JotaDobleVe y Manuel Brito son clones fundamentalistas

Se esta haciendo una costumbre ver artículos de opinión en Aporrea, si es que se puede llamar así a lo que voy a nombrar, firmados por JotaDobleVe y Manuel Brito, llenos de todo clases de expresiones soeces y prendiendo el ventilador de excremento sobre todo aquel que ose tocar con el pétalo de una rosa a su impoluta revolución (así con minúscula en consonancia con el CI de esos defensores). Pero una lectura minuciosa y un análisis del estilo de tales escritos, parecen indicar que se ha realizado el primer caso de clonación en Venezuela, por que según se deduce de las similitudes, JotaDobleVe y el Sr. Brito comparten el 100% de su carga genética.

El desquiciamiento de los clones es tal que acometen contra la página (Aporrea) que acepta, y de verdad que no se como los acepta, estos panfletos de alcantarilla. Por que según los clones, Aporrea es demasiada blanda, demasiada light para su gusto, al permitir que las personas hagan críticas, denuncias y reflexiones sobre la marcha del proceso revolucionario. Una amplitud de criterio y una visión de contraloría social, esta última solicitada hasta por el Presidente, posiblemente deje pasar de vez en cuando un escuálido disfrazado. Pero eso es preferible que una censura a raja tabla que cercene a la Revolución la posibilidad de ser perfectible. Yo mismo he sido crítico de Aporrea, en el sentido inverso, al no aceptarme algunos escritos, por razones aun no esclarecidas, pero nunca he llegado con esta crítica a los groseros niveles de injuria a que han llegado los clones.

Por eso me pregunto ¿Por qué Aporrea acepta a estos energúmenos beodos salidos de cualquier bar de mala muerte, que siguen sembrando en su pagina toda clase de escatológicas piltrafas nacidas de mentes enfermas, y que utilizan su seudo patriotismo para vomitar todo su reconcomio, envidia, odios, encima de todo aquel que no sea de su gusto?. La megalomanía de estos clones se debe a que se consideran así mismos, como los únicos patriotas y revolucionarios, los únicos que pueden dirigirse al Presidente Chávez, y cuyo concepto del estado del proceso, es que aquí todo esta dirigido por un grupo de Carmelitas Descalzas, que nunca dejaran pasar por sus puras mentes el menor pensamiento de malversación, tráfico de influencias, corrupción, nepotismo y demás hierbas pecaminosas IV republicanas.

Flaco favor le hacen a la Revolución con ese tipo de defensa, que no considera la veracidad de lo denunciado, sino que se dedica a tratar de serruchar la dignidad del denunciante, buscando o inventando toda clase de sórdidos propósitos e inexpresables intenciones internas en el mismo. La única defensa que conocen estos clones, es el insulto, últimamente la han tomado contra el Sr. Eudes Vera, quien a través de cálculos matemáticos y análisis estadísticos ha llamado la atención sobre algunas contradicciones tanto en la industria petrolera como en la concepción del proceso económico, el Sr. Vera que yo entienda no a difamado a nadie, sino coloca sus estudios sobre el tapete para su crítica y análisis. Si los clones o cualquier lector de Aporrea no esta de acuerdo con los cálculos del Sr. Vera, lo lógico y civilizado, es refutar lo dicho con los propios cálculos y análisis, y demostrar que el Sr. Vera se equivoca.

Pero eso es pedir mucho a los clones, para quienes una división por dos debe ser tamaña hazaña digna de un Pentium IV, o una regla de tres simple, un cálculo demasiado enredado para el común de los mortales y cercano posiblemente a la formula de la relatividad de Einstein. Solo se desgranan en improperios, “jubilado y viejo” como si estos fueran pecados, “Prolongar la teta que chupaban en PDVSA”, como si el Sr. Vera hubiese sido de PDVSA, y soslayando una verdad a voces, que las gerencias de las petroleras siguen chupando la teta de la nación mas y mejor que antes, con la misma caja negra de remuneraciones y prebendas inmorales. “profesorados sin méritos en elitescas universidades” supongo que los clones se referirán no solo a las universidades públicas, sino a la UBV, donde la rebatilla y la mediocridad juegan maruyo, y que el Ministro Moncada llamó “cáncer”. “Que quien traiciona en batalla, además de cobarde…”, me pueden explicar los clones ¿a quien se traiciona cuando se denuncia un hecho de corrupción, al corrupto o a la nación?, y en cuanto a cobarde, quien es más cobarde que aquel que por conservar su carguito, su camburcito, guarda silencio cómplice de todas las marramuncias que observa.

Ese último, el encubridor es el que debe ser tratado como espía y aliado del enemigo, y sin ningún tipo de miramiento debe ser fusilado ipso facto en el paredón fideliano. “¿Dónde están las pruebas xxx? Preséntelas ante un tribunal”, muy enérgicos Sr. Clones, pero se olvidan que el ciudadano común no hace investigaciones exhaustivas, para eso están los organismo de inteligencia de la nación, pero lo que si puede hacer cualquier ciudadano probo, lo que ustedes obviamente no son, es denunciar cualquier actividad en la cual encuentre serios indicios de que es una actividad ilícita, sea esta realizada por un funcionario de la IV, V, VI o VII Republica. Por otra parte, ¿Qué cargos directivos han ejercido Sr. Clones?, perdón por esta pregunta, con su CI (es coeficiente de inteligencia, ustedes pueden confundirlo con cedula de identidad) difícilmente pueden hacerse el nudo de los zapatos, por eso solo usan mocasines, así que menos aun puedan dirigir sus micropensamientos, sus vidas y ni pensar en dirigir ninguna institución o departamento público.

Hoy y siempre las revoluciones que permanecen, son las que se autodepuran constantemente, y Sr. Clones de los que se depura las revoluciones es de los infiltrados corruptos contrarrevolucionarios, no de los que realicen denuncias de corruptelas. Revolución, Srs. Monogénicos, es la discusión y confrontación de ideas, y no el pensamiento único y estático, bueno como sus cabezas solo aguantan un pensamiento por año, es lógico que ustedes sean cultores del pensamiento único. Basta por tanto Srs. Clones, de seguir royendo sus traumas y limitaciones a través de insultar a los articulistas de Aporrea y de acosarlos con correos insultantes a sus direcciones electrónicas, porque la verdad no necesita defensores, y menos de tan baja ralea como ustedes, la verdad aunque calcinada por un vendaval de mentiras, siempre renacerá como el Ave Fénix de sus cenizas y alcanzara la victoria final aun después de innumerables batallas.

BENDITO SEA LOS QUE NOS ENDURECE, PARA AGUANTAR LA CATARSIS NECESARIA PARA SER UN VERDADERO REVOLUCIONARIO, QUE NUNCA PIERDA LA ESPERANZA DEL TRIUNFO FINAL DE LA JUSTICIA Y LA IGUALDAD SOCIAL.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4710 veces.



Antonio Bermúdez


Visite el perfil de Antonio Bermúdez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Antonio Bermúdez

Antonio Bermúdez

Más artículos de este autor