Las nuevas reglas de juego para escalar el Everest tras la escandalosa foto del gran atasco para llegar a su cima

Fotografía que le dio la vuelta al mundo de un atasco para llegar a la cumbre del Everest que pudo causar la muerte de once escaladores

Fotografía que le dio la vuelta al mundo de un atasco para llegar a la cumbre del Everest que pudo causar la muerte de once escaladores

Credito: Agencias

Una fotografía que le dio la vuelta al mundo en la que se veía una gran fila de escaladores atascados en las pendientes somitales del Everest, tomada por el alpinista nepalí Nirmal Purja durante la pasada primavera, cambiará las reglas del juego en el lalmado "techo del planeta". La instantánea, rebotada por todos los rincones del planeta, pudo mostrar la cara más absurda del ochomilismo, un tipo de publicidad indeseable a los ojos del Gobierno de Nepal, cuya reacción acaba de hacerse pública. En la próxima campaña, todos los aspirantes que quieran coronar el Everest deberán pasar un filtro, una garantía de mínimos requerimientos para evitar un nuevo colapso en la montaña, situación que causó hace poco mas de dos meses, la muerte de once montañistas.

Para dichos requerimientos, los candidatos deberán acreditar una experiencia mínima en alta montaña: demostrar que han escalado en Nepal un pico de una altitud superior a los 6.500 metros. Igualmente, se les requerirá una condición física mínima, justificada con exámenes médicos y se impondrá la presencia de un guía local. El Gobierno nepalí ya anunció hace poco más de tres años que exigiría un certificado de una cima superior a los 6.500 metros a raíz de una serie de accidentes fatales, pero nunca llegó a poner en marcha la idea.

Según comunicó a la agencia Reuters Mira Acharya, uno de los miembros del equipo de especialistas que ha tomado estas directrices, "la causa de tantas muertes se explica por mal de altura, ataques al corazón, debilidad o agotamiento, y no por el atasco en sí mismo". La obligación de contratar un guía local servirá, a su entender, para disuadir a aquellos que escalaban la montaña sin compañeros: si nadie se hace responsable del desfallecimiento de un alpinista, su muerte es inevitable.

Los candidatos deberán acreditar una experiencia mínima en alta montaña: demostrar que han escalado en Nepal un pico de una altitud superior a los 6.500 metros. Igualmente, se les requerirá una condición física mínima, justificada con exámenes médicos y se impondrá la presencia de un guía local

Sin embargo, el argumento del Gobierno falla en ciertos puntos. Los atascos y las consiguientes esperas agotan la capacidad de las bombonas de oxígeno artificial, creando un serio problema cuando el flujo regular que permite simular una altitud de unos 6.000 metros y que calienta a los escaladores se interrumpe de golpe. Si las compañías de guías no han aprovisionado a los sherpas que guían a sus clientes con bombonas adicionales suficientes, todas las alarmas se disparan. De hecho, varias de estas compañías fueron duramente criticadas la primavera anterior, por no tomar precauciones ante este tipo de desastres, a conciencia de que las escasas ventanas de buen clima podrían causar un efecto embudo cuando las condiciones del tiempo mejorasen.

Al parecer es inevitable que se den nuevas colas para alcanzar la cima del Everest, lo que obligaría a las compañías de expediciones comerciales a replantear seriamente sus programas de estrategia y logística. Ahora si estos requerimientos se llevan a cabo, cada candidato precisará un guía por obligación, por lo que el tráfico en la montaña crecerá Aunque disuadirá a los que menos recursos tengan (hasta la fecha una persona puede contratar los servicios mínimos para escalar el Everest por 10.000 euros) pues no podrán pagar a su guía. Sin embargo la moda de coleccionar la conquista de cimas de este tipo de montañas seguirá animando a muchas personas sin problemas económicos.

En cuanto a la obligación de haber escalado previamente un pico de 6.500 metros, las agencias deberán localizar y equiparar completamente la ruta más sencilla de la cima escogida: pareciera que esta experiencia previa no mejore sustancialmente la preparación de los candidatos, a sabiendas de que solo una amplia y larga experiencia en alta montaña concedería ciertos grados de autonomía a los alpinistas.

Cabe preguntarse igualmente cómo medirán las autoridades locales el límite admisible para juzgar las capacidades físicas de una persona tras analizar sus exámenes médicos: ¿qué parámetros se analizarán para oficiar el corte? Falta por comprobar si las medidas anunciadas son un maquillaje para la galería o una regulación responsable del tráfico en el techo del mundo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 10085 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/n345787.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO