Nueve muertos en Gaza, entre ellos tres niños, por bombardeos de represalia israelí

Familiares de una de las víctimas del bombardeo en Gaza

Familiares de una de las víctimas del bombardeo en Gaza

Credito: efe

10-05-21.-Nueve palestinos, entre ellos tres niños, murieron hoy en Gaza por bombardeos del Ejército israelí en represalia por el lanzamiento de varios cohetes desde la franja que llegaron hasta Jerusalén, en una de las jornadas más tensas de los últimos años, informó el Ministerio de Sanidad del enclave.


Las milicias armadas de la franja lanzaran numerosos proyectiles que hicieron sonar las alarmas antiaéreas en localidades israelíes colindantes con la franja, en Jerusalén y el área de Beit Shemesh (centro de Israel).

Disparos de cohetes desde Gaza hacia Israel
Salvas de cohetes fueron disparadas el lunes desde la Franja de Gaza hacia Israel, al final de una nueva jornada de violencia en Jerusalén Este, donde los enfrentamientos entre palestinos y policías israelíes causaron más de 300 heridos.

Sirenas de alarmas resonaron en Jerusalén, donde el Muro de las Lamentaciones fue evacuado.

El movimiento islamista armado Hamás, en el poder en la Franja de Gaza, había amenazado a Israel si sus fuerzas no se retiraban este lunes por la noche de la Explanada de las Mezquitas, un lugar ultrasensible entre palestinos e israelíes en el centro de la Ciudad Vieja de Jerusalén.

La víspera, se habían lanzado desde el enclave palestino globos incendiarios y cohetes hacia el sur del territorio israelí en apoyo a los manifestantes de Jerusalén.

Dos de siete cohetes fueron interceptados por el sistema antimisiles israelíes. En represalia, el ejército disparó «contra puestos militares» de Hamás en Gaza y cerró el paso fronterizo de Erez, el único que permite a los gazatíes pasar a Israel.

Estos disparos tienen lugar en el cuarto día de enfrentamientos entre palestinos y fuerzas de seguridad israelíes en Jerusalén Este, sector palestino de la ciudad ilegalmente ocupado y anexionado por Israel.

Los enfrentamientos entre palestinos y policías israelíes causaron más de 300 heridos. Sirenas de alarmas resonaron en Jerusalén, donde el Muro de las Lamentaciones fue evacuado.

Llamados internacionales

En medio de cada vez más llamados internacionales a la calma, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, elogió este lunes la «firmeza» de las fuerzas de seguridad para garantizar la «estabilidad» en Jerusalén y criticó la cobertura «errónea» de los «medios internacionales».

Por su parte, la Autoridad Palestina de Mahmud Abas denunció «una agresión bárbara» de las fuerzas israelíes.

El viernes por la noche, más de 200 personas resultaron heridas en choques entre la policía y los palestinos en la explanada, en los disturbios más violentos desde 2017 en este sector.

El sábado y el domingo, la calma volvió a la plaza, pero los enfrentamientos se desplazaron a otras áreas de Jerusalén Este, donde resultaron heridas más de cien personas, según la Media Luna Roja.

Una de las causas de la reciente tensión en Jerusalén Este es el porvenir de varias familias palestinas del barrio de Sheij Jarrah, amenazadas con ser expulsadas en beneficio de colonos israelíes. En este contexto, la justicia israelí aplazó una vista sobre el caso prevista este lunes.

Estados Unidos, el principal aliado de Israel, pidió a los altos cargos «israelíes y palestinos que actúen para poner fin a la violencia» y expresó su preocupación por «la posible expulsión de las familias palestinas de Sheij Jarrah».

La Unión Europea y varios países árabes pidieron calma y moderación. Turquía, por su parte, prometió hacer todo lo posible «para poner fin al terrorismo y a la ocupación israelí».

En Jordania, un país en paz con Israel desde 1994, más de 1.500 personas se manifestaron este lunes para pedir la «expulsión» del embajador israelí.

*Con información de Efe y Afp


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1871 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter