(VIDEO) Brasil: Fuertes cacerolazos en 15 ciudades exigiendo juicio contra Bolsonaro y su errada política sanitaria

17.01.21 - El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, tuvo anoche el cacerolazo más sentido en sus dos años y 15 días de gestión en todas las capitales del país, e incluso en barrios donde en 2018 había sido el amplio vencedor, en el marco de la crítica a su manejo de la pandemia por coronavirus.

El sábado, en las principales ciudades de Brasil se llevaron a cabo cacerolazos espontáneos en los que los descontentos pedían el inicio de un juicio político (impeachment) contra el presidente ultraderechista por el colapso sanitario, a raíz de la pandemia del nuevo coronavirus, causante de la Covid-19.

Los ciudadanos, incluso se asomaron a las ventanas de sus casas para hacer ruido con sartenes y cacerolas, mientras gritaban consignas como “Fuera Bolsonaro”, “Genocida” y “Vacuna ya”.

Además, denunciaron la situación de emergencia que afronta la ciudad de Manaos (capital de Amazonas) por la escasez de oxígeno hospitalario en varios centros de salud públicos.

Los barrios de clase media alta de Manaos, bastión de Bolsonaro en las elecciones de 2018 y las municipales de noviembre pasado, mostraron un repudio masivo al mandatario, en una ciudad que sufre su segundo colapso hospitalario por la pandemia, que ya provocó 208.246 muertos en todo el país.

Los cacerolazos al grito de “Fuera Bolsonaro y “Genocida” se escucharon en barrios populares y ricos de San Pablo y Rio de Janeiro, según mostraron los diferentes medios de comunicación del país vecino.

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva en un mensaje publicado en la misma jornada en Twitter expresó “angustia, preocupación e indignación” sobre la situación en Manaos y aseguró que esta ciudad vive una “tragedia humana sin precedentes en su historia”.

Cinco partidos de la oposición presentaron un pedido de juicio político contra Bolsonaro por considerar que cometió una serie de delitos que resultó en el caos humanitario en Manaos.

Sin embargo, en una entrevista con el canal Tv Band, el mandatario brasileño dijo que “solo Dios” lo sacará del cargo y sus opositores utilizan la pandemia para “imponer un infierno en su vida”, “no existe nada concreto para mí, inventan fake news {noticias falsas} para sacarme”, agregó.

Bolsonaro es fuertemente criticado por sus sorprendentes declaraciones respecto a la pandemia. Aunque la cifra de los casos sigue aumentando, él dice que Brasil vive el “finalcito” del letal virus, incluso en su momento llegó a decir que quedarse en casa por esta enfermedad era para débiles.

La población brasileña se quejó además por la incertidumbre que existe oficialmente en torno a la vacunación y la falta de oxígeno en hospitales en Manaos, Amazonas, una de las zonas más saturadas por la asistencia sanitaria por el coronavirus.



Con información de agencias.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2519 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas