En Holanda quieren “hacer estallar” a la monarquía

La cada vez más obsoleta monarquía holandesa está consternada ante el atentado de que fue víctima, al menos así nos lo dicen, la reina Beatriz. Los mismos despachos de prensa tímidamente reaccionan al preguntarse cuales fueron “… las razones que llevaron a un hombre desempleado a atentar contra su popular familia real y a matar a seis personas.”

Los mass-media, al servicio de los peores intereses del mundo se comportan siempre igual en todas partes y Holanda no es la excepción. Cuando tienen que hablar de la monarquía dicen “popular familia real”, y lo más importante que destacar, para estas latitudes, es que se frustró un show que tenían montado en el que la atracción más importante sería la abdicación al trono de la reina a favor de su vástago, el príncipe Wilhelm (para nosotros Guillermo) quien está casado con una dama argentina de nombre Máxima Zorreguieta, es decir que la futura reina, sería una de las “nuestras”.

El atacante, a quien solamente identifican como “Karst T.”, supuestamente confesó a la policía que su objetivo había sido la familia real, aunque no reveló sus motivos. Pero dicen que el tal “Karst T.” cometió el hecho “… luego de que perdiera su empleo y fuera desalojado de su casa”, pero esta aclaración, escrita casi al margen del resumen informativo, pareciera no importar mucho a la hora de explicarse el acontecimiento.

¿Cómo explicarse entonces que un hombre “de 38 años”, que “no tenía antecedentes penales ni problemas psiquiátricos”, “soltero” "simpático", "tranquilo aunque introvertido", "tímido" y que habría actuado “en solitario” fue capaz de cometer tal hecho? Tenemos la más absoluta seguridad de que la investigación, pues al efecto se designó una comisión especial a cargo del trabajo que estaría integrada --y en eso los holandeses no escatiman gastos-- por 250 policías, especialistas en crímenes, psicólogos y forenses.

Ustedes me van a perdonar, pero no creo nada de lo que los holandeses que gobiernan a Holanda están diciendo. Precisamente cuando esa “popular familia real” está más que desgastada, necesita de algo espectacular para que los dóciles holandeses de hoy, que ayer fueron fieros saqueadores, asesinos sin piedad y que fundaron un imperio que le daba la vuelta al mundo, puedan seguir gobernando a ese país. El guión está finamente elaborado y hasta el atacante suicida murió, con lo que se pone en evidencia, una vez más el apotegma: “muerto el perro se acaba la rabia”.

Para ponerle un broche de oro a la historia, tan burda y tan mal contada, les cito esto: “Pero los holandeses tienen hoy la certeza de que, en el ataque, podría haber estallado un devastador coche bomba junto a la familia real. Un fantasma negro borró todos los sueños […] se ha roto una ilusión nacional. La ilusión de la inmunidad […] en el Día de la Reina", según el diario “De Volkskrant”. O sea, que no había explosivos ni nada parecido pero se atreven a especular diciendo que, para poner dramatismo y aterrorizar a los lectores, “podría haber estallado” algo, y entonces “la popular familia real”, “podría haber” saltado por los aires, en una escena que nos recuerda la Bagdad de hoy, donde los holandeses se atrevieron a enviar tropas para secundar la aventura genocida de Bush.

Pero para que “la popular familia real” tenga algún indicio de lo que podría pasar en el futuro, les digo que el que identifican sólo como “Karst T.”, no está solo, no es un atacante “solitario” y para que me crean lo que digo, citaré un reporte que aparece en la página Web de Radio Nederland [1] :

    “Debido a la crisis económica mundial, que también está afectando a Holanda, entre 100 mil y 140 mil propietarios de viviendas se verán en graves problemas al no poder pagar sus hipotecas. Así consta en un estudio publicado por el banco ING, uno de los principales bancos hipotecarios holandeses. El principal causante de los problemas con las hipotecas holandesas es el creciente desempleo. Según la Oficina Nacional de Estadísticas, en el 2010, el desempleo en Holanda subirá al 8,5% de la población laboral. El banco ING considera que de no tomar medidas, en los próximos 24 meses, un 5% de sus clientes no podrá pagar mensualmente su hipoteca, cifra equivalente a unas 140 mil familias. Ese porcentaje es tres veces superior al del año pasado. El ING administra el 16% de las hipotecas holandesas.”

Una simple regla de tres nos indica que si el “ING administra el 16% de las hipotecas holandesas”, en Holanda podrían verse afectados cerca de 875.000 ciudadanos, en un país de sólo 16 millones de habitantes hacinados en 41.530 Km2 [2], que convierte a Holanda en uno de los países con mayor densidad poblacional en el mundo. A esto le sumamos la creciente inmigración de ciudadanos provenientes de sus antiguas colonias. Interesante polvorín, que como es previsible, puede estallar.

Notas

     [1] Radio Nederland: http://www.informarn.nl/news/noticiasdeholanda/act090417-semana16

    [2] Esta superficie es ligeramente inferior a la del estado Anzoátegui, que es de 43.300 km2; que representa el 4.7% del territorio de Venezuela. 

Correo: omar1montilla@gmail.com  

Internet: http://lapaginademontilla.blogspot.com/



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3623 veces.



Omar Montilla


Visite el perfil de Omar Montilla para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: