¿Por qué EEUU ataca a Venezuela?

Cuál puede ser el motivo para la obstinada obsesión que enarbola el gobierno de los Estados Unidos para derrocar el gobierno constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, encabezado por Nicolás Maduro Moros, veamos esta historia:

Las actividades para el uso del oro negro que salía a través del suelo en Venezuela, comenzaron mucho antes de la conquista del país por los mercenarios españoles. Solo era utilizado, así como el asfalto, por nuestros ancestros como terapias medicinales, para la iluminación y para calafatear sus embarcaciones.

A la llegada de los conquistadores españoles a finales del siglo XV, estos aprendieron de los pueblos indígenas el uso del asfalto presente de manera natural para calafatear los barcos, y para el tratamiento de sus armas. El primer envío de petróleo documentado en la historia de Venezuela ocurrió en 1539, cuando un solo barril fue enviado a España para aliviar la gota del emperador Carlos V.

En 1799 Alexander von Humboldt encontró un pozo de petróleo en la Península de Araya. Ya para 1839 el gobierno encomienda al médico José María Vargas para que investigara sobre el petróleo. Una vez hechas las respectivas averiguaciones, opinó que esta materia era más rica que la plata por la gran posibilidad de uso que tenía. En esa época solo se utilizaba el petróleo para cosas muy sencillas y su extracción era bastante rudimentaria y no se explotaba en forma industrial.

Para el año 1866 la Legislatura del Estado Nueva Andalucía (Estado Sucre), otorgó al señor Manuel Olavarría una concesión para explotar todo el asfalto que localizara en ese Estado, con algunas condiciones para el alumbrado de las calles de Cumaná, pero esa concesión no prosperó.

En Venezuela se empieza a explotar el petróleo a partir de 1875, cuando después de un terremoto, comienza a salir petróleo en grandes cantidades por una de las grietas producidas por el movimiento telúrico en la hacienda "La Alquitrana" del Estado Táchira, perteneciente al Señor Manuel Antonio Pulido. A raíz de este hecho se forma la primera empresa petrolera venezolana que se dedicó a explotar industrialmente al petróleo. La empresa se llamó "Compañía Nacional Minera Petrólia del Táchira" o "Petrolia del Táchira". Más tarde se construyó la primera refinería en la cual se producían mensualmente 60 galones de gasolina, 165 de querosén, 150 de gas-oil y 220 de residuos, lo cual se constituyó en una abierta competencia con el kerosene que desde Estados Unidos exportaba el trust de John Rockfeller para abastecer la región andina.

En el año 1887 el gobierno nacional otorga una concesión a la empresa New York and Bermúdez Company, subsidiaria de la yanky General Asphalt, para la explotación del lago de asfalto de Guanoco. No pasó mucho tiempo y en 1901 algunos caudillos encabezados por Manuel Antonio Matos, financiados por la Bermúdez, se levantaron en armas contra Cipriano Castro y este la expropió y canceló la concesión. Este incidente de litigio internacional culminó cuando el gobierno de los Estados Unidos apoyó al General Juan Vicente Gómez para derrocar al Presidente Castro y así apoderarse de nuestro petróleo.

Desde 1908 hasta 1943 fue un período dentro de cual proliferaron un carnaval de concesiones, de grandes estrategias, de controversias, de litigios y luchas de los trusts yanquis, ingleses y holandeses para apoderarse de nuestro recurso petrolero, con la connivencia del caudillo Gómez, quien se hacía rico junto a su familia y amistades.

Estados Unidos en su afán de controlar nuestra riqueza petrolera enviaron a Colombia comisionados para que adelantaran gestiones que crearan el ambiente propicio para un movimiento separatista y crear la República del Zulia. La Standard, la Gulf, la Mene Grande y la Shell, durante la IV Reública (Pacto de Punto Fijo), se enseñorean sobre el territorio venezolano repartiéndoselo y explotándolo a placer. Esta situación nos convirtió en un país totalmente dependiente de los EEUU económica y políticamente y obstaculizado para decidir sobre nuestro propio destino.

Llegado el triunfo de Hugo Chávez en 1998, quien de inmediato salió en defensa de los intereses petroleros del país y a realizar los ajustes correspondientes en PDVSA, donde una mal llamada meritocracia vendía nuestros recursos y se encargaba de preparar el terreno propicio para el engaño a nuestro pueblo sobre la explotación petrolera. De inmediato aparecen en escena las clases dominantes, pendientes de enriquecerse rápidamente con las migajas que le lanzan las petroleras y que siempre se han opuesto tercamente a la defensa de los intereses nacionales, que abogan por una entrega del país al imperialismo norteamericano y se ensañan contra la V República e intentan por todos los medios de derrocarla.

En la actualidad, Venezuela es el país con las mayores reservas probadas de hidrocarburos del planeta, con más de 300 billones de barriles seguida por Arabia Saudita y Canadá; es el noveno país exportador de petróleo del mundo; Venezuela tiene además las mayores reservas de crudo liviano en todo el hemisferio occidental; Las reservas probadas de gas en Venezuela alcanzan los 427 billones de pies cúbicos; Las reservas de mineral de hierro ascienden a 400.000 millones de toneladas métricas; además tiene localizados en el cinturón ferrífero de Guayana, Bauxita, Oro, Carbón, Diamante, Níquel, Cobre, plata, plomo, zinc, mercurio, calcio, magnesio, manganeso, caolín, arenas, fosfato, sal, yeso y talco. Esta es la cruda realidad del ¿Por qué? el apetito voraz de los EEUU por derrocar el gobierno constitucional, legítimo y popular de Nicolás Maduro y apoderarse de esta cuantiosa riqueza en virtud de que ya sus recursos minerales se encuentran en franca decadencia.

Es lamentable que "venezolanos" extraídos de un saco de gatos, se presten para traicionar su patria por un mendrugo de pan que le tire los EEUU, como lo están haciendo jóvenes títeres como "nalgas" Guaidó.

Pero es un deber impostergable de las fuerzas progresistas del país luchar con entusiasmo y calor y con todos los medios, por preservar y explotar nuestros cuantiosos recursos que le pertenecen al pueblo y no a las oligarquías.

 

joserafaelmarval@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 911 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a276454.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO