Ayer fue reconocida oficialmente la muerte del Bolívar

Después de una dolorosa agonía de casi dos años falleció la moribunda moneda venezolana denomina bolívar, la información nos llegó gracias a la publicación por todos los medios de comunicación del país, de un comunicado donde se fijan los precios máximos de venta de 30 rubros básicos alimenticios que de ahora en adelante deberán ser adquiridos mediante una moneda denominada dólar, conocida popularmente como ¨verdes¨. Esta nueva moneda, la cual oficialmente no era reconocida por los entes monetarios públicos, pasa a partir del primero de diciembre del año 2022, como la moneda oficial para ejecutar transacciones de compra venta de los productos alimenticios que aparecen en la lista aprobada y acordada por los comerciantes y la Superintendencia de Protección al Consumidor (SUNDDE).

Ya era hora de que se reconociera oficialmente la muerte del bolívar para que pueda recibir cristiana sepultura, ya su olor pestilente lo hacían impresentable, los comerciantes no querían ni tocarlo y a mucha gente al que este país les importa un carajo, no querían ni cargarlos en sus carteras y le habían colocado el sobrenombre de ¨EL LONGANIZO¨, (quien no sepa que significa que jurungue un poco en nuestra historia patria)

Mérida que fue uno de los primeros Estados del país que había aceptado el $ dólar como su moneda oficial para todo tipo de transacciones está de pláceme. Los comerciantes árabes que son ahora los que manejan los negocios de productos alimenticios están que bailan en una pata. Ya hay estaciones de gasolina que solo aceptan Verdes y quien no los traiga, aunque haya pasado dos días haciendo colas para llenar el tanque, ni aunque se los quiera pagar al precio del establecido por el dólar criminal, que es mayor al dólar oficial, no le venden la gasolina. En la hoyada de Milla hay ya una bomba de gasolina que por ningún motivo acepta bolívares.

Me dirán algunos lectores que estoy exagerando, pero como dice Diosdado en el programa de TV Con el Mazo Dando: ¨Si tiene rabo de cochino, pata de cochino, oreja de cochino y hace como un cochino, indudablemente es Un Cochino. Que conste, no estoy haciendo una crítica, ni me opongo al hecho consumado, simplemente quiero hacer constancia histórica del hecho sucedido. Si es justo, valido o conveniente eso es muy relativo y depende del sector de la economía que salga beneficiado o perjudicado con ello. Yo como pensionado del Seguro Social solo pido que quien me va a pedir el voto en las próximas elecciones se acuerde de mi ahora, porque yo puedo olvidar, pero no perdonar cuando me hacen algo que me perjudica y quien puede evitarlo o corregirlo no lo hace porque se cree más vivo que los demás. Hasta la Victoria Siempre.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 20450 veces.



Juan Veroes


Visite el perfil de Juan Veroes para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: