario a los trabajadores que no están "convocados" (la empresa no los tiene activos permanentemente en producción, por lo que les paga lo mínimo por motivos de pandemia, generando una situación de precariedad al no poder cobrar todos sus beneficios). Explican los activistas laborales que cuando estos trabajadores van a ver qué pasa, el por qué no se les deposita en nómina, son presionados para que renuncien al trabajo, ya que la empresa no se atreve a dar cartas de despido porque saben que están violando el decreto de inamovilidad. Ya van 35 trabajadores que están en esta situación, por lo que hacen un llamado a la Inspectora del Trabajo, Kenny Bello, para que ejecute los reclamos y reenganches pendientes, pues dicen los trabajadores que "ya basta del retardo intencional que se viene presentando, porque tenemos más de un año esperando por las providencias".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4655 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter